Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Graciela Parra Chacon escriba una noticia?

Las 5 mejores y las 5 peores bebidas para pedir en una primera cita

27/08/2010 18:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Querés una noche hot? Entonces no bebas cualquier cosa. Aquí, qué pedir y qué no, para terminar a los arrumacos

Acá te contamos qué bebidas pedir en una primera cita. Y cuáles no debés pedir jamás.

Los mejores

1. Bailey’s

El Bailey’s es algo así como “el whisky de las chicas”. Suave y dulce, lo bebés igual que el scotch: en vaso bajo con tres rocas de hielo. Es cierto que no descolla en originalidad, pero para una primera cita, es una jugada segura: demuestra buen gusto y deseos de desinhibición. No falla.

2. Mojito

Otro clásico que nunca pasa de moda. A base de ron, limón, menta y soda, es refrescante, sin llegar a ser dulce y, al no tener mucho alcohol, permite pedir otras rondas sin miedo a llegar a una borrachera vergonzante. Ideal para una larga noche de verano, de esas que empiezan en una terraza y terminan donde sea que el amanecer los encuentre.

3. Botella de champagne

Compartir algo implica una coincidencia. Y eso no es poca cosa en el primer encuentro. El espumante es la mejor bebida para beber de a dos por su historia, que lo une desde siempre a situaciones románticas, y por su sabor: refrescante y liviano, lubrica diálogos y hasta los más tímidos se desatan. De la copa al beso, hay un pasito.

4. Campari con naranja

Simple, clásico, moderno. La efectiva mezcla de Campari y jugo de naranja es el puntapié perfecto para el pre dinner en una primera cena en pareja. Con un equilibrado balance de amargor y dulzura, suele ser el favorito de diseñadores, artistas y empresarios trendy. Signo de seriedad y madurez, es un muy buen punto de partida.

5. Copa de Malbec

Hasta hace no tanto, el vino era para la cena y no más que eso, pero sobre todo en la última década, el tinto llegó a los bares, que empezaron a servirlo por copa. Un sorbo de Malbec al mismo tiempo que una mirada fija a través del vidrio de la copa vale más que una vulgar guiñada de ojo. El vino es romántico y entrador. Está de moda.

No es lo mismo pedirse un delicado champagne que un rústico fernet cola

Los peores

1. Gaseosa

Nada menos seductor que pedirte una gaseosa. Y mucho peor si es light. ¿No lográs olvidarte aunque sea por un rato de tu rutina? ¿No podés distinguir una primera cita de un almuerzo en la oficina? La excusa de no poder beber alcohol por estar con antibióticos tampoco justifica tu accionar. En todo caso, pedite una cerveza sin alcohol. Pero una gaseosa, jamás. Infiere poco apetito sexual y una personalidad con ataduras.

2. Daiquiri de frutilla

Sabelo: el daiquiri ya fue. Vivió su momento de gloria hace algunos años y fue un favorito de las chicas, pero es extremadamente dulce y tiene un aspecto kitsch que avergüenza. Disimulado bajo kilos de azúcar y pulpa de frutilla, el ron casi ni se nota. Pedir un daiquiri está tan out como Phil Collins, el ICQ y la palabra ‘copante’.

3. Cosmopolitan

Otro cocktail que perdió su brillo. Lo lanzó a la fama la serie Sex & the City en los años 90, pero hoy pasó a ser tan vulgar como las películas que se hicieron en base a aquel programa televisivo. Demasiado afeminado para un hombre, y demasiado pretencioso para una chica. ¿Quién te crees que sos? ¿Carrie Bradshaw? Pedite otra cosa, por favor.

4. Fernet Cola

Debés entender que estás en una cita romántica y no en la previa con tus amigos. Si sos de esos machos ferneteros de alma, capaz de agarrarse a piñas con tal de defender su marca favorita de fernet y que tilda de “flojitos” a los que no les gusta el fernet cola, entonces… ¡bueh! Dedicate a salir con los muchachos. Ella merece algo mejor.

5. Whisky

Tiene que haber un clima de confianza como para que te pidas un whisky. Una primera cita es demasiado pronto. Es chocante oír a otro pidiéndose simplemente un whisky: palabra corta y seca, para una bebida potente que (sobre todo para los mayores de 40) remite a borracheras de las malas. Sin embargo, ojo, que puede ser seductor que ellas beban un scotch. Y si dejan su marca de rouge en el vaso, ni hablemos.

Una primera cita es un momento especial, donde el deseo y los nervios pueden jugarte una mala pasada. Para soltarte y hacer que la cosa fluya, nada como un buen trago para cada uno

Fuente Vanesa Klover http://www.planetajoy.com


Sobre esta noticia

Autor:
Graciela Parra Chacon (714 noticias)
Visitas:
6178
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Personaje

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.