Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sergio Cano escriba una noticia?

Otra oportunidad perdida

28/12/2009 14:07 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La cumbre de Copenhague apenas sirvió para que se observase la escasa implicación política con el medio ambiente

Dicen los expertos que viveremos más, que pronto, gracias a estudios en el campo de la Biotecnología molecular podremos evitar las enfermedades genéticas. Podremos anticiparnos a la enfermedad y sanear nuestro cuerpo, como si de un ordenador reseteado se tratase. Antes incluso de nacer, ya se sabrán nuestros futuros problemas de salud pero, aún así, llegaremos a los 100 años.

Es esta una perspectiva halagüeña y esperanzadora de la vida en base a uno de los asuntos que más tememos los humanos: la muerte. Alargar la vida así como la calidad de la misma en las personas puede ser un hito sin precedentes, uno de los avances científicos del siglo.

Sin embargo, puede que todo esto no sirva para nada. Puede que tanto esfuerzo y tanto dinero empleados en tal empresa queden en algo meramente anecdótico si al final no remediamos un aspecto esencial para la supervivencia del ser humano: el deterioro del planeta.

La recientemente concluida cumbre de Copenhague ha dejado clara tan sólo una cosa: la escasa implicación de la élite política. Nadie hará nada y el planeta seguirá pudriéndose irremediablemente. Viviremos más gracias a la ciencia pero moriremos todos gracias a la polución. Bonita perspectiva de futuro. Los jinetes del apocalipsis aceleran el paso. No vienen a caballo sino en coche, y van contaminando, lanzando CO2, deforestando, haciendo vertidos en mares y ríos ante la pasividad de los líderes mundiales, aquellos líderes que fueron elegidos por todos y que deben velar por nuestros intereses y, lo que es más importante, por nuestra salud, bienestar y seguridad.

Tal vez en el próximo congreso de biotecnología molecular que se celebre en mi ciudad acuda a una de las conferencias. Aguanteré allí sentado y callado. Esperaré mi momento y cuando el científico en cuestión dé paso al apartado de dudas y preguntas, alzaré timidamente la mano. En principio fingirá no verme pero yo insistiré con mi mano en alto, haciendo movimientos nerviosos con los dedos. Al fin me dará paso y yo, simplemente preguntaré con la ingenuidad propia de un niño: ¿Se puede clonar la Tierra señor científico? ¿Se pueden curar todas las enfermedades de las que sin duda alguna está infectado el planeta señor alcalde, concejal, presidente o diputado?

Se hará un silencio, nadie constestará porque todos los presentes saben la respuesta. Me tildarán de loco y tal vez se rían de mí. Nadie mencionará lo sucedido y la vida continuará. Un estilo de vida que tal y como está concebida acabará con todo más temprano que tarde.


Sobre esta noticia

Autor:
Sergio Cano (22 noticias)
Visitas:
3211
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.