Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

Pateras: la Unión Europea su enemiga número uno. La gran muralla verde la esperanza de África

14/01/2010 17:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La noticia semanal de la llegada de cientos de inmigrantes ilegales a Canarias en pateras puede ser banal. Pero tras ella se oculta un tremendo drama del continente olvidado, África

Las noticias de agencias dieron cuenta ya para el día 3 de enero del 2010 de la llegada de tres pateras con un total de 73 inmigrantes ilegales a bordo. Una noticia tan repetida a través de los últimos años,

en tercera o cuarta página de los periódicos españoles, no es realmente sensacional. Más o menos equivale en espacio a la reseña de un partido de segunda división de Liga. Se añade que 195 inmigrantes ilegales llegaron a las costas de Levante y Andalucía durante el fin de semana.

Naturalmente salieron a recibirles los comités de acogida acostumbrados y reglamentarios: la Guardia Civil de la zona y la Guardemar ‘ Caliopez’ de Salvamento marítimo.

Tras ser asistidos por la Cruz Roja, fueron trasladados al Centro de "acogida" en Puerto Motril.

Y cierra la información el epílogo: ‘ de acuerdo con el protocolo establecido por la Delegación del Gobierno, fueron al final puestos a disposición del Cuerpo Nacional de Policía para su identificación y realizar los trámites de devolución a su país de origen’ . FIN.

En "Diáspora", sin embargo, esto no era el fin, el "happy end’ de una película en que ganan los buenos, y los malos, los negritos analfabetos pierden. Bien mirado, ellos buscaban nada más una salida al hambre de África. Hemos querido añadir algo original para no contaros, como cada domingo, la reseña de un partido mediocre de segunda división.

Respondemos a una serie de preguntas queno se formulan ya desde hace quizás años, respecto a las Pateras y sus náufragos obligados. La prensa europea ya esta acostumbrada a leerlo como una reseña más y si formula algo es para insultarlos, sobre todo en Italia, donde il cavliere Berlusconi y otros, serían capaces de tirarlos por la borda de la patera a todos y se terminó el problema.

A esos interrogantes respondemos en dos reportajes diferentes que hemos buscado con paciencia para nuestros usuarios: El primero bajo el título ‘ Los refugiados del hambre’ , escrito por nuestro viejo colega Jean Ziegler, trabajo que no es nuevo allí donde se leyó (es una revista diplomática editada en Francia, pero muy leída en muchos países. Aunque el trabajo es del 2008, las revelaciones serán nuevas para casi todos los usuarios. ¿Sabíais que existe una guerra virtual entre la Unión Europea y África?. ¿Sabíais que antes de llegar a las costas de Levante o Canarias, los inmigrantes son sometidos con los medios más sofisticados a una vigilancia cerrada por parte de una organización europea? ¿Sabíais de la existencia de ‘ Frontex’ , organización paramilitar de la UE, persigue a ‘ todos esos negritos de mierda’ ?.

Leed los artículos y enteraros.

El segundo reportaje es esperanzador, África parece que reacciona y ese "Gran Muro Verde", para unir pueblos y no para alejarlos, como "Frontex" y compañía, es un hecho y camina a pasitos pero camina. ¿Que tal si pusiéramos a los "Frontex’ a plantar pinos?

La noche era obscura, sin luna. El viento soplaba a más de 100 kms por hora y levantaba olas de más de ocho metros con un estruendo de horror, batiendo los costados de la frágil patera. Esta había salido de unos riscos de la costa de Mauritania, diez días antes, llevando a bordo 101 refugiados africanos del hambre. Por causas inesperadas, la tempestad arrojó a la embarcación sobre un arrecife de la playa de El Medano, en una pequeña isla del archipiélago de las Canarias.

La guardia Civil encontró en el fondo de la patera los cadáveres de tres adolescentes y una mujer muertos de hambre y de sed. La misma noche algunos kilómetros más lejos sobre las arenas de otra playa de El Hierro, otra patera embarrancó llevando a 60 hombres, 17 niños y 7 mujeres, espectros titubeantes al límite de la agonía.

Una semana antes una embarcación se presentaba a la vista de las Canarias intentado llevar a tierra a un centenar de africanos refugiados del hambre. No era tierra canaria sino del Senegal y las olas hicieron naufragar la patera. Hubo sólo dos supervivientes.

Millares de africanos, incluidos mujeres y niños, acampan vallados, cerrados en las afueras de los enclaves españoles de Ceuta y Melilla, en el árido Rif. Por orden terminante de los comisarios de Bruselas, los policías marroquíes rechazan a los africanos hacia el Sahara. Sin provisiones. Sin agua. Centenares de ellos mueren; puede que miles, abandonados entre las rocas y las arenas del desierto.

¿Cuántos jóvenes africanos abandonan su país intentando llegar a Europa aún a costa de su vida? Se calcula que hay unos 2 millones de personas que tratan de entrar ilegalmente en territorio de Unión Europea y que de ellos perecen en al Mediterráneo entre 2.000 y 3.000. Y otros tantos se ahogan en aguas del Atlántico. Su objetivo es llegar a las Canarias a partir de Mauritania o Senegal o de franquear el estrecho de Gibraltar saliendo de Marruecos.

Según estadísticas del gobierno español, 47.685 inmigrantes africanos han llegado a las costas de España en 2006. A estos habría que añadir 23.151 que han desembarcado en islas italianas o en Malta partiendo de la Jamahiriya Árabe Libia o de Túnez.

Otros intentan llegar a Grecia pasando por Turquía o Egipto. El secretario de la federación Internacional de sociedad de la cruz roja o de la media luna roja, Markku Niskasla comenta: "esta crisis se mantiene en silencio. No sólo nadie sale a la palestra para ayudar a toda esa gente a gritos, pero no hay ninguna organización que establezca la verdad y tan sólo nos hablan de él las estadísticas anuales de un fenómeno que transcurre de día a día.

Para defender Europa de esos inmigrantes, la Unión Europea ha puesto a punto una organización paramilitar semiclandestina que lleva el nombre de Frontex que se encarga de guardar las fronteras exteriores de Europa".

Dispone de lanchas rápidas (armadas) para la intercepción en alta mar, helicópteros de combate, una flota de aviones de vigilancia provistos de cámaras ultrasensibles y de visión nocturna, radares, satélites y medios sofisticados de vigilancia electrónica a larga distancia. Frontex mantiene también en suelo africano campos de acogida donde se aparca a los refugiados del hambre que proceden de África central, oriental o austral, de Chad, Burundi, Camerún, Eritrea Malawi, Zimbawe, etc...

Muchos recorren África durante años atravesando fronteras y tratando de alcanzar alguna costa desde la que partir hacia Europa. Pero antes de llegar a una costa los agentes de Fontex los interceptan o bien lo hacen sus auxiliares locales (mercenarios), que les impiden alcanzar puertos del Mediterráneo, del Atlántico. Frontex tiene comprados a muchos dirigentes africanos para que instalen los campos de ‘ acogida‘ . Pocos rehúsan. Hay que salvar el honor de Argelia. El presidente Bouteflika dice: "no seremos nunca carceleros de nuestros hermanos africanos".

Organizar el hambre y perseguir a los que de ella huyen

La huida masiva de los africanos se ve favorecida por una particular circunstancia: la rápida destrucción de las comunidades de pescadores en las costas atlántica y mediterránea del continente africano. He aquí algunas cifras.

Treinta y cinco millones de personas viven directa y exclusivamente de la pesca en el mundo. De esas 9 millones en África. Los peces suministran el 23, 1% del aporte total de proteínas animales en Asia, 19% en África. El 66% de todo el pescado consumido en el mundo procede del mar y el 77% en aguas interiores. La cría en acuicultura representa el 27% de la producción mundial. La gestión de los stocks se efectúa tanto al interior como al exterior de las zonas económicas nacionales y reviste una importancia vital para el uso y seguridad alimenticia de las poblaciones la mayor parte de los estados africanos subsaharianos está en déficit.

Venden sus derechos de pesca a grandes empresas de Japón, Europa o Canadá. Los grandes barcos-fábrica de estos arrasan la riqueza pesquera de las comunidades de pescadores locales en sus propias aguas territoriales. No digamos nada del uso de redes contrarias a los usos civilizados, de las épocas de veda, etc... Juego sucio siempre normales. La mayoría de los gobiernos africanos signatarios de esas concesiones de derechos no tienen flotas de guerra. Ni medio alguno para hacer respetar los acuerdos. La piratería es de los grandes estados a costa de la vida de los africanos.

El pescado congelado, las harinas de pescado, la industria conservera, terminan la faena y muchos pueblos costeros de África dependen de las conservas que llegan de Europa, Canadá o Japón, Portugal, Dinamarca, España....

Sumidos en la miseria, la desesperación, totalmente arruinados, terminan vendiendo sus embarcaciones y no hay retiro para ellos y sus hijos sólo tienen una esperanza: llegar a Europa.

Desarmados frente a los predatores de cuatro patas, los pescadores arruinados venden sus barcas a precios bajísimos a los contrabandistas mafiosos o se convierten ellos mismos en contrabandistas. Pero las barcas están construidas para aguas territoriales y no valen para la navegación en alta mar.

Y hay todavía más, en África viven un ‘ milliard’ de seres humanos. Entre 1972 y 2002 el número de africanos subalimentados de forma permanente ha aumentado de 81 a 203 millones. Las razones son múltiples pero la principal se debe a la política agrícola común (PAC) de la Unión Europea.

Los estados industrializados de la organización de cooperación y desarrollo económicos (OCDE) han pagado a sus agricultores y criadores de ganado en 2006 más de 350 ‘ milliard’ de dólares en concepto de subvenciones a la producción y a la explotación. Resultado: la destrucción sistemática de los huertos de los pequeños agricultores africanos.

Para paliar la enorme pobreza, deforestación, sequía y desertificación de África, un grupo de 12 países ha inventado la Muralla verde

Es paradójico que por ejemplo la llamada ‘ Sandaga’ el más grande mercado de bienes de consumo de África Occidental llena de colores u olores situada en el corazón de Dakar se puede adquirir de todo, legumbres y frutos ‘ exóticos’ franceses, españoles, portugueses, italianos y griegos, etc...

En contraste a pocos Kilómetros bajo un sol brillante, el agricultor africano pobre con sus hijos, su mujer y su familia entera trabaja quince horas al día y no puede alcanzar el mínimo vital.

De 52 países africanos 37 son casi puramente agrícolas

Pocos seres humanos trabajan tanto la tierra y en condiciones tan difíciles como los agricultores wolof de Senegal los bámbara, de Malí, Mossi, de Burkina Faso, Obashi de Kivu.

Pero volvamos por un momento a ‘ Frontex’ . La hipocresía de los comisarios de Bruselas es detestable: por una parte organizan la hambruna en África y, por otra, criminalizan los refugiados del hambre.

Aminata Traoré resumen la situación así: ‘ los medios humanos financieros y tecnológicos que despliega la Europa de los 25 contra los flujos migratorios africanos son de hecho los de una guerra entre esa potencia mundial y los jóvenes africanos rurales y urbanos sin ninguna defensa, cuyos derechos a la información económica, al trabajo y a la alimentación, olvidados en las escuelas de su país de origen son nada más estructurales.

Víctimas de las decisiones y de las artes macroeconómicas de las que no son responsables, son humillados, perseguidos y vigilados cuando intentan buscar una salida en la emigración. Los muertos, los heridos, y los minusválidos resultantes de los acontecimientos sangrantes de Ceuta y Melilla en 2005 así como los miles de cuervos sin vida que se arrastran salidos de las pateras todos los meses en las playas de las islas canarias, de Lampedusa o de cualquier costa son naúfragos del hambre de la emigración forzosa y además criminalizados, en España, Italia, Francia y en Inglaterra los pocos que llegan allá.

La gran muralla verde para frenar la desertificación y el hambre

DAKAR - África al sur del Sahara ha iniciado un ambicioso proyecto transcontinental denominado la Gran Muralla Verde (GMV) para hacer frente al cambio climático y a los desafíos del Medio ambiente con sus efectos galopantes de desertificación. Según un informe recientemente publicado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), los esfuerzos de conservación de los bosques en los países del Sahel son desalentadores en relación con el rápido avance de la deforestación. Se pierden anualmente dos millones de hectáreas al año en la banda del Sahel.

En el curso de una conferencia científica internacional de dos días, en la capital del Senegal, se ha decidido llevar adelante el GMV. El Gran Muro Verde, que será una banda de tierra que irá desde Dakar a Djibuti, atravesando once países: Mauritania, Mali, Níger, Burkina Faso, Nigeria, Senegal, Etiopía, Eritrea, Djibouti.

Por otro lado, la Gran Muralla Verde constituirá una especie de cinturón de vegetación de 15 kilómetros de ancho, multiespecie. O los pioneros de la idea piensan que la Muralla constituirá un vivero de multiespecies, ya que cruzará África a lo largo de 7.200 kilómetros uniendo Dakar con Djibuti. Cada país de los involucrados deberá delimitar su zona con una mancha de árboles e 20 kilómetros.

Los países participantes han llegado a acuerdos muy concretos en encuentros organizados por el gobierno del Senegal bajo la egida de la Unión Africana (UA) y la Comunidad de estados subshelianos (CENSAD). Todos están conscientes de la tremenda degradación del subsuelo del sur del Sahara que conlleva emigración y conflictos entre las etnias. Todos, asimismo, estiman que la Gran Muralla Verde puede ser una solución que evite el terrible éxodo de los africanos hacia Europa principalmente

En condiciones infrahumanas de sobra sabidas.

Según el secretario de la CENSAD, doctor Mohamed Al Madani Al Azari, ésta es una oportunidad, quizás la última, de relanzar programas de conservación y restauración de ecosistemas dañados y de mejorar el clima y terminar con la sequía o mitigarla.

El secretario de la CENSAD, Dr. Mohamed Al Madani Al Azari, añade que la GMV está pensada en especial para salvar tierras y bosques que en 25 años, de otra forma, estarían perdidos irreversiblemente. Los representantes de los países afectados se han comprometido a colaborar con las Naciones Unidas en la consecución de esa tarea que sería imposible sin una conciencia colectiva sabeliana, africana y humana.

Este proyecto va a contribuir a la lucha contra el avance inexorable de la desertificación y la restauración de zonas degradas del Sahel con vistas a una gestión durable de los recursos naturales de África.

Al Azari piensa que la edificación de un muro que no separa sino que une a los pueblos en zonas áridas y desheredadas de África tendrá efectos e impactos positivos sobre las poblaciones y de su calidad de vida. ‘ La GMV integra mecanismos diversos de desarrollo humano, tales como el progreso durable de nuestra tierra y la lucha humana contra la pobreza’ .

Abdula Dia, presidente del comité científico internacional del proyecto, estima que GMV no se debe concebir solamente como un mecanismo de desarrollo y de gestión del Medio Ambiente, con la simple tarea de plantar unos árboles, sino como un modelo de recuperación integrada de zonas desheredadas de las que todos pueden beneficiarse.¡No más inmigración hacia Europa!.

Esta línea de defensa del verdor situada entre el Sahara y el sahel, es una esperanza para nosotros los africanos, pero también una ilusión para todos de la posibilidad de un mundo mejor para los humanos. La Gran Muralla Verde será pronto patrimonio d la humanidad, según los portavoces del proyecto.

En lo que respecta a las especies vegetales a seleccionar. Dia cuenta con el asesoramiento y ayuda de expertos de otros continentes como el Japón, China y los estados unidos.

Se cuenta con la pericia de los profesionales a fin de valorar y sopesar todas las todas las posibilidades en términos de farmacopea africana.

Interrogado sobre otras ventajas o aspectos generales de la Muralla, estima que los gobiernos africanos tomen en cuenta los problemas climáticos involucrados que a la larga les beneficiarán cuando la atarea tome cuerpo.

Es obvio que el proyecto va a contribuir en una disminución tangible de la emigración económica y ecológica ya que con los suelos regenerados el emigrar y dejarlo todo atrás no tiene sentido. Permitirá asimismo a crear iniciativas de investigaciones transdisciplinarias con vocación regional. También creo que va a favorecer a una libertad de movimientos e intercambios entre los científicos africanos.

Para el representante de la comisión de la Unión Europea (UE), Jules Hervio, ‘ los conocimientos locales deben aprovecharse para el triunfo del proyecto. ‘ La gran Muralla Verde’ está inscrita ya, como una de las más destacadas empresas humanas, en la conciencia internacional de los mecanismos de desarrollo limpio, es decir la reducción de los gases de efecto invernadero y las migraciones económicas y ecológicas.’

Según el Secretario Ejecutivo del Observatorio del Sahara y del Sahel, Youba Sokona, el proyecto GMV no es únicamente preocupación de los dirigentes políticos, sino también de los cuadros y jefes de empresa africanos que deben implicarse en esta promisora lucha contra la desertificación y la pobreza.

‘ Se trata de un programa real de desarrollo por tanto es necesario zarandear nuestras costumbres más rutinarias y reinventar los tipos de institución más adecuados al proyecto en cada uno de nuestros países. Eso nos permitirá además aportar nuestros conocimientos científicos a esa empresa’

Sokona estima que las empresas especializadas de los estados africanos deben comprometerse a producir plantas ad hoc o hacerse cargo de preparar superficies, para la plantación o para el cercado del largo recorrido de la Muralla.

Según Ibrahima Sawadogo del Ministerio del Medio Ambiente de Burkina Faso, su país comenzó ya la reforestación de algunas zonas de su territorio. ‘ El año pasado ya plantamos 9.000 árboles, eso en la lucha contra el cambio climático, o sea que el nuevo proyecto es ya una sinergia de las fuerzas que se mueven en pro de un África Verde’

Por su parte, Cheikh Ndiaye, de la dirección del Medio Ambiente del Senegal indica que el pasado año, se han terminado más de 20 kilómetros de arbolado y este año se cuenta con plantar 10.000 árboles.

El presidente senegalés, Abdulaye Wade, quien presidió la inauguración de los encuentros de los 12 países comprometidos exhortó a la comunidad científica tratar de ir aún más lejos en la búsqueda de ideas para el proyecto panafricano.

Wade reconoció que a nivel mundial falta una voluntad política que implique una dedicación al cambio climático y a la desertificación. ‘ Hay demasiados intereses de tipo estratégico que se combinan negativamente para una lucha eficaz en ese terreno. Este proyecto puede ser una especie de pulmón verde que permita una sensible reducción de los gases de efecto invernadero’ .


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1358 noticias)
Visitas:
18405
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.