Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Infocursodirecto escriba una noticia?

Pequeñas máquinas extraescolares

21/11/2012 20:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No en pocas ocasiones los confunden el concepto "querer lo mejor para los hijos" con un afán de crear al hijo perfecto y someterlo a una formación rígida.

Cada vez hay más posibilidades respecto a las diferentes actividades que pueden realizar los niños, pero eso no significa que un hijo tenga que saber inglés, francés, alemán y además ser un virtuoso del piano y un crack en el fútbol. ‘Hay un mensaje permanente en la de tratar de ser siempre los mejores, por ejemplo la creación del bachillerato de excelencia, que es bueno intentar mejorar pero se puede convertir en una preocupación excesiva, en una obsesión’, ha comentado José Luis Linaza, Catedrático de de la Autónoma de Madrid, y miembro del Observatorio del Juego Infantil.

Cada vez son más los adultos que apuntan a sus hijos a estas actividades extraescolares con el fin de bríndarles más oportunidades. Sin embargo la sobrecarga de obligaciones y responsabilidades puede llegar a crearles ansiedad y miedo al fracaso si no consiguen ser "los mejores en todo". Por esta razón, los miembros del Observatorio del Juego Infantil, promovido por la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes, recomiendan dosificar las clases extraescolares y dejar más tiempo libre para jugar. ‘El jugar con otros igual es la raíz del funcionamiento democrático, es decir, tratar a los demás como iguales a uno mismo es la forma de entender que las reglas sociales, las reglas de los juegos no son más que el producto que el acuerdo entre ellos. Y esa idea de funcionamiento social-democrático es esencial, y no se aprende en la escuela, se aprende practicándolo en interacción con otros iguales’, comenta Linaza.

Según un preocupante estudio realizado por Juegorama, el porcentaje de niños españoles que juega a la salida del colegio se reduce con la edad, de un 89 por ciento en edades comprendidas entre 3 y 5 años, a un 39 por ciento entre los 11 y 12 años. Ante estos datos no podemos olvidarnos que los niños son niños, y que el juego supone una posibilidad de asumir los conocimientos adquiridos y de formarse en otros ámbitos iguales de importantes que el ballet o la pintura; como son las relaciones interpersonales, el compañerismo o la amistad.


Sobre esta noticia

Autor:
Infocursodirecto (213 noticias)
Fuente:
cursodirecto.com
Visitas:
1377
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.