Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Debra G. Oropeza Pérez escriba una noticia?

La palabra tiene un poder del que algunas personas todavía no se dan cuenta

31/05/2009 20:17 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tenemos libre albedrío para decidir lo que queremos y lo que no queremos en nuestras vidas, la palabra es una herramienta inherente del ser humano de la cual pocos sabemos su alcance.

"La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador

tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas."

Sigmund Freud (1856-1939) Médico austriaco.

---------------------------------------------------------------------------­-----

La palabra tiene un poder del que algunas personas todavía no se dan cuenta. Nuestras palabras son órdenes para el Universo, debido a que somos hechos a imagen y semejanza de Dios@ y todo lo que digamos tiene que ser cumplido porque es una ley universal.

Por nuestro libre albedrío tenemos poder de decisión en cualquier cosa que queramos realizar. Si las usamos para algo positivo, notaremos el bien que se le hace a una persona al darle ánimos cuando ésta se encuentra triste, desesperada, afligida, etcétera. Y lo mal que se siente si la criticamos o preocupamos más.

¡Es increíble todo lo que se puede construir a partir de una plática o de una frase bondadosa y amable!

¿Por qué? porque el Todo, Dios@, habla por nuestra boca y se hace lo que pedimos.

Hace mucho leí un cuento, del cual ya no recuerdo el título, pero hablaba precisamente de ésto.

Por nuestro libre albedrío tenemos poder de decisión en cualquier cosa que queramos realizar

Había dos hermanas, una siempre era toda bondad y la otra todo lo contrario, un día la primera se encuentra a una bruja disfrazada de viejecita al lado de un pozo, la niña se acerca a llenar su cántaro y la viejecita le dice si le puede dar un poco de agua para aliviar su sed, a lo que la niña responde con todo gusto dándole agua en su boca. La bruja se descubre y le dice que gracias a su buena acción de su boca saldrá un hermoso perfume y flores cuando hable. Asi que cuando ella hablaba salían toda clase de bellezas de su boca y la gente quería estar cerca de ella.

Al día siguiente llega la otra hermana, la bruja disfrazada de viejecita pide lo mismo, y esta niña responde que no dirigiéndose a la viejecita de una forma grosera y despectiva, entonces la bruja se descubre y le dice que de ahora en adelante de su boca saldrán olores infernales, ranas, serpientes, dagas, porque da odio en vez de amor. Así, cuando la segunda hermana hablaba salían por su boca toda clase de fealdades alejando a la gente de ella.

Después de un tiempo la última niña recapacita y se da cuenta de que ha hecho mal, y cuando esto sucede la bruja le da la razón retirándole el castigo.

Como vemos, nosotros decidimos si queremos hacer mal o bien pero, si al hacerlo tenemos en cuenta que todo lo que hagamos a los demás nos lo hacemos a nosotros mismos, tal vez decidamos que nuestras palabras ayuden en vez de perjudicar y, de esa manera, saldrán de nuestro ser "perfumes y flores" acercando el amor a nosotros como un imán.

Si das amor, éste te regresará multiplicado, sin duda alguna, y si das lo contrario lo mismo sucederá. Tú decides.


Sobre esta noticia

Autor:
Debra G. Oropeza Pérez (1 noticias)
Visitas:
4458
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.