Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

El paraíso fiscal es un infierno para los desposeídos y más para las víctimas de la pobreza extrema

17/02/2015 11:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las facilidades que dan la comunicación electrónica y la libertad de movimientos de capital hace que el nombre de "paraíso fiscal" quede un poco "demodé" porque ya no hay islas paradisíacas off-shore ni sitios lejanos todo está a mano o al ratón de ordenador

Paraíso (del latín paradīsus) es un lugar ideal, una utopía o un sitio con condiciones muy satisfactorias y placenteras. El adjetivo fiscal, por su parte, está vinculado a lo perteneciente o relativo al fisco. Se conoce como paraíso fiscal al territorio cuyo régimen tributario es especialmente favorable a los no residentes. Por lo tanto, muchos ciudadanos y empresas se domicilian en dicho territorio con fines legales, aún cuando no vivan allí. O con fines no tan legales.

En los últimos años, tanto por determinadas acciones de personajes famosos del mundo artístico o deportivo así como por tramas de corrupción política, el término paraíso fiscal está de actualidad.

Los regímenes tributarios de los paraísos fiscales  contemplan la exención parcial o total del pago de impuestos. Por ejemplo: un millonario que vive en Estados Unidos debe pagar una gran suma de dinero en concepto de impuesto a las ganancias. Si dicha persona establece su domicilio legal en un paraíso fiscal, pagará mucho menos dinero por cuestiones impositivas.

Los paraísos fiscales suelen ofrecer otras ventajas, como leyes o normas que no permiten el intercambio de información  fiscal con otros países. A estos territorios se les acusa de falta de transparencia, lo que quiere decir que permiten el lavado de dinero u otro tipo de delitos financieros. Y otra serie de señas de identidad muy significativas.

Un paraíso fiscal no funciona solo tiene un servicio de empresas auditorias, las sucursales de la banca legal como el caso del HSBC de la lista Falciani

Los paraísos fiscales constituyen un entorno especialmente diseñado para depositar, guardar, invertir o recuperar el botín mal ganado o evadido por los CEOs, dictadores, narcos, traficantes de órganos...Gozan de un servicio sofisticado de asesorías, bufetes fiscales, empresas auditoras, y por supuesto de sucursales de la banca "legal" especializadas en éste tipo de operaciones.

Pagar impuestos es una cuestión casi voluntaria para las empresas y los ricos. La capacidad de evasión es total. Las ganancias obtenidas de ventas inmobiliarias o en operaciones con acciones, de herencias y legados...cualquier tipo de ganancia se puede atribuir a las filiales trusts o fundaciones ubicadas en los centros offshore de forma; todo el peso de la recaudación de los estados se hace vía el IVA o el IRPF de los que no saben o no quieren evadir.

Otra ventaja es  evitar el control de cambios del propio país o eludir la convertibilidad de la moneda. Otras veces, lo que se pretende es centralizar la gestión financiera de las sociedades

Para la vuelta a circulación legal gozan de la inestimable colaboración de las cámaras bancarias de compensación (Clearstream, Euroclear) que filtran la suciedad de las operaciones, y permiten depositar en cuentas listas para gastar el dinero bien lavado libre de impurezas.

Según el investigador Xavier Harel, citado por el periódico Vanguardia de México, del 30 al 40% de los impuestos que deberían recaudar las naciones en desarrollo terminan en paraísos fiscales. Los hombres más ricos del mundo sacan su dinero del país en que residen para evadir algunas regulaciones, pasándolo a jurisdicciones secretas, de acuerdo con un estudio realizado por Tax Justice Network (TJN), un organismo especializado en el tema.

La investigación señaló que existe un gran índice de desigualdad, ya que de los casi 10 millones de titulares de cuentas extranjeras, unas 92 mil pertenecen a las personas más ricas del mundo, es decir, el 0, 001% de la población del orbe. Además, remarcó la amenaza de la situación por considerarla uno de los problemas económicos más graves que enfrentan los países en desarrollo y que contribuye a agudizar la pobreza.

Una crítica fundamental a esta situación es la poca atención que se ha prestado a lo que los expertos consideran una especie de agujero negro de la economía mundial, ya que además del dinero en efectivo hay otras formas de riquezas insospechadas, como obras de arte, escondidas libres de impuestos en esos polos de evasión fiscal.

La libertad absoluta para los movimientos de capitales a nivel mundial, y la comunicación electrónica, permiten que las operaciones se realicen desde cualquier oficina de un banco o de una corporación. El aislamiento de Liechtenstien en los Alpes, sin aeropuerto ni estación de ferrocarril, no es obstáculo a su operativa. Las transacciones son simples apuntes electrónicos entre diferentes entidades. El "papel", los títulos de valores o los documentos quedan depositados en origen y el registro "notarial" en las cámaras de compensación y liquidación de Clearstream.

El paraíso fiscal de Londres: Si además tenemos en cuenta que el principal valedor del sistema de paraísos fiscales es la plaza financiera de Londres con imposición débil o nula para los no residentes (200.000 no residentes están exentos de impuestos: financieros de la City, futbolistas, cantantes, grandes traficantes, secreto profesional, procedimiento de registro simplificado, libertad total de movimiento de capitales, apoyo de una sólida estructura financiera, buena imagen de marca y una densa red de acuerdos bilaterales con otros paraísos fiscales, no cabe duda de que los paraísos fiscales son consustanciales al sistema en su actual andadura.

Por lo visto hace falta que un alto  de Clearstream sea despedido para que nos enteremos de las operaciones del Banco Ambrosiano (Vaticano), del Banco Menatep y las mafias rusas, de las comisiones para ventas de fragatas o de las operaciones ilícitas de la CIA en Irán; tráfico de armas en Siria o de Lichtenstein con datos sobre miles de millones de euros evadidos de Alemania, Italia, EEUU o España. Fue en la década de los años sesenta cuando comenzaron a surgir los paraísos fiscales, aunque sería en los ochenta cuando definitivamente se establecieron como tal.

Lo habitual es que aquellos se establezcan en zonas exóticas o bien minúsculas como sería el caso de las Islas Salomón, Fiji o la Isla de Man.

Entre los principales paraísos fiscales reconocidos por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se encuentran Bahamas, Islas Cook, Panamá y Santa Lucía.

En paraísos fiscales de todo el mundo se esconden unos 14 billones de euros, lo que supone a los gobiernos normales de todo el mundo una pérdida de ingresos fiscales en torno a 120.000 millones de euros. La organización internacional  dio a conocer estos datos coincidiendo con la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea (UE), que se celebró en Bruselas y con la que se busca reforzar la lucha contra la evasión y el fraude fiscal.

"Los líderes de la UE en su reunión pretendían ponerse de acuerdo para actuar de inmediato para acabar con la evasión fiscal, pero antes necesitan poner su propia casa en orden", señala la organización en un comunicado. Asimismo, apuntan que dos tercios del dinero, que supone unos 9, 5 billones de euros, están "en paraísos fiscales vinculados con la UE".

"En momentos como el actual, en que ciudadanos de países ricos y pobres sufren la austeridad por los déficit de los presupuestos nacionales, ese dinero podría proporcionar financiación para servicios públicos esenciales como salud o educación", considera la organización.

La Unión Europea, desde hace mucho tiempo, ha renunciado a reconocer y defender derechos humanos

Se ha convertido en una plataforma del capital que controla los mercados y los gobiernos de los Estados  ricos. Ya nadie puede creerse que sus principios constitutivos presidan las políticas comunitarias.

Basta con recordar el abandono y la traición de principios como “derechos humanos de minorías”, “economía social de mercado”, transformada luego en una “economía de mercado abierta y de libre competencia”, “pleno empleo y progreso social”, el “combate de la exclusión social”, la “erradicación de la pobreza”, la “igualdad de los ciudadanos” y así sucesivamente.

Son necesarios profundos cambios normativos para que la UE deje de ser la máxima expresión del poder del “fundamentalismo del mercado” a través de sus políticas económicas neoliberales que generan desigualdad social y económica y pobreza, con especial incidencia en la infancia.

Paraísos fiscales vinculados a la UE

La responsable de Oxfam para la UE, Natalia Alonso, considera "escandaloso" que los Gobiernos permitan esa situación, al tiempo que señala que considera que esas multibillonarias cantidades de dinero en paraísos fiscales podrían ayudar a acabar con la pobreza extrema en el mundo.

Los "paraísos fiscales bajo jurisdicción de la UE, como los de Luxemburgo, Andorra o Malta, Reino Unido, facilitan la pérdida de más de 80.000 millones de euros en ingresos fiscales.

Más del 50 % de esa cantidad corresponden "al Reino Unido". "Los líderes europeos no tiene ninguna excusa para no actuar cuando tal cantidad de dinero está oculta en esos paraísos fiscales de los que son responsables", afirma Alonso, que insiste en que "ya es hora de que por una vez la UE se coloque junto a la gente normal y no con unos pocos privilegiados". "Su credibilidad está en juego", ha añadido.

Alonso ha señalado que, a menos que la UE acuerde elaborar una "lista negra y adopte medidas", de la cumbre de mañana "no saldrá más que aire". "Es sorprendente que Estados Unidos ya haya colocado en su lista negra a Luxemburgo o Chipre, y que la UE no haga nada", subraya.

Los españoles tenían en 2013 más de 144.000 millones de euros en paraísos fiscales, y más de la mitad de esa cantidad está en Suiza.

Esta es una de las conclusiones que se derivan del informe sobre la estimación del fraude fiscal que ha presentado el director ejecutivo de Fedea, Ángel de la Fuente, y el investigador de la Universidad de Zaragoza y colaborador de la Fundación, Julio López Laborda.

Esto supone una pérdida en recaudación tributaria de 7.400 millones de euros cada año, si a esa cantidad se le aplicarán los tipos máximos en los impuestos del IRPF, Sucesiones y Patrimonio, el importe evadido a la Hacienda española ascendería a 7.400 millones de euros cada año. Los multimillonarios aumentan cada año en España, según la revista Forbes. Los 20 más ricos de España ingresan tanto como el 20% más pobre de toda la población.

Paraísos fiscales, inversiones públicas

Se pide que los países se comprometan a no utilizar paraísos fiscales para evadir impuestos, es decir se abstengan de emplear la riqueza económica para obtener favores políticos, que las inversiones sean públicas y que se destine la recaudación fiscal para proporcionar a los ciudadanos sanidad, educación y protección sociales universales.

"La crisis económica, financiera, política y social que padece España tiene buena parte de su origen precisamente en esas dinámicas perniciosas donde el interés público y los procesos democráticos han sido secuestrados por los intereses de una minoría", explica el director de Intermón Oxfam, José María Vera.

El informe destaca que este foro mundial de Davos ha identificado la creciente disparidad de ingresos como el segundo riesgo más importante a nivel mundial, ya que estima que "está socavando la estabilidad social y atenta contra la seguridad a escala global".

"No podemos pretender ganar la lucha contra la pobreza extrema sin abordar la desigualdad"

Esta creciente lacra está creando un círculo vicioso en el que la riqueza y el poder están cada vez más concentrados en manos de unos pocos, dejando al resto de la ciudadanía las migajas".

El informe explica que "el caso de España es especialmente preocupante" por el efecto de la crisis financiera y de las políticas que se han adoptado, "que han castigado de manera especial a las clases medias y a las personas más desfavorecidas".

¿Cuándo se hará aplicación de la previsión del Art. 17 de la Carta de los Derechos Fundamentales que contempla la privación de la “propiedad privada” por razones de “utilidad pública”¿.Ya ha llegado el momento

La Organización Transparencia Internacional (IT) ha pedido a los líderes de la Unión Europea que terminen con el secreto bancario que facilita la corrupción y la evasión fiscal

"Que no se haya hecho recaer el esfuerzo económico para encarar la crisis en quienes tienen más recursos, junto con la impunidad con que se ha tratado a los responsables de la debacle financiera, y la falta de una actuación clara y contundente contra una corrupción cuyas evidencias se multiplican día a día, inocula una tensión insoportable en la sociedad".

La complicidad de los corruptos en España, de los que han salidos a la luz es posible gracias a los banqueros

Datos, siempre provisionales, dado el constante aumento de la corrupción: 1.661 procesos por corrupción. Más de 500 imputados (de ellos 100 banqueros).

Solo unos 15 en prisión (es justo decirlo, la mayoría en Baleares). Situación injusta e insostenible. ¿Por qué no dimiten los responsables públicos imputados por corrupción, como Magdalena Álvarez en el Banco Europeo de Inversiones, por el fraude de los ERE?

¿Por qué no dimiten los altos cargos y ministros del Gobierno del PP, cuando ya se ha acreditado la relación de algunos de ellos con la caja B de la trama Gürtel?

Aquí estamos para denunciarlo y expulsarlos de la política que, de ser una actividad digna si se ejerce honradamente y al servicio de los intereses públicos, se transforma en un modo de vida que transgrede los principios éticos y se convierte en un modo inmundo de ejercer la política que repele a la conciencia ciudadana.

En cuanto a los cargos públicos electivos o de designación política, basta ya de profesionalización de la política. Como exige la Convención de NNUU contra la corrupción, debe establecerse la ”rotación” temporal en los cargos electivos; y, desde luego, techos salariales, con plena transparencia de sus retribuciones y accesibilidad inmediata a dichos datos por los ciudadanos.

En cuanto a los partidos políticos, dos exigencias fundamentales:

· Que la Ley de Partidos se adapte a la Convención de NNUU contra la corrupción. Es decir, que exija a sus miembros que obren con“integridad, honestidad y responsabilidad” para que pueda “ejercer sus funciones de manera eficaz y sin ninguna influencia indebida”.

 · En cuanto a la financiación privada de los partidos, suprimir la de los préstamos o créditos por las entidades financieras, en cuanto generan un grado de endeudamiento con la banca y la consiguiente dependencia fáctica de ella, lo que es incompatible con el ejercicio imparcial de sus funciones constitucionales.

Un documento titulado: "Gobernar para las élites; Secuestro democrático y desigualdad económica"

"Ricos y pobres vuelven a aparecer con su perfil radical: los 300 más ricos del mundo añadieron a sus fortunas 524.000 millones de dólares en 2013

Los países  convertidos en  paraíso fiscal al ofrecer esas ventajas a los extranjeros,   pretenden básicamente  atraer divisas del exterior para así poder fortalecer sus economías. Las empresas que deciden apostar por el citado paraíso lo hacen sobre todo reducir lo que sería su factura fiscal, disminuir su cuenta de gastos y hacerse mucho más competitivas en el mercado.

El hecho de que hayan crecido notablemente las naciones que se enmarcan bajo esa categoría se debe al que en algunos países, especialmente en los del continente europeo, establecen impuestos muy altos que pueden llegar incluso hasta el 50% de lo que son los ingresos.

Existen diversos tipos de paraísos fiscales. Por un lado, se encuentran los que están especializados en la gestión de las grandes fortunas y por otro están los centralizados en la fiscalización empresarial.

Es habitual que en un paraíso fiscal convivan dos regímenes impositivos: uno para los ciudadanos y las empresas locales (similar al de cualquier otro país) y otro para los extranjeros (con beneficios adicionales).

¿Se podrían controlar los manejos de los paraísos fiscales?

En realidad, si existiera voluntad política para ello, el control de los movimientos de capital es técnicamente muy sencillo.

Actualmente el 99% de las transacciones monetarias y de valores (acciones, títulos...) son registros electrónicos que finalizada la jornada implican saldos a favor o en contra del propietario. Éstos ajustes de moneda y de títulos se realizan dentro de dos o tres empresas de clearing internacional (cámaras de compensación), en Luxemburgo y  en Bélgica.

Éstas empresas guardan un registro de todas y cada una de las operaciones que se efectúan y, en contra de lo que suele creerse, la gran mayoría de transacciones en fonos criminales también pasan por éstos registros, es decir, por el sistema financiero oficial.

Así pues el sistema financiero ha simplificado sus procesos de tal forma que funciona con unos mecanismos simples y poco numerosos.

Pero por otro lado, y al amparo de la desregulación iniciada por R.Reagan y M.Thatcher en los años 80, una compleja maraña de estructuras jurídicas relacionada con los nuevos "productos" financieros, las sociedades fiduciarias y los paraísos offshore, han convertido el mercado financiero en un panorama opaco en el que navegar sin preocuparse por las obligaciones legales vigentes en los países de origen.

Mientras, el Banco Central Europeo, centro de las políticas económicas y monetarias, es ”independiente”, es decir, no puede ser controlado por los ciudadanos europeos. El círculo de la impunidad está muy bien cerrado.

A menudo hablamos de éstos lugares que se utilizan para lavar dinero o para evitar pagar impuestos, pero casi nunca se mencionan cifras del dinero que esa gente escaquea en realidad, ni del verdadero volumen de las operaciones que se implican en éste fraude fiscal. Los siguientes datos provienen del Banco Mundial.

Datos del Fondo Monetario Internacional(FMI) y del Banco Internacional de Pagos (BIS)

Oxfam estima que el 19, 5 % de los depósitos globales están en esos paraísos fiscales, y señala que basa su cifra en las estimaciones periódicas que proporcional instituciones como el Banco Internacional de Pagos (BIS), el Fondo Monetario Internacional (FMI) o el banco central holandés.

Para realizar sus cálculos, la organización internacional ha declarado que usa la lista norteamericana de paraísos fiscales, y que de ellos 21 están relacionados con la UE y 10 con uno de sus estados miembros, el Reino Unido (Anguila, Bermudas, Islas Vírgenes británicas, Caimán, Gibraltar, Guernsey, Isla de Man, Jersey, Montserrat y Turks y Caicos).

Además, la organización Transparency International (TI) ha pedido a los líderes de la UE que aprovechen esta reunión "para acabar con el secreto financiero que facilita la corrupción y la evasión fiscal". También han recomendado a los Veintisiete que aprueben de forma unánime la directiva sobre el ahorro fiscal en la UE, en la que se han de incluir reformas que eviten las actuales lagunas legales y que acuerden el intercambio automático de información fiscal.

"La corrupción y la evasión fiscal no son solo problemas para la UE", ha afirmado la organización, que ha pedido a los líderes de la Unión que reconozcan que también tienen obligaciones hacia los ciudadanos del mundo en desarrollo y que por ello se comprometan a ese intercambio automático de información financiera y lograr un sistema fiscal internacional justo para todos los países, que garantice que las grandes empresas paguen lo que les corresponde allí donde realizan su actividad.

“Si empezamos por el propio Banco de España, vemos que, cuando ha habido problemas, no ha sido capaz de detectarlos. Gran parte de la crisis que estamos sufriendo en España es consecuencia de la crisis que han desatado los bancos. Y el Banco de España no fue capaz de aplicar medidas correctoras en su momento porque, en lugar de estar controlando a las instituciones financieras, de alguna forma se dejaba gobernar por esas instituciones financieras.”

Otro ejemplo para el consejero de Gestha es la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la cual ha sido incapaz de intervenir en los casos “donde era imprescindible que interviniera”. Uno de ellos es el de las sociedades de inversión colectiva, que en la práctica se utilizan como instrumentos para defraudar, evadir impuestos, señala.

“Estamos hablando de las sica (sociedades de inversión de capital variable). Son legales, pero la forma en la que se utilizan no es tan legal y ahí es donde tendría que intervenir la Comisión. Una sicav no es más que una sociedad de inversión colectiva y ¿qué ocurre? Que ponen como mínimo la exigencia de 100 socios. En la práctica hay 100 socios pero son hombres de paja, y hay un solo socio que es el que realmente maneja la sociedad y hace con ella lo que le place. La puede convertir en una sociedad patrimonial, en una sociedad de tenencia de bienes y puede hacer con ella lo que quiera porque la controla. Así se pervierte la legalidad y se utiliza para algo que no estaba pensado, y de una forma totalmente irregular.”

Respecto de la fiscalización del gasto, explica que en España opera un sistema con un control externo, que es el Tribunal de Cuentas, y un control interno, que son las intervenciones delegadas, la intervención general del Estado, las intervenciones de las comunidades autónomas y de la administración local.

“El Tribunal de Cuentas es control externo, porque no depende del gobierno, depende del Parlamento. Tendría que ser autónomo, pero en la práctica no es tan así. Cuando actúa ya han pasado unos 2 o 3 años, mínimo [de que se ha ejercido el gasto]; esto es completamente extemporáneo y, en general, no es capaz de detectar los problemas de corrupción, y de fraude.”

Manuel Redal considera que los controles en España, en su conjunto, son muy bajos. En la práctica, dice, operan con técnicas y procedimientos que no sirven para el verdadero objetivo, que sería controlar la eficacia del gasto y que no hubieran casos de corrupción.

En cualquier caso se ha aprobado una ley de transparencia, que todavía no entra en vigor, y que tiene algunas cosas positivas; pero tal y como está redactada no creo que vaya a suponer una gran mejora. Quienes la han redactado son los verdaderos responsables de que España no sea transparente.

En el inicio de un pormenorizado examen de los “delitos de cuello blanco”, se cita un fundamentado informe con motivo de la quiebra de Lehman Brothers en 2008, en el que se afirma: “El capitalismo moderno ha emulado este sistema de castas”, refiriéndose a los brahmanes indios. Castas que hoy, en España, sin exceso alguno, es un calificativo aplicable también a dirigentes políticos del PP y del PSOE.

Estamos ante un doble reto: La desigualdad social existente, consecuencia de las políticas de austeridad dictadas desde las instituciones comunitarias y aplicadas dócilmente por los gobiernos del PSOE y del PP y el secuestro de la honradez democrática en el Estado español. La situación actual tiene varios puntos de partida:

“Hay un problema muy grande: no sólo los órganos de fiscalización no funcionan, sino que el gestor público no quiere ser controlado. Entonces vemos constantemente cómo crean fundaciones, organismos, institutos que escapan a los controles. Esas fundaciones son públicas, pero la fiscalización sólo aplica cuando la administración trabaja directamente, entonces cuando trabaja a través de una fundación no quiere decir que no haya ningún control, pero baja muchísimo el nivel. Escapan a muchas fases del control.”

 


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1603 noticias)
Visitas:
7889
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.