Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Las palpitaciones cardíacas no siempre son graves pero hay que reducir el estrés y evitar cardiopatías

14/09/2009 09:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Palpitaciones en el pecho, garganta o cuello. Cuándo son anómalas, causas, cuidados, cuándo llamar al médico, prevención

LAS PALPITACIONES CARDÍACAS NO SIEMPRE SON GRAVES PERO HAY QUE REDUCIR EL ESTRÉS Y EVITAR CARDIOPATÍAS

Las palpitaciones se experimentan en el pecho, la garganta o el cuello. Son sensaciones de que el corazón late con violencia o acelerado y pueden sentirse en forma intermitente.

El corazón late normalmente entre 60 y 100 veces por minuto. En las personas que hacen ejercicio en forma habitual o que toman medicamentos para reducir el ritmo cardíaco, la frecuencia puede caer por debajo de 55 latidos por minuto.

Si la frecuencia es muy rápida (más de 100 latidos por minuto), se denomina taquicardia, mientras que una frecuencia cardíaca inusualmente lenta se denomina bradicardia. Cuando se siente un latido adicional se conoce como extrasístole.

Las palpitaciones a menudo no son graves. Sin embargo, hay que tener en cuenta si el ritmo cardíaco es anormal (arritmia). Es probable que resulte anómalo si la persona reúne las siguientes condiciones:

· ya tenía cardiopatía en el momento en que las palpitaciones comenzaron;

· reúne factores de riesgo significativos para cardiopatía;

· cuenta con una válvula cardíaca anormal;

· padece una anomalía electrolítica, por ejemplo, potasio bajo.

Causas

Las palpitaciones cardíacas pueden ser causadas por:

· ejercicio;

· ansiedad, estrés o miedo;

· fiebre;

· alto consumo de cafeína, nicotina, cocaína o pastillas para hacer dietas;

· hiperactividad de las tiroides;

· anemia;

· hiperventilación (respiración rápida o profunda);

· bajos niveles de oxígeno en la sangre;

· consumo de medicamentos para la tiroides, antiasmáticos, betabloqueadores, o antiarrítmicos (los fármacos para tratar un ritmo cardíaco irregular algunas veces pueden causar un ritmo diferente);

· prolapso de la válvula mitral: una afección en la cual la válvula que separa la cámara superior izquierda (aurícula) de la cámara inferior izquierda (ventrículo) del corazón no se cierra de manera apropiada.

· cardiopatía o enfermedad cardíaca.

Cuidados

Reducir el estrés y la ansiedad ayuda a disminuir la frecuencia o intensidad de las palpitaciones. Se recomiendan ejercicios de respiración o relajación profunda (un proceso de tensionar paso a paso y luego relajar cada grupo muscular en el cuerpo).

Asimismo, contribuyen la práctica de yoga o tai chi.

Es aconsejable llevar un registro de la frecuencia de las palpitaciones para informar al médico; si éste descarta una causa grave, es importante NO prestarle atención a las palpitaciones cardíacas, a menos que se observe un incremento o cambio súbito en ellas.

Si la persona siente palpitaciones cardíacas por primera vez, debe efectuar una consulta médica.

Cuándo llamar al médico:

· si una persona se desmaya o pierde el conocimiento; presenta dificultad respiratoria, dolor de pecho, sudoración inusual, vértigo o mareo.

Se debe llamarlo de inmediato si:

· la persona siente latidos cardíacos adicionales frecuentes (más de 6 por minuto o en grupos de 3 o más);

· tiene factores de riesgo para una cardiopatía, como colesterol alto, diabetes o hipertensión arterial;

· surgen palpitaciones nuevas o diferentes;

· El pulso es de más de 100 latidos por minuto (sin ejercicio, ansiedad ni fiebre).

El médico efectuará un ECG. Prestará especial atención al corazón y los pulmones y, si el paciente tiene dolor en el pecho, dificultad para respirar u otros síntomas preocupantes, podrá realizar una intervención de emergencia para restaurar el ritmo cardíaco normal.

Es posible que además indique:

· monitoreo cardíaco ambulatorio (por ejemplo, se utiliza un monitor Holter de 24 horas; otros monitores se pueden llevar durante dos semanas o más);

· ecocardiografia;

· angiografía coronaria.

Prevención

Para disminuir el estrés y los factores de riesgo para la cardiopatía se recomienda:

· no fumar;

· consumir una dieta balanceada, baja en grasas;

· hacer ejercicio de manera regular;

· practicar yoga, tai chi o meditación;

· asegurarse de que la presión arterial y el colesterol estén bajo control.

Fuente: Mayou R, Sprigings D, Birkhead J et al. Characteristics of patients presenting to a cardiac clinic with palpitation, EE.UU


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
37504
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.