Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ariel escriba una noticia?

En el pacífico: Encotrarás a Bali, destino de magnificas playas e inmejorable atención..

16/06/2010 01:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Playas de belleza y longitud interminables; extensos arrozales que desprenden su fragancia húmeda; templos y más templos, antiguos y actuales, del hinduismo más refinado, y una vida simple, la de sus gentes, en la que a todo precede una sonrisa. Bienvenido al paraíso. Esto es Bali

Aunque suene a tópico, Bali es un paraíso en la tierra. Playas de belleza y longitud interminables; extensos arrozales que desprenden su fragancia húmeda; templos y más templos, antiguos y actuales, del hinduismo más refinado, y una vida simple, la de sus gentes, en la que a todo precede una sonrisa, es lo que allí encontrará el viajero.

http://freshshortcuts.files.wordpress.com/2009/02/dreamland.jpg

Empecemos por los templos. La isla de Bali acogió el hinduismo en el siglo VII, adaptándolo a sus creencias animistas. La religión con los siglos trajo consigo arte, literatura, música y cultura. La máxima expresión de belleza que adquiere la fe en Bali se plasma en los templos, aquí conocidos como puras. Monumentales o domésticos, cada pueblo en la isla tiene al menos tres, y será rara la vez que el viajero no sorprenda a las mujeres realizando ofrendas, o a los hombres entrando a toda prisa en uno de ellos.

Templos, cráteres y mucha cultura

No hay que tener prisas en el templo de Tanah Lot, aunque haya mucha gente. Es un reclamo turístico, y ante eso poco se puede hacer, salvo abstraerse y contemplar la belleza del paisaje en el que se enclava varado entre acantilados, mecido por el constante arrullo de las olas. Si quiere evitar las aglomeraciones, en el interior de la isla hay otros templos, incluso más sagrados, que merecen la pena ser visitados, como el de Batur.

También está en el interior Ubud. La pequeña y refinada Ubud acogió a la monarquía, al convertirse en el año 1900 en protectorado holandés (por petición de su monarca). Desde entonces esta ciudad hoy tradicional y ornamentada se volcó únicamente en alimentar su alma, es decir, se dedicó enteramente a la religión y la cultura. Merece la pena recorrer sus callejuelas, entrar en las librerías, tiendas de artesanías, galerías, anticuarios, y museos, como el Puri Lukisan, de Bellas Artes.

De arrozales y playas

La naturaleza firmó su particular obra de arte en esta isla indonesia. Los arrozales tapizan toda la isla, escalonados en terrazas que parecen intentar alcanzar el cielo. Son como escaleras de color esmeralda que cuando cae el sol desprenden una fragancia húmeda que empapa la piel. Es difícil no asistir al arduo trabajo de los campesinos a lo largo del día. Y todo trabajo se realiza mientras veneran a Dewi Sri, la diosa del arroz y la fertilidad. Y es que Bali, aunque suene a título de folleto turístico, es considerada la isla de los dioses. Ellos la crearon y ellos la custodian.

[foto de la noticia]

El sur de Bali, además de dioses, acoge las playas más frecuentadas: Como la de Dreamland, que parece de postal, la Blue Ocean Beach, repleta de chiringuitos, o la de Kuta, siempre concurrida, tal vez porque aquí se emplaza gran parte de la infraestructura turística más económica. Y es que aunque resulte difícl de creer Bali es un paraíso asequible.

Los precios son algo más elevados en la vecina Seminyak, quizás porque el estilo se paga. Aunque las playas puedan ser semejantes, lo que ofrece este pueblo son tiendas y noche. Y ambas ofertas son excelentes. Muchos de los asiduos de la noche son, en realidad, fanáticos del día porque vienen a Bali en busca de olas. Y las encuentran. Mientras el norte es el lugar adecuado para hacer submarinismo, en el sur aguardan playas con olas increíbles. La desierta Echo Beach es la playa perfecta para los surferos.

También es el lugar perfecto para despedir el día, y comprender entonces, entre el rumor de las olas y el cielo infinito por qué Bali es considerada con razón la isla de los dioses.


Sobre esta noticia

Autor:
Ariel (3892 noticias)
Visitas:
10681
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.