Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Anibal Gómez escriba una noticia?

El Pensamiento Antiguo como razón en la búsqueda del Ser ante Dios.- Por Juan Anibal Gómez

06/09/2011 09:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La comunión de la búsqueda de la Verdad, el conocimiento del Ser y el Alma

Las distintas inquietudes Teológicas, satisfacen en parte la necesidad de la guía incondicional, para interpretar el individuo las distintas respuestas a la búsqueda del Ser a pesar de las distintas Culturas, siempre llegan a las conformidades para algunos, la desorientación e inconformidades para otros. Pero dentro de la soledad de su búsqueda, siempre se consideró la imagen de un Ser superior, cualquiera que sea su expresión o explicación, de ese estado o necesidad, que con respeto pretendió considerar la razón teológica como factor de vincular su visión a la esperanza de sus creencias especificada en tendencias primitivas y panteísta de las tribus como las razas o grupos de la actualidad en el carácter de la necesidad en su búsqueda.

Los adoradores como principios de veneración de sus tradiciones ancestrales se optaba sólo sobre el objeto de veneración, así los Eleatas, ensayaban el principio de adoración en torno a un ser sustancial e inmutable. Para Parménides existía un solo Dios, el mayor entre los dioses y los hombres, que ni en su figura ni en su pensar se parece a los mortales. Es decir lo que no se podía encausar en la ejemplaridad y principios absolutos en la Corte de Zeus, Platón, en el Eutifrón, concreta el alerta de Sócrates, como el resplandor de un Ser fuente del cósmico.

Cuando Platón afirma que Dios es la medida de todas las cosas, cobra altura el hombre medida de todas las cosas de Protágoras, porque entre ellas el hombre encuentra las respuestas razonables que en la Naturaleza no lo halla.

Análisis de las influencias en la Vida provenientes de los pensamientos de Sócrates, Platón y Aristóteles…

Platón

Platón , nacido en Atenas –Grecia- el 427 a.C., nacido del seno de una familia aristocrática, tuvo en su infancia en la Guerra del Peloponeso, algunos parientes cercanos eran enemigos de la Democracia, su madre era prima hermana de Critias el Tirano, que se tornó como Jefe de Gobierno después de la Paz con Esparta, tuvo inclinaciones de actuar en la política, pero esperó una mejor ocasión propicia para actuar en ella, de educación muy cuidada, honraba a los dioses sin fanatismos, hasta que a los veinte años encontró a Sócrates y sus amigos, siguiéndolo al maestro en sus últimos 8 años hasta su muerte.

La experiencia de su Maestro Sócrates fue su influencia mas importante, a su muerte, con los discípulos Euclides y Terpsión viajó hacia Megara, para luego seguir a Egipto, Cirene, Sicilia e Italia Meridional, lugares donde recibió lecciones de los mejores filósofos, en especial Pitagóricos –Filolao, Arquita y Timeo-, los que instruyeron en los cono-

cimientos de aritmética, astronomía y música. Continuó varios viajes científicos, volviendo a Atenas atrás de ciertas historias con cuarenta años de edad, comprendiendo la necesidad de enseñar sus conocimientos, en la Academia –nombre originado por la cercanía del gimnasio Academo-, creando la Escuela Platónica, una sociedad de rigurosos estatutos, desarrollándose después de la organización Pitagórica como la gran organización de Trabajo en Común.

Se desarrollaba allí el análisis del pensar, el lenguaje de la retórica y la poesía, el derecho, el Estado, la moral y la religión, como también se analizaba el cosmos, por medio de la matemáticas y astronomía, según los postulados pitagóricos y atomista .

Sócrates

Sócrates , nació en el 470 a.C. en Atenas, al final de las guerras Médicas, en la cual los griegos pusieron fin a la hegemonía de los Persas en el Mediterráneo, recibió la educación de todo joven ateniense, música, gimnasia y gramática, como también fue escultor como su padre. Tuvo influencias en su juventud, conociendo a Pitagóricos y conocimientos de Heráclito, como alumno de Sofistas –Arquelao y Anaxágoras-, según lo afirma en el Fedón (narración del discípulo predilecto de Sócrates). Entre sus maestros figuran dos mujeres, Aspasia de Mileto –cortesana- y Diotima de Mantinea –sacerdotisa-, quién la primera le enseño la doctrina del amor que vuelve mejor a los hombres y la segunda un personaje legendario que según algunos (R. Godel) fue importante en su formación espiritual, además se agrega al contacto de un sabio indio, que contradecía a la teoría de Sócrates, que la Filosofía fuera la búsqueda del sentido de la vida del hombre, afirmando que dicha búsqueda era en vana si no se había meditado antes en las cosas divinas.

Sócrates no ejerció ninguna profesión lucrativa y vivía con un pequeño patrimonio heredado y los donativos voluntarios de sus amigos, vivió siempre en Atenas, saliendo sólo por los juegos o expediciones militares, que, como guerrero tuvo una actitud mental extraordinaria, su temple y capacidad de concentración eran únicos, no sentía el frío ni el hambre, además nada podía cortar su tiempo de oración, pasando hasta 24 hs concentrado en sus pensamientos, participó también en la Política en el 406 a.C. en la Tiranía de los Treinta, en la cual su conducta y firmeza fue destacada como el respeto a la Justicia, no acatando órdenes injustas.

Sócrates se opone al mal, la injusticia, el apego a los placeres y excesos corporales, a la impiedad, se hizo consciente del sentimiento del interior, en el cual fue la guía de su vida (divinidad, en acepción de ese tiempo), una voz divina interior que le impide hacer lo que sería malo para él pero nunca lo impulsa a hacer nada. Esto le valió adeptos como enemigos dentro de la iglesia Tertuliano lo toma como una criatura satánica, pero para San Agustín, vió en él una criatura angelical.

Así el Cuerpo está hecho para ser esclavo, el Alma para ser la dueña

Dentro del carácter filosófico del estudio del conocerse así mismo, establece la argumentación demostrada en la inmortalidad del Alma, en el cual son tres los conceptos: el de la generación de los contrarios –combatido desde la antigüedad-, el de las reminiscencias y la Teoría de las Ideas.

En el primero, Sócrates. Afirma, que para ir más despacio hay que haber ido ante más de prisa, para estar más caliente hay que haber estado antes más frío, si algo se vuelve peor es que antes has sido mejor y así con el resto, es decir que las cosas se generan en sus contrarios. Por lo tanto la Vida nace de la muerte y la Muerte de la Vida, y las Almas han de existir en algún sitio antes del nacimiento y después de la muerte..

En el segundo interpreta el argumento de las reminiscencias, en el cual es necesario que hayamos nacido con el conocimiento de las realidades en sí y que lo guardemos toda la vida, ó que cuando decimos que aprendemos lo único que hacemos es acordarnos.

En lo tercero, en la Teoría de las Ideas, la esencia de las cosas no admite cambio. Lo bello, lo igual, es decir, el ser real, no cambia nunca. Pero si tomamos cosas hermosas, como hombres, caballos, vestidos que son iguales hermosos, nunca son los mismos, ni en relación a ellos mismos ni en relación a los demás. Por lo tanto hay dos clases de entes, unos visibles, otros invisibles: éstos nunca cambian, aquellos son siempre distintos. El Alma pertenece a los invisibles y el cuerpo a los visibles. Cuando el Alma se sirve del cuerpo a través de los sentidos, se aparta de sí misma, como si estuviera ebria; pero cuando considera algo por sí misma, se dirige hacia las cosas puras, inmortales, inmutables y permanecen en ellas, ése estado del Alma es lo que se llama Pensamiento. Así el Cuerpo está hecho para ser esclavo, el Alma para ser la dueña. El Alma es semejante a lo Divino, a lo inmortal; el cuerpo a lo humano, mortal, multiforme, disoluble y nunca igual a sí mismo.

De aquí Sócrates pasa a exponer lo que ocurre al Alma después de la muerte. El cuerpo puede durar mucho tiempo después de la muerte, sobre todo si lo embalsaman como en Egipto. Así se puede sostener que el Alma se va a un lugar que como es noble, invisible, con el que de verdad es invisible, con un Dios sabio y bueno, donde él espera que vaya su alma en pocas horas, si Dios quiere. Les quita el temor a la dispersión del Alma después de la Muerte y les expone el cuadro de lo que ocurre con éstas cuando mueren. Sócrates en otra oportunidad, explica sobre dicha teoría, que si algo es grande es porque participa de la grandeza en sí, si algo es pequeño es porque participa de la pequeñez, si algo es bello, es porque participa de la belleza.

Platón y Aristóteles

Platón -según Aristóteles en Metafísica-, cuenta como surgió la filosofía Platónica, arrancando de la enseñanza pitagórica, pero en algunos puntos se desvía de ellas, durante su vida sostuvo la idea de Heráclito de que todo lo sensible se halla en fluir constante y que, por lo tanto, no es posible conocerlo. Pero al mismo tiempo practicaba la filosofía socrática, que se ocupaba de las cuestiones éticas con exclusión de toda ciencia natural, pero no obstante, buscaba en aquellas lo universal y fue la primera que trabajó en la determinación de los conceptos. Así llegó a pensar que esta actividad tiene que ver con algo distinto a lo sensible. Denominó a esta clase de entes, “ideas”, pero afirmaba que las cosas sensibles subsistían junto a ellas, que eran las que les daban nombre; contándonos Aristóteles, la realidad de las circunstancias externas que actuaron en el nacimiento del sistema platónico, pero su proceso interno es algo que va completamente unido al pensamiento socrático.

A la muerte de Platón en el 347 a.C., los discípulos mas ilustres abandonaron su escuela, para luego bajo la Dirección de Jenócrates, la Academia subsistió hasta el 529 de nuestra era, año en que Justiniano la hizo cerrar.

Una gran cantidad de autores cristianos consideran a Sócrates y a Platón, enviados de Dios, para preparar la conversión de los gentiles, señalando que Platón empezó a divulgar las Doctrinas de Sócrates poco después de que murieron los tres últimos Profetas que hubo en Israel. Así que al desaparecer los profetas entre los judíos, surgen filósofos que empiezan a ilustrar a los gentiles. De esta forma San Pablo, encontró en algunos Atenienses la creencia en la resurrección de los muertos y la inmortalidad del Alma. Entre los Árabes, también tuvieron gran repercusión como reputación, aunque Aristóteles fue el que consiguió un magisterio exclusivo en todas las Escuelas.

Consideración: Muchos Siglos después, un ilustre cerebro pensante como Victor Hugo, desarrolló el pensamiento basada en la teoría de los Druidas, dos mil años a.C. según los cuales “ las Almas pasan a la eternidad recorriendo la inmensidad”, preguntándose la necesidad de un Orden Supremo: ¿Y no hay Dios?. ¿ Cómo el hombre, perecedero, enfermo y vil, tendría lo que le falta al Universo?. ¡ La Criatura llena de miserias tendría más ventajas que la creación llena de soles! ¡Tendríamos un Alma y el mundo no! El Hombre sería un ojo abierto en medio del universo ciego. ¡El único ojo abierto! ¿Y para ver qué? ¡LA NADA!

Observaciones:

El breve relato de los padres de la Filosofía, fue extraído de distintos Libros, en la cual dichas lecturas, no sólo promueven el análisis de dicha historia, sino además nos recuerda que la Sabiduría Humana, está guiada como reconoce una Sabiduría superior, la Divina, por lo cual queridos lectores, los invito a que puedan trazar un paralelismo desde el pensamiento de aquella época hasta nuestros días, según Niesztche, ante la muerte de Dios, estamos libres en el pensamiento de adoración, por el cual nace el pensamiento moderno, el uso y goce de nuestra propia vida como identidad, por tales motivos cuando observamos dichos principios –sobre todo en éste Siglo XXI-, la intención y consecuencia de la perdida de la Identidad, la pertenencia del individuo, su pobreza espiritual como de ubicación en la vida, por el cual nos olvidamos los objetivos primarios como así mismo buscamos en lo exterior, cuando nuestro problema y el de la Sociedad, está en conocer nuestro Interior y por ende en sí mismos, en nuestra Alma –energía- arribando a la armonía y equilibrio de nuestro espíritu para ser íntegros entre lo que creemos ser y lo que realmente SOMOS…

Cuando Platón afirma que Dios es la medida de todas las cosas

Juan Aníbal Gómez

www.JuanAnibalGomez.blogspot.com

Twitter: @anibalgomez1

Facebook: Juan Anibal Gomez


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Anibal Gómez (93 noticias)
Visitas:
7134
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.