Globedia.com

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Bosquesonoro escriba una noticia?

Orlando 'cachaito' Lopez ''cachaito'' [cuba, 2001] @ [flac]

04/02/2011 14:53
0

image

ORLANDO

'CACHAITO' LOPEZ 

''CACHAITO'' 

[CUBA, 2001] @

[FLAC]

Cachaíto está reconocido como uno de los mejores bajistas de Cuba y por

extensión, uno de los más destacados bajistas del mundo. Maestro del groove, es

mundialmente famoso por su pertenencia a Buena Vista Social ClubTM, siendo el

único músico que ha tocado en cada tema de cada disco de la agrupación.

Cachaíto es la antorcha y continuador de la excelente dinastía de los López, intensa

familia musical que puede presumir de tener unos 30 bajistas (dicen las leyendas

que se pueden contar hasta 100 bajistas en su linaje), siendo parte integral de la

música cubana.

La familia de Cachaíto es autora de innumerables composiciones de extremada musicalidad, que combina la orquesta sinfónica con estilos de jazz populares. Cachaíto ha confirmado esta tradición y a lo largo de su carrera ha mantenido siempre un excelente balance entre la música popular, la clásica y el

jazz.

imageNacido en La Habana en 1933, Cachaíto se formó en un ambiente

extraordinario, rodeado de música. Cada miembro de la familia tocaba un

instrumento, y muchos lo dominaban. Su primer recuerdo es llevar la maleta de

partituras de su padre a las sesiones sinfónicas de La Habana o a la legendaria

orquesta de Arcaño. Desde niño su padre lo llevaba a muchas sesiones y ensayos

donde él se sentaba observaba a la generación de su padre. Está claro que desde el

principio su trayectoria fue proyectada y que llegaría a ser músico. Cachaíto nunca consideró la posibilidad de dedicarse a otra cosa que no fuera la música.

Su primer deseo era tocar el violín, pero la tradición familiar (en la figura de

su abuelo Pedro) pudo más y terminó por coger el bajo. Empezó tocando el

violonchelo de niño, adaptando la digitación debido a su tamaño. A lo largo de su

juventud su tía Coralia le animaba a estudiar duro, lo que no le disgustaba,

exceptuando las veces que no podía reunirse con sus compañeros de béisbol.

La casa de su tía fue el laboratorio musical donde los López y sus colegas se

congregaban para componer e improvisar. La primera pieza que Cachaíto aprendió

fue Isora, compuesta por Coralia (ella dirigía la orquesta danzón para bailes de fin

de semana en el Club Sociedad Isora). A la edad de 13 años, Cachaíto compuso su

primera pieza, un danzón llamado Isora infantil. Cachaíto fue un sabio de la

revolución en la música cubana.

A menudo su padre lo llevaba a asistir las sesiones de los varios clubs

sociales, incluyendo el Club Isora y el Club Social Buena Vista, donde vio bandas

legendarias como Arcaño y sus Maravillas (presentando sus primeras

interpretaciones públicas del 'nuevo ritmo') y Arsenio Rodríguez. Los hermanos

López compusieron los temas de muchos de éstos clubs.

Cachaíto pronto desarrolló la maestría en el estilo cubano clásico de tocar el

bajo- un tono alto, poderoso y preciso, una habilidad para cambiar el tono

rápidamente acompañado de grandes solos, (una precisión que viene del

entrenamiento clásico y de las demandas de la estructura formal del danzón), una

habilidad para la lectura rápida, una conducción rítmica poderosa y un enorme

swing y groove. Desde este temprano entrenamiento, Cachaíto aprendió a tocar

para ser el pilar de la banda y una constante para los bailarines. Cuando tenía 17

años, Cachaíto pasó a ser el bajista de Arsenio.

imageEn 1952 tocaba el bajo con la orquesta cabaret Bambú, y en 1957 con la popular gran banda de La Habana Riverside. En 1960 siguió a su padre y se convirtió en bajista con la Orquesta Sinfónica Nacional, tomando clases con el bajista checo Karel Kopriva. "Recuerdo una vez que estaba tocando con la orquesta e íbamos a aparecer en un programa musical de TV. Así que tan pronto la orquesta acabó me subí a un taxi y antes de que me diera cuenta yo estaba tocando en el set.

La orquesta tenia un conductor extranjero y por suerte él me vio en el programa y

al día siguiente en el ensayo me dijo: "eras tú el que vi ayer por la noche tocando en

la tele?" Y yo le dije: "Sí" Él estaba asombrado, y me preguntó: "¿cómo puedes tocar

estilos tan diferentes?" Yo le dije: "Siempre lo he hecho". Además de tocar música

popular y clásica, también tocaba late night jazz.

Cachaíto ha tocado como invitado de diferentes músicos en descargas (Jam

sessions) hasta el amanecer en clubs de toda La Habana. Tocaba para cantantes

'fílin' como Omara Portuondo en el Rincón del Fílin, y para cantantes de boleros

como César Portillo de la Luz en clubs como "El gato Tuerto". En las invitaciones

del director musical Manuel Galbán tocaba el bajo en discos de Los Zafiros, uno de

los grupos vocales más iconoclastas y experimentales de los 60. Además de formar

parte de la vida nocturna y bohemia de la ciudad, Cachaíto participó en musicales

clásicos de influencias populares. Destaca una foto suya tocando el bajo solo en

'Airoso', el homenaje que Leo Brouwer hizo a Chalie Mingus en 1965, por el Jazz

Combo, que formaba parte de la Orquesta Sinfónica Nacional. Este quinteto incluía

al pianista Chucho Valdés y al saxofonista Paquito D'Rivera, pieza clave de la

siguiente generación legendaria. Junto con Chucho, Cachaíto llegó a formar parte

de la influyente Orquesta Cubana de Música Moderna. Chucho Valdés continuó su

carrera formando el innovador grupo de Jazz Afro-Cuban Irakere.

En 1996, entró en los estudios EGREM llevado por Juan de Marcos para grabar el primer proyecto de Afro Cuban All Stars. Cachaíto continuó grabando en los nuevos discos de Rubén González y de los legendarios Buena Vista Social ClubTM. Estas sesiones fueron determinantes y el encuentro con Nick Gold situó a Cachaíto como figura esencial en estas grabaciones de World Circuit. La alegría del Jazz improvisado ha permanecido en la pasión y criterio de 'Cachaíto'.

imageComo resultado, el disco debut de Cachaíto celebra el espíritu del "tumbao" (nombre dado a las bases claves del bajo de la música popular Cubana, muy utilizadas en las jam sessions) de su padre y su tío; "Cuando era joven los vi trabajando tan juntos que era casi imposible decir quien contribuyó en qué o en cuál "tumbao" -parecían dos cabezas trabajando en una. Recuerdo de cómo la gente se asomaba a las ventanas de nuestra casa para oírles."

La influyente experiencia familiar y la fuerte interacción son sus premisas básicas. Esto es lo que él ha pasado a los estudiantes a los que enseñó durante 32 años en el Conservatorio Guillermo Tomás. Él enfatiza: "Cuando yo tocaba con la Orquesta Riverside yo tenia que seguir el estilo del pianista. La música Cubana es muy sincopada y él tocaba, inesperadamente, acordes disonantes que llamamos 'moña' salvaje. En cierto sentido, hacer música es escuchar y ver. Como bajista yo me considero un colchón- una almohada- siempre dando soporte a todo lo que sucede, siempre allí para cuando el solista necesite." El sentimiento sumado a la asimilación de incontables estilos musicales y experiencias a lo largo del tiempo es lo que hace de Cachaíto un músico excepcional. Su afinidad con el pianista Rubén González es misteriosa.

image

"Se trata de no ser el líder o ir a la cabeza y al mismo tiempo responder inmediatamente a todos los cambios, por pequeños que sean. Por un lado la línea del bajo da cohesión a todo y hace que todo funcione, manteniendo la línea del bajo como la línea del tiempo; por otro lado respondes a la inspiración del que esté tocando la melodía, lo que depende mucho de su estilo personal. Con Rubén lopuedo ver por la manera como mueve sus manos, a veces me mira o me hace unmovimiento con la cabeza.

Cuando se mueve mucho es que quiere mucho bajo, y así se crea esa dinámica de piano-bajo. Con Omara hay mucho filin: me da una  frase, yo le respondo y ella se inspira con eso. Ella canta con mucho ritmo y en un minuto cambia ligeramente de atrás adelante, cambiando alrededor de mi línea. Con Ibrahim vuelve a ser diferente."

En el álbum debut de Cachaíto, la compenetración con el percusionista

Miguel Angá Díaz. Esta es una "relación espiritual" y la fuerza conductora de

Cachaíto -el álbum debut es la dinámica esencial que hay entre estos dos músicos.

En sus descargas, ambos compartieron el conocimiento de Orishas (divinidades)

de varias religiones Afro-Cubanas: sus "toques", los patrones rituales rítmicos y el

uso instintivo de su vocabulario. Con este album, Cachaíto comienza un recorrido

que abre la nueva serie de Buena Vista para World Circuit. En este trabajo ha

creado algo sumamente personal y único, un nuevo sonido, nueva instrumentación

y acercamiento. Aunque incorporó una amplia variedad de influencias: desde el

dub reggae al jazz y la cultura Dj, su música siguió permaneciendo esencialmente

cubana enraizada en la profunda tradición de los ritmos cubanos. La música de

este álbum fue creada por un especial grupo de artistas, encabezada por Cachaíto y

Angá. Completando la percusión Amadito Valdés en los timables y Carlos González

a los bongos. Cada artista de manera individual es un auténtico virtuoso del instrumento, y conjuntamente fueron capaces de elaborar uno de los mejores grupos rítmicos de nuestros tiempos. Con Aswad Bigga Morrison al órgano

Hammond, Manuel Galbán a la guitarra electrica, Pee Wee Ellis al saxofon, y el

pionero Dj francés Dj Dee Nasty.

imageUn éxito de crítica mundial, calificado por el periódico The Times como "el

lanzamiento cubano más apasionante desde la aparición de Buena Vista", y Rolling

Stones afirmó que "Cachaíto lleva la música cubana por un túnel del tiempo". La

banda estuvo de gira por Europa, USA y Japón en el año 2001. Al año siguiente al

álbum recibe el premio del recién estrenado certámen BBC Radio3 Awards de la

World Music en la categoria de "América".

Satisfecho por sus logros Cachaíto ha continuado participando en la serie grabaciones para World Circuit, y ha colaborado en el ampliamente premiado álbum de Ibrahim Ferrer "Buenos Hermanos"; así como en el segundo trabajo en

solitario de Omara Portuondo "Flor de Amor". También ha grabado en el álbum

debut de Guajiro Mirabal, y en el experimental trabajo de Angá Diaz titulado "Echu

Mingua". Como músico de la Orquesta Buena Vista Social Club, compuesta por

Guajiro Mirabal, Aguaje Ramos y Manuel Galbán, Cachaíto estuvo más que ocupado

con diversas giras, ofreciendo al público lo mejor de la música cubana y confirmando el por qué es considerado como uno de los mejores bajistas del

mundo.

Orlando "Cachaíto" López murió en La Havana el nueve de febrero del 2009 tras sufrir complicaciones postoperatorias.

"Hemos perdido un gran compañero." Manuel Galbán

"Es una pérdida irremplazable para la música cubana, él era el último miembro de

la Dinastía del bajo.", Amadito Valdés

"Es una enorme pérdida para el grupo y para la música cubana ya que era un

virtuoso bajista y una brillante compañero. Era una persona excelente y,

honestamente, su calidad musical era incomparable." Guajiro Mirabal

imagehttp://www.montuno.com/

*************************

(Buena Vista Social Club)

Orlando Cachaito Lopez - Cachaito

2001

Editorial Reviews - Amazon.com's Best of 2001

Buena Vista Social Club bassist Orlando Cachaito Lopez busts out of the senior activity center with an out-there release worthy of a youngster that draws on five decades of professional cool. Instead of trying to compress the history of Cuban dance music, Cachaito elongates it into a shape-shifting amoeba that can swallow and absorb almost any influence. On "Redencion, " reggae-inflected electric organ jabs throw open the door to dub effects. Massed charanga violins stutter and echo as the bottom drops in and out of the mix. The project gets a jolt from figures not usually associated with Cuban music, like Jamaican organist Bigga Morrison, French DJ Dee Nasty, South African flugelhornist Hugh Masekela, and saxophonist Pee Wee Ellis of James Brown Revue fame. But it's the Cubans who provide the disc's most unexpected performances. The pizzicato strings on "Oracion Lucumi" fall like snow in a glass globe shaken hard by a gritty tres solo. Groove-heavy "A Gozar el Tombao" spills in on Manuel Galban's reverb-laden surf guitar. Ibrahim Ferrer comes out of nowhere with a short ascending cameo vocal on "Wahira, " the sole noninstrumental track onboard. Cachaito is the only artist to have played on every track of every Buena Vista Social Club release. In lightning-rod fashion, he's accumulated so much energy from those sessions, it flashes all over this gorgeous, mixed-up masterpiece.

--Bob Tarte

Source

Tracks1- Siempre Con Swing (Intro)2- Redencion3- Mis Dos Pequenas4- A Gozar El Tumbao5- Cachaito In Laboratory6- Tumbao No. 5 (Para Charlie Mingus)7- Conversacion8- Tumbanga9- Oracion Lucumi10- Wahira11- Anais12- La Negra

   

Comentarios

No hay comentarios, se el primero en