Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emilio Morales Dopico escriba una noticia?

Pánfilo y Yoani dos chispas que pueden encender el polvorín

28/11/2009 21:43 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuba está entrando en una nueva etapa de su historia. Las chispas de cambio son cada vez más visibles, el polvorín puede estallar en cualquier momento

Pánfilo y Yoani dos chispas que pueden encender el polvorín.

By Emilio Morales Dopico

Increíblemente quien iba a pensar que un régimen de 50 años de vida iba a ser desmoralizado tan fácilmente por dos sencillos cubanos que ya hoy ocupan un lugar en la historia de Cuba. El primero, Pánfilo, un ciudadano de pueblo, pero con cierto nivel de instrucción y la experiencia de haber recorrido medio mundo gracias a su profesión: marinero. Hoy, sumido en la extrema miseria y el alcoholismo, es la expresión mas diáfana y genuina de un ser enajenado por un sistema que en vez de dar vida a sus ciudadanos, los asfixia.

Así, en medio del proceso de desmoronamiento y destrucción que vive el castrismo, Pánfilo se convierte en una figura desafiante. Con su “inocencia” y su natural espontaneidad, este hombre alcohólico es capaz de poner en aprietos a un régimen que ha permanecido estático durante cinco largas décadas. El pintoresco personaje a través de su lenguaje popular, elabora frases y mensajes que ya le han dado la vuelta el globo a través de la moderna autopista de la información: Internet. La expresión de su mímica con su ya célebre frase “jama”, constituyen el mensaje que resume los logros “verdaderos” de la gran revolución que un día engañosamente asombró al mundo 50 años atrás.

Pánfilo se burla sin sarcasmo, en su popular discurso va al grano, es diáfano, espontáneo y directo. Él critica y desviste sin temor a una maquinaria ideológica que ha sido eficiente por cinco décadas imponiendo el terror a 11 millones de cubanos, manipulando a la opinión pública y destruyendo la imagen de todo aquel que no esté un su línea de pensamiento.

El otro cubano, una mujer: la valiente Yoani Sánchez, pone en apuros al régimen cada vez que rescribe un artículo. Su crítica profunda y realista deja sin respuesta y argumentos a la maquinaria ideológica. Ella logra ante el mundo, subir las cortinas de hierro del sistema y poner al descubierto la realidad que este esconde.

A su favor, -entre otras cosas-, el infinito e inmedible impacto de saber usar la tecnología como soporte de la comunicación. Los artículos colgados en su blog recorren el planeta en instantes de segundos. A la velocidad de la luz millones de personas leyéndolos, descubren otra realidad distinta a la que construye el régimen; al mismo tiempo que le sirven de sombrilla protectora a la joven bloguera.

Yoani

Hoy en pleno comienzo del siglo XXI estos dos cubanos simples, ponen en jaque a una dictadura que ha perdido sus argumentos, pues su falso discurso ha envejecido y carece de poder de convocatoria. Llama la atención que la explosión pública de estos ya universales cubanos, no es resultado de una operación de la “CIA”, o de una “maniobra política del prepotente imperialismo yanqui”, como casi siempre el régimen achaca a sucesos y situaciones de tal envergadura.

Este acto de desobediencia o rebeldía, es fruto de una situación social agobiante. Resultado de una sociedad kafkianamente alienada, donde la población oprimida comienza a dar una respuesta espontánea y natural pero también ejemplarizante.

El régimen comienza a mostrar señales de flaqueza preocupantes y es de esperar. Sus ideólogos están en plena fase de declive. De ahí la feroz y cobarde respuesta. Primero, la golpiza cobarde a Yoani, después al reto que lanzara su esposo: una turba de chusmas sin cerebro que sirven como esbirros a los mandatos del amo moribundo.

Tanto Pánfilo como Yoani representan la voluntad de un pueblo que ya comienza a levantarse a reclamar sus derechos, constituyendo un tremendo desafío a la dictadura.

En tal sentido, al tiempo que la palabra “cambio” comienza a rodar de boca en boca, la palabra “miedo”, comienza a perderse de la conciencia de los cubanos. Como una pequeña bola de nieve estas dos sencillas pero profundas palabras comienzan a navegar por las calles y rincones de la isla: escuelas, universidades, panaderías, hospitales, centros de trabajo, unidades militares, iglesias y estaciones de policías...., al tiempo y al compas que miles de hombres y mujeres se van sumando poco a poco a este grito de libertad.

Ya el desafío es público, se comienza a perder el miedo. Cuba está entrando en una nueva etapa de su historia. Las chispas de cambio son cada vez más visibles, el polvorín puede estallar en cualquier momento.

Pánfilo

Emilio Morales Dopico.

Autor de “Cuba: Tránsito silencioso al capitalismo?. Www.alexlib.com/morales


Sobre esta noticia

Autor:
Emilio Morales Dopico (10 noticias)
Visitas:
7109
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
1
+ -
Responder

LIBORIO (30/11/2009)

Brillante amigo Emilio, pero, creame, esos pandilleros comunistas en el poder son ademas los autores de una gran estafa consumada en el 1959, como estafadores, ellos por naturaleza humana no se dejaran coger presos, pues saben bien el costo. Por lo que estoy seguro que como terroristas que son, cuando explote el polvorin ellos lo apagaran tristemente con sangre como en China en la Plaza Thiananmen.