Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Paliza a los niños: análisis de 100 años de investigación la reprueban

24/10/2009 14:16 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se vuelven desafiantes, agresivos, comportamiento antisocial, castigo físico ineficaz, el 80% recibe castigo físico, ansiedad, depresión, alcohol, drogas, cómo disciplinarlos

PALIZA A LOS NIÑOS: ANALISIS DE 100 AÑOS DE INVESTIGACION LA REPRUEBAN

Según investigaciones realizadas en EE.UU, darle una paliza en las nalgas a los chicos aumenta la probabilidad de que se vuelvan desafiantes y agresivos.

El castigo físico pone en riesgo a los niños y genera problemas de salud mental, comportamiento anti-social y eventualmente- lesiones graves-, de acuerdo a un análisis elaborado por profesionales de la Universidad de Michigan.

"Hay pocas evidencias e investigaciones que muestren que el castigo físico mejora, en el largo plazo, el comportamiento de los menores, " concluyó Elizabeth Gershoff, autora del informe y profesora asociada en la Escuela de Trabajo Social.

La información, publicada en colaboración con el Hospital Infantil de Phoenix, ofrece una revisión sobre investigaciones empíricas acerca de las consecuencias del castigo físico en los niños.

Después de 100 años

Gershoff analizó 100 años de investigación de estudios publicados sobre el castigo físico, en particular, las palizas en las nalgas. Los resultados indican que la mayoría de los azotes son una práctica parental ineficaz en la crianza de menores.

"Hay cada vez más motivación, en diversos países de promulgar leyes que prohiban legalmente todas las formas de castigo físico", indicó Gershoff, cuyo estudio se centra en el impacto de la violencia infantil sobre el desarrollo de niños y adolescentes a través del tiempo.

Varias evaluaciones recientes revelan que muchos padres aún maltratan físicamente a sus hijos, especialmente los niños de 1 y 2 años de edad. Cuando los niños llegan al 5 º grado, el 80 % ha recibido algún castigo físico.

En múltiples estudios, se ha descubierto que los azotes en las nalgas llevan a los niños a padecer más problemas de salud mental, como ansiedad y depresión, alcohol y drogas, y un ajuste psicológico deficiente. Estos inconvenientes también aumentan los niveles de estrés.

El informe de Gershoff señala que los castigos corporales pueden perjudicar las relaciones entre padres e hijos. Si el menor ve a los padres como una fuente de dolor y experiencias dolorosas, es algo que interfiere con el desarrollo de la cercanía y la confianza hacia sus padres.

Cómo disciplinarlos

Gershoff afirmó que los hijos se comportan mejor cuando son motivados por la alabanza o la promesa de recompensas en lugar de amenazas de castigo. Los niños necesitan la enseñanza y la orientación de los padres para que puedan aprender a tomar mejores decisiones en el futuro.

"El castigo corporal no les enseña por qué su comportamiento fue erróneo o lo que deben hacer en el futuro", según la experta.

Los resultados aparecen en "El Informe sobre el castigo físico en los Estados Unidos." (Fuente: Universidad de Michigan).


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
4016
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.