Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Manuel Krauns escriba una noticia?

Parafilia: cuando el placer del sexo va más allá del acto sexual

10/12/2010 18:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando comienzas una relación de pareja aparecen muchas preguntas sobre cómo llevar una vida sexual de manera sana, saludable y responsable

Seguramente quieres saber todo acerca del pasado sexual de tu pareja antes de involucrarte más fondo con ella. Si ya llevas algunos años conviviendo con tu pareja, tal vez te aparezcan dudas sobre qué cosas nuevas puedes hacer para reavivar las relaciones sexuales. Por ejemplo, cuando tu pareja te propone cosas nuevas, te puedes encontrar en la situación de no saber si es correcto o no. Si te encuentras en este caso, sigue leyendo este artículo, conocerás un poco más acerca de las llamadas “parafilias”.

Hoy en día se habla tanto de sexo que para muchas personas resulta difícil saber qué es aceptable o no en una relación de pareja. De alguna manera, las personas se pueden sentir bombardeadas por todas las ofertas que se encuentran a diario, casi en todas partes. Existen tiendas que venden libros u objetos sexuales, avisos de prensa y toda clase de publicidad hacen que te puedas preguntar si te estás quedando atrás en términos sexuales.

Algo importante que debes saber es que no todas las personas sienten placer de la misma manera. Las prácticas sexuales pueden ser diferentes de acuerdo con la edad, la cultura y en algunos casos con la educación que recibiste de pequeño. Sin embargo, existen prácticas que pueden llegar a convertirse en obsesiones y en muchos casos pueden afectar o dañar tu relación de pareja, e incluso tu propia autoestima. Mientras algunas de estas prácticas pueden ser inofensivas, otras pueden ser catalogadas como trastornos mentales y en el peor de los casos, otras actividades son ilegales y puedes acabar en la cárcel. Es por esto que si tu pareja te propone algunas prácticas con las cuales tu no estás de acuerdo, te aconsejo que consultes y busques ayuda profesional al respecto. Nunca debes de hacer nada con lo que no estés cómodo(a).

Existe una situación de la cual se habla mucho hoy en día, pero no necesariamente desde el punto de vista médico. Me refiero a comportamientos sexualmente compulsivos conocidos como las parafilias. La palabra parafilia encuentra su origen en el griego para que significa al margen y filia que significa amor o afición por algo. En este caso se trata de las personas cuyo placer sexual no está necesariamente ligado a la penetración o al acto sexual como tal, sino a objetos, se refiere a las personas con un tipo de apariencia específica o prácticas que van más allá de la relación sexual.

El listado de las parafilias es muy extenso. A continuación te mencionaré algunas de las más comunes. Revisa muy bien cada una de ellas. Si sientes que necesitas ayuda profesional, no dudes en buscarla. Recuerda que es importante tener una sexualidad sana y responsable.

Tacones, ropa interior y muñecas inflables

Las parafilias pueden clasificarse de acuerdo al objeto o al tipo de persona que causa el placer. En algunos casos la gente siente placer a través del uso de diferentes objetos como: los tacones muy altos, los muñecos o robots con apariencia humana, o quizá al usar la ropa de otra persona. Este tipo de parafilia es conocido como fetichismo y se caracteriza por que las personas con este comportamiento sienten placer sexual usando o simplemente tocando determinados objetos. Algunas parejas la usan para incrementar el placer sexual, pero en otros casos las personas prefieren obtener placer de esta manera y rechazar el acto sexual como tal.

En privado o en sitios público

Las personas con este problema sólo experimentan placer estando en sitios públicos. Existe un tipo de parafilia conocido como frotismo o froteurismo. Esto consiste en refregar sus órganos genitales con los órganos de personas desconocidas. Esta situación suele suceder en lugares públicos muy concurridos o en sistemas de transporte público.

Otras personas tienen problemas serios y sólo experimentan placer al mostrar sus órganos sexuales a personas desconocidas. A esto se le conoce como exhibicionismo. En este caso, las personas sienten placer al percatarse de la sorpresa o la impresión de las víctimas. Afortunadamente este tipo de práctica es ilegal y puede llevar a quienes lo hacen a la cárcel.

Me gustas tú y nadie más que tú

Existen casos en los que la excitación aparece al estar o al ver a ciertas personas con características específicas. Algunos se excitan al ver a personas muy altas, o que tengan una apariencia andrógina (con características masculinas), por dar algunos ejemplos.

En esta misma categoría también existen prácticas que son castigadas por la ley y se consideran casos severos e inaceptables. Esta práctica es rechazada cultural y socialmente. Me refiero al caso de la pedofilia. La pedofilia es la atracción sexual que algunos adultos sienten por los niños. Es importante que sepas que esto NO es normal. En algunas culturas, se acepta que los hombres mayores vean con deseo a los niños o a los adolescentes de la comunidad. Afortunadamente hoy en día, esto es ilegal y se castiga severamente.

Si tú o tu pareja encaja en alguno de estos casos, deben buscar ayuda profesional. Recuerda que en Vida y Salud queremos ayudarte a que tengas una sexualidad plena y responsable.


Sobre esta noticia

Autor:
Manuel Krauns (165 noticias)
Visitas:
9002
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.