Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sixtojavier escriba una noticia?

Pensando en las musarañas

23/03/2017 08:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por Juan José Ramos Melo @Birdingcanarias

Seguro que muchos de nosotros hemos escuchado en más de una ocasión la frase estás pensando en las musarañas o estás con las musarañas, pero seguro que muchos no sabemos qué son esos seres que abstraen nuestros pensamientos, llegando a imaginar que pueden ser una especie de seres mitológicos que tienen como misión distraernos, o que son una especie de furaños como los que recolectábamos durante los campamentos de verano. Pues nada más alejado de la realidad, las musarañas son unos pequeños mamíferos insectívoros que habitan entre nosotros y que podemos observar con algo de suerte en nuestras salidas al campo.

Las Islas Canarias son pobres en especies de mamíferos terrestres nativos al ser islas volcánicas oceánicas que nunca formaron parte del continente, quedando aisladas en el mar, lo que imposibilitó la llegada por sus propios medios y posterior colonización de animales no voladores o nadadores como pudieron ser ardillas, cabras, muflones, ratas o conejos, que llegaron ayudados de la mano del hombre en los últimos dos mil años.

En Canarias se conocen hasta el momento tres especies de estos raros y desconocidos mamíferos. Una de ellas es endémica, la musaraña canaria, y exclusiva de las islas de Lanzarote, Fuerteventura y el Archipiélago Chinijo. Las otras dos, aparentemente, han sido introducidas en tiempos recientes: la musarañita en Tenerife y la musaraña gris en Gran Canaria.

image

Las musarañas suelen ser de pequeño tamaño, tan solo unos pocos centímetros, y poseen un hocico alargado y una boca afilada de la que sobresalen sus letales dientes; esto las diferencia claramente de los ratones, con las que suelen ser confundidas. Se alimentan exclusivamente de invertebrados y poseen un metabolismo extremadamente alto, algo que las obliga a no parar de corretear rápidamente de un lugar a otro.

La musaraña canaria es el único mamífero terrestre no volador endémico de las islas y fue descrito como nueva especie para la ciencia en el año 1987. Hasta ese momento no se tenía muy claro qué especie era y ni se conocía muy bien su forma de vida. En la actualidad, estos conocimientos siguen siendo escasos, aunque podemos decir que suele habitar en malpaíses, zonas de lava, dunas, llanos pedregosos y huertas abandonadas de las islas orientales. Es un animal de hábitos principalmente nocturnos y muy tímido, que pasa buena parte del día en su madriguera bajo tierra, probablemente por ello ha pasado desapercibido para buena parte de la población de estas islas.

La musarañita o musgaño enano es uno de los mamíferos más pequeños del mundo, con menos de ocho centímetros de longitud. Sorprendentemente, con este reducido tamaño comparte una parte importante de su fisonomía con nosotros. Fue localizada en el norte de Tenerife en los años ochenta del pasado siglo y se trata de una especie introducida, probablemente de forma accidental al transportar mercancías desde el continente europeo hasta las islas. En la actualidad habita en buena parte de Tenerife sin ser localizada en ninguna otra isla hasta el momento. En algunos sitios, la gente del lugar la conoce como ratones que se mueren de un susto, debido a que muchos ejemplares mueren de infarto al ser sorprendidos por los humanos. Estos infartos se producen al alterar su ya alto ritmo cardiaco, que al parecer puede alcanzar las novecientas pulsaciones por minuto.

En Gran Canaria se conoce la presencia de musarañas desde hace varias décadas. Inicialmente, los escasos estudios existentes apuntaban a la posibilidad de que esta musaraña se trataba de un endemismo de la isla conocida como musaraña de osorio, pero estudios más recientes con avanzadas técnicas de investigación han dado como resultado que se trata de ejemplares introducidos de la musaraña gris, que se distribuye por el sur de Europa, de manera que lo que inicialmente se veía como una joya más de nuestra rica y variada biodiversidad, ahora constituye probablemente un voraz depredador de invertebrados nativos.

Realmente las musarañas son otras compañeras de viaje más y que nos hacen pensar en lo mucho que nos falta por conocer sobre la exclusiva biodiversidad de nuestras islas.


Sobre esta noticia

Autor:
Sixtojavier (1177 noticias)
Fuente:
revistabinter.com
Visitas:
3182
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.