Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Editorial Voces De Hoy escriba una noticia?

Pedro Pablo Pérez Santiesteban y su Plagio

01/06/2009 05:05 2 Comentarios Lectura: ( palabras)

Con rotundo éxito se presenta en la ciudad de Miami, el libro Plagio de lo Humano

PedroHace casi dos meses recibí un pedido especial. Y era especial porque en primer lugar provenía de alguien que considero mi hermano y en segundo lugar porque se trataba de editar un libro del cual ya yo conocía algunas de sus páginas y habían calado hondo en mí. Me estaba dando la maravillosa oportunidad de editarle un libro y en él iba a poner —y puse— todos mis conocimientos y todo mi amor. Más que trabajar puedo afirmar que disfruté cada verso, cada página, cada decisión de diseño interior, cada paso en la hermosa labor de edición.

Teníamos ambos —Pedro y Pablo y yo— también la suerte de que Tony Pol diseñaría la cubierta en base a una obra en acuarela, lápiz y tinta china sobre papel del cubano —y por demás, holguinero— Ernesto Ferriol, residente en Japón. Considero que la selección de la obra y el trabajo de diseño de Tony Pol se imbrican de manera perfecta con el título de la obra: Plagio de lo humano.

El escritor dominicano Virgilio López Azuán escribió el prólogo, donde afirma que:

a nadie le quepa dudas, en Pedro Pablo, “El mundo lleva alas”, capaz de “desbaratar por una vez la muerte” con sus versos, con sus palabras, porque irrumpe con la síntesis de un verso que no pretende más que contar sus esencias, sus raíces, sus pensamientos y sus nostalgias. Y aquí lo tienen con Plagio de lo Humano, más humano que nunca.

p

Y al fin pudimos tener el libro impreso en nuestras manos, el cual nos llenó de satisfacción a todos. En el día de ayer, sábado 30 de mayo, en el ámbito de la Peña Literaria de Arte Insomne, la poetisa cubana Odaliz de León, presentó el libro, donde primeramente señaló que el mismo “es el resultado de los desvelos del autor en esas largas madrugadas escribiendo y reescribiendo el libro”, que en sus páginas el autor “miró toda su vida, lo que le andaba por dentro y por fuera de la piel y lo calcó, lo copio fielmente y lo tradujo en versos”.

Al referirse al autor, Odaliz afirmó que “es un poeta del mundo, sin fronteras ni ataduras de ninguna clase que lo comprometan a servir de testaferro, su único sacerdocio es la palabra”.

Y es que cuando Pedro Pablo escribe, el torrente de palabras cae en el papel espontáneamente y se ordenan todas ellas como bajo un conjuro mágico del poeta. No necesita pensar más de lo que ya ha pensado, ahí está la idea, ahí la metáfora, ahí el mensaje que recibimos directo en el corazón. Todos en la Sala Teatro Lino Ferrer del Doral brindamos con Odaliz cuando dijo: “Brindo hoy por este amigo, por atreverse a tanto, nada menos y nada más que a plagiarse por dentro y por fuera de la piel y a desnudarse ante nosotros, ante los ojos del mundo, ese mundo que ladra afuera y que siempre lo acogerá en su regazo.”

. El poeta leyó algunos versos como solo él los sabe leer, que llega a todos con su voz y su sentimiento, y al final leyó dos de las prosas poéticas: “Luna de mayo” y “Dos gardenias”

En realidad a la presentación de Odaliz no le faltó ni le sobró palabra alguna, fue lo que merecía la presentación de Plagio de lo humano, que aunque no es el primer libro del autor, estamos seguros que marcará pautas. Y es muy difícil, después haber leído un libro con esos versos y esa prosa poética, y después de las palabras de Odaliz, escribir algo, pero siento la necesidad de hacerlo.

ppp

Cuando leo la poesía de Pedro Pablo, la siento como propia, la hago mía, y aunque tiene una musicalidad que le imprime un sello muy personal, a la vez cada poema tiene vida propia y se diferencia de todos los demás. En sus poemas, un nombre lo mismo bordea una cabeza que está encerrado en un corazón de terciopelo, o una carta puede deprimirse en el camino… El poeta lo mismo se lleva un poco del mar en una lata y una palma real sembrada en su pecho, que sabe el sabor de un desayuno sin buscar la prisa cuando la noche llega, que es un cuerpo vagabundo cultivando la añoranza; dedica poemas a aquellos que murieron sin arena, al amigo que quedó encerrado con sus sueños, a la adorada madre, a quien le pide: “préstame tus pechos, que necesito alimentarme”.

Y tan bellos como sus poemas son las prosas poéticas que nos entrega el libro en su segunda parte. El poeta leyó algunos versos como solo él los sabe leer, que llega a todos con su voz y su sentimiento, y al final leyó dos de las prosas poéticas: “Luna de mayo” y “Dos gardenias”. En esta última tuve el enorme privilegio de secundarlo en algo que pudiéramos llamar “casi una representación”.

od

Quisiera pedirle permiso a Odaliz para casi finalizar con las mismas palabras con que ella terminó su presentación: “Te espero pues poeta, te espero en el vórtice de una lágrima. No faltes, la luna espera”… espéranos, para irnos contigo en tus versos.

Josefina Ezpeleta

Editorial Voces de Hoy

31 de mayo de 2009


Sobre esta noticia

Autor:
Editorial Voces De Hoy (223 noticias)
Visitas:
13455
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
1
+ -
Responder

Tony Pol (01/06/2009)

Aunque ausente en contra de mi voluntad, no los dejé de pensar ayer 31 de Mayo, en especial a ti Pedro Pablo; nuevamente felicitaciones por tus contínuos éxitos. TP

0
+ -
Responder

Jacinto (01/06/2009)

Rebuscado y realmente plageado