Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Eismann escriba una noticia?

Pánico entre la población

15/04/2010 16:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un terremoto de 7, 1 grados deja cerca de 600 muertos y 10.000 heridos en el oeste de China

El 90% de las viviendas de Jiegu, municipio de la provincia de Qinghai donde se ha localizado el epicentro, han quedado destruidasLa cifra de víctimas podría aumentar considerablemente ya que son numerosas las personas que se encuentran atrapadas bajo los escombrosCerca de 700 soldados trabajan en las tareas de desescombro aunque las autoridades chinas tienes previsto enviar a la zona otras 5.000 personas, entre militares y personal médicoPekín ya ha anunciado que ha destinado 29, 3 millones de dólares en ayudaUn fuerte terremoto de 7, 1 grados en la escala de Ritcher ha dejado al menos 589 muertos y 10.000 heridos en la provincia occidental china de Qinghai. Las autoridades chinas temen que la cifra de víctimas aumente considerablemente ya que muchas personas están sepultadas bajo los escombros de los edificios derribados a causa del temblor.A las 7.49 hora local (1.49 hora peninsular española) la tierra temblaba en la prefectura de autónoma tibetana de Yushu, situada en una zona montañosa que sirve de frontera entre la provincia de Qinghai y la región de Tíbet. Tras el seísmo han tenido lugar al menos 18 réplicas, la más grande de 6, 3 grados de magnitud apenas una hora y media después. Casas, templos, gasolineras, postes eléctricos han sido derribados, además de producirse deslizamientos de tierra, daños en las carreteras y cortes en los suministros eléctricos. En Jiegu, municipio de unos 100.000 habitantes y sede del Gobierno de Yushu, el 90% de los edificios se han venido abajo."El fuerte terremoto se ha producido a poca profundidad y su epicentro se ha registrado cerca de la capital de Yushu", ha indicado el vicesecretario de la prefectura, Huang Limin. "Se estima que habrá un alto número de víctimas, ya que el temblor se produjo a primera hora de la mañana y los residentes aún no se habían levantado", ha añadido. "Además, debido a las estructuras de los edificios y a los daños registrados, un gran número de personas pueden estar heridas", ha remachado.Pánico entre la poblaciónCerca de 700 soldados trabajan en las tareas de desescombro y ya han rescatado a más de 900 personas, según ha declarado un portavoz de la Oficina de Emergencia. Además, otras 5.000 personas, entre militares y personal médico, han sido enviados a la zona. Se están instalando tiendas de campaña y transportando oxígeno para ayudar a los heridos, pero "las frecuentes réplicas y los fuertes vientos dificultan las operaciones", así como también el hecho de que "las carreteras que conducen al aeropuerto también han resultado dañadas", ha explicado el comandante del Ejército de Liberación Popular (ELP) de la zona militar de Yushu, Wu Yong.Mientras, el pánico se apodera de las calles. "Las calles de Jiegu están dominadas por el pánico y repletas de gente herida, muchos de ellos con sangre en la cabeza", ha comentado Zhuohuaxia, un portavoz de Yushu. "Puedo ver heridos por todas partes. El mayor problema ahora es que carecemos de tiendas, de equipos médicos, medicinas y trabajadores sanitarios", ha asegurado.El terremoto ha provocado cortes temporales en las comunicaciones y ha causado daños en las carreteras y aeropuertos de Jiegu, ciudad de unos 100.000 habitantes situada a apenas 50 kilómetros al este del lugar donde se ha localizado el epicentro del seísmo. El Gobierno chino ya ha anunciado que ha destinado 29, 3 millones de dólares en ayuda.El 'gulag de ChinaEl epicentro del seísmo se ha registrado en la aldea de Rima, junto a la ciudad de Shanglaxiu, situada a unos 50 kilómetros al oeste de Jiegu y a unos 800 de Xining, capital provincial de Qinghai. Como todo el oeste de China, la provincia se encuentra en una zona de gran actividad sismológica, por la fricción entre las placas india y asiática, aunque muchos de los temblores suelen ocurrir en zonas escasamente pobladas o incluso desiertas.Qinghai es una zona ligada a la etnia tibetana y utilizada en las épocas del maoísmo para enviar a disidentes y otros enemigos del régimen comunista. Con 720.000 kilómetros cuadrados y 5, 3 millones de habitantes, se encuentra en el límite oriental de la meseta tibetana, y los chinos siempre la han identificado como un lugar remoto e inhóspito.La provincia es una de las más pobres de China (su PIB supone menos del 1% del nacional), pero al mismo tiempo reviste una gran importancia estratégica, ya que es en ella donde nacen los tres grandes ríos de Asia Oriental: el Amarillo, el Yangtsé y el Mekong. Además es zona clave en el conflicto entre China y los tibetanos en el exilio, quienes la reclaman como territorio del Tíbet.Dolor en la EurocámaraEl presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, se ha mostrado "profundamente triste" por los más de 400 muertos y 10.000 heridos que ha dejado el terremoto. "Quisiera expresar la solidaridad de la Comisión Europea con las autoridades chinas y con la población", dijo en un comunicado en el que dijo estar "profundamente impactado y triste" por la catástrofe.El presidente del Parlamento Europeo, el polaco Jerzy Buzek, también ha ofrecido el apoyo europeo a las autoridades del país asiático y confió en que los servicios básicos y la reconstrucción inicien "cuanto antes".No hay españoles en la zonaNingún ciudadano español se encuentra registrado oficialmente en la zona de la provincia occidental china de Qinghai, según informan las autoridades consulares en Pekín. Tampoco se conoce de español alguno que llegara a la zona de montañas de más de 3.500 metros con una agencia de viajes o estuviera en tránsito.Para confirmar que no hay víctimas españolas, el cónsul en la capital china, Miguel Bauzá, solicitará información puntualmente a las autoridades chinas.Tres catástrofes en tres mesesLos terremotos sufridos en Haití, Chile y China dejan cerca de 223.000 muertosEl seísmo de 7, 1 grados en la escala de Richter que ha causado al menos 400 muertos y 8.000 heridos en China es el tercer terremoto de graves consecuencias registrado en los primeros meses de un año 2010 que se presenta catastrófico.Por la cifra de víctimas y los destrozos sufridos, el más grave ha sido, sin duda, el ocurrido el 12 de enero en Haití, que causó al menos 217.000 muertos, 300.000 heridos y daños incalculables en el país más pobre del continente americano. El presidente de Haití, René Preval, calculó que cuando finalicen totalmente las labores de desescombro podrían ser unos 300.000 los muertos y unos 3 millones los damnificados.Más que la magnitud del seísmo, de 7 grados de magnitud de la escala Richter, fue la localización del epicentro, muy cerca de Puerto Príncipe, la capital y donde vive casi una cuarta parte de la población del país, la que causó el mayor daño. Los haitianos tardarán mucho tiempo en recuperarse de la muerte y la destrucción de un seísmo que dejó a su país sumido en el caos más absoluto.El terremoto de mayor intensidad registrado hasta el momento en 2010 ha sido el ocurrido en Chile el 27 de febrero de 2010, que llegó a los 8, 8 grados de magnitud en la escala de Richter. Se trata del quinto seísmo más grave de la Historia y, según los expertos, llegó a modificar el eje de la Tierra, a acortar la duración de los días en 1, 26 microsegundos y a desplazar más de tres metros hacia el oeste la ciudad de Concepción y a alterar la posición geográfica de otras ciudades chilenas y argentinas.A pesar de su mayor magnitud, la cifra de víctimas fue muy inferior al de Haití: fallecieron 486 personas, un centenar de ellas por el posterior tsunami que afectó a diversas zonas continentales de Chile y al archipiélago de Juan Fernández, mientras que otras 79 personas desaparecieron. El número de damnificados creció hasta los 800.000, mientras que las pérdidas fueron valoradas en 30.000 millones de dólares. Las regiones más afectadas fueron Maule, donde se situó el epicentro, y Bío Bío. Además se produjeron unas 300 réplicas, algunas de hasta 6, 9 y 6, 1 grados en la escala de Richter.Temblores menoresEstos tres terremotos han sido los de consecuencias más graves en 2010, aunque en este año se han registrado otros seísmos con víctimas mortales, aunque con cifras menores. Ese es el caso del terremoto de 6 grados en la escala de Richter que el pasado 8 de marzo causó, en la provincia de Elazig (Turquía), 41 muertos y 70 heridos, un número realmente bajo dada la debilidad de las edificaciones de adobe de la zona.Con menos víctimas aún figuran dos sismos en China: el del 17 de enero en la provincia de Guizhou, en el que murieron siete personas, otra fue dada por desaparecida y nueve resultaron heridas, a causa de un temblor de 3, 4 grados en la escala de Ritcher, y el del 31 de enero en Sichuan, con un muerto y 11 heridos, tras un seísmo de 5 grados de magnitud. Asimismo, en la provincia de Salta, en el norte de Argentina, el 27 de febrero (el mismo día del terremoto en Chile) fallecieron dos personas y otras dos resultaron heridas como consecuencia de un sismo de 6, 1 grados en la escala abierta de Richter.En otro temblor en Haití, posterior al potente terremoto de enero, fallecieron el 22 de marzo al menos cuatro personas y otras tres resultaron heridas al derrumbarse un edificio en Cabo Haitiano, en el norte del país. El último seísmo registrado en 2010 que ha causado víctimas mortales tuvo lugar el pasado 4 de abril en México y alcanzó los 7, 2 grados en la escala de Richter. Causó dos muertos, 233 heridos y daños menores en infraestructura, sobre todo en Mexicali, capital del estado de Baja California, donde se registraron más de un centenar de réplicas en los días posteriores.


Sobre esta noticia

Autor:
Eismann (176 noticias)
Visitas:
3659
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.