Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Otorga corte de NY 3.85 mdd a tres lesionados en construcción

17/06/2009 17:05 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Tres trabajadores indocumentados obtuvieron tres millones 850 mil dólares otorgados por una corte de Nueva York por casos de lesiones sufridas en lugares de construcción. La Asociación Tepeyac y el abogado Brian O’Dwyer, anunciaron este miércoles que de los tres trabajadores, de quienes se mantuvo oculta su identidad para evitar problemas de seguridad, dos son de origen mexicano y el tercero es ecuatoriano. Un plomero de 33 años, quien inmigró del estado mexicano de Puebla hace nueve años, logró una compensación de dos millones 500 mil dólares. "Tuvo quemaduras de tercer grado en la mayor parte de su cuerpo, ocasionadas luego de tratar de arreglar una tubería de agua caliente que explotó en el momento en que la arreglaba y le hicieron varias cirugías", señaló en su nombre Francisco Flores, primo de la víctima. Flores indicó que su familiar, padre de dos menores que residen en México, tiene planeado permanecer un poco de tiempo más en Nueva York y que posiblemente regresaría a su país de origen, donde viven sus hijos. Otro de los beneficiados con la decisión de la corte es un inmigrante de 36 años proveniente de Cuenca, Ecuador, quien sufrió lesiones severas en su cuerpo cuando tres grandes vigas de acero de 200 libras de peso le cayeron encima cuando realizaba un trabajo de construcción. "Cuando tuve el accidente llamé a Tepeyac. Mi patrón quería culparme por lo que había pasado. "Lo único que le digo a quienes están en mi caso es que no tengan miedo a denunciar a sus patrones", aseguró el suramericano, quien recibió 600 mil dólares. "Lo primero que voy a hacer es comprar una casa para mi familia y ayudar a asegurar la educación de mis hijos", señaló el ecuatoriano, quien tiene tres hijos de siete, ocho y 16 años. El tercero de los beneficiados es un trabajador mexicano de 52 años, miembro de un sindicato, quien sufrió una lesión severa en su pie izquierdo y otras partes de su cuerpo cuando una viga de acero cayó sobre el pie mientras trabajaba. El trabajador lesionado acordó su daño por 750 mil dólares. Para Joel Magallán, director ejecutivo de la Asociación Tepeyac, lo importante es que los trabajadores, sin importar si son indocumentados, están amparados por las leyes laborales del estado de Nueva York. "Las personas tienen derechos y no deben dejarse intimidar por los patrones y no dejarse amenazar con la deportación. Los empleadores no pueden deportarlos", manifestó Magallán. Por su parte, el abogado de los inmigrantes dijo que desafortunadamente la mayoría de los accidentes de construcción que ocurren en Nueva York son en su mayoría trabajadores indocumentados. "Cada una de estas personas se lesionaron en sus lugares de trabajo de construcción, y su estatus migratorio ha sido irrelevante para conservar su derecho a buscar compensación por las lesiones sufridas", aseguró el abogado Brian O"Dwyer. "Reforzar las leyes, y exigirle a los empleadores que los lugares de trabajo sean más seguros en vez de tener que pagar estas compensaciones, sería más efectivo y sirve ciudadanos y a los que no", agregó O’Dwyer. Magallán comentó que los inmigrantes indocumentados son los que realizan los trabajos más pesados y peligrosos, y que además desconocen que hay regulaciones y que tienen forma de protegerse. En la rueda de prensa estuvo presente el trabajador mexicano que cayó desde un andamio y se fracturó varias partes de cuerpo. Francisco, quien prefirió mantener oculto su apellido, obtuvo cuatro millones de dólares en una compensación histórica en 2005. "No tuve miedo y enfrenté como indocumentado que era la situación y afortunadamente gané", dijo el ahora empresario, quien recordó haber llegado a Nueva York en 1989 para trabajar en "el norte" por "ser tan pobres que no tenía dinero para estudiar". Los trabajadores piensan permanecer en Estados Unidos y algunos ya están arreglando su situación migratoria, pero no descartan la posibilidad de volver a sus países de origen. O"Dwyer argumentó la protección de identidad a que sus familiares podrían ser extorsionados o secuestrados en sus países de origen.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
2559
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.