Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carlos Perla Hernández escriba una noticia?

Origen incierto para el Gran Bombardeo

17/12/2009 04:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Uno de los legados del programa Apolo son las raras muestras lunares que retornó. Estas muestras (junto con los meteoritos que proceden de la Luna e incluso uno de Marte) pueden ser datados radiométricamente, y juntos dibujar una imagen de un momento catastrófico en la historia de nuestro sistema solar. Durante un período de tiempo, de entre 3800 millones hasta 4100 millones de años, la Luna experimentó un período de fuertes impactos que fue el origen de la mayoría de los cráteres que vemos hoy. Vinculado al "modelo de Niza" (el nombre de la universidad francesa dónde fue desarrollado), que describe la migración de los planetas hacia sus órbitas actuales, existe la amplia creencia de que la migración de Júpiter o uno de los otros gigantes de gasesos durante este período, provocó que cayera una lluvia de asteroides o cometas hacia el interior del sistema solar en una época conocida como el "Gran bombardeo tardío" (LHB).

Representación artística del "Gran Bombardeo" sucedido hace unos 3900 millones de años

Un nuevo artículo de los astrónomos de Harvard y la Universidad de British Columbia está en desacuerdo con este panorama. En 2005, Strom et al. publicaron un artículo en Science, que analizaba la frecuencia de los cráteres de varios tamaños en las tierras altas de la Luna, Marte, y Mercurio (ya que estos son los únicos cuerpos rocosos del sistema solar interior, sin erosión suficiente para borrar sus cráteres de la historia). Al comparar las superficies relativamente jóvenes que habían sido más recientemente alteradas con las más antiguas que datan de la era del "Gran bombardeo tardío" existían dos curvas diferentes, pero características. La de la era LHB reveló que la frecuencia de cráteres tenía un máximo en cráteres de cerca de 100 km (62 millas) de diámetro, para después caer rápidamente en los impactos de menor diámetro. Mientras tanto, las superficies más jóvenes mostraron una cantidad uniforme de cráteres de todos los tamaños. Además, los impactos LHB eran un orden de magnitud más común que los más nuevos.

Cuenca de impacto Imbrium en la Luna

El Strom et al. tomaron esto como evidencia de que estaban actuando dos poblaciones diferentes de impactadores. La era de LHB, que llamaron la Población I. La más reciente, la llamaron Población II. Lo que notaron fue que la distribución del tamaño actual de los asteroides del cinturón principal (MBA) es "prácticamente idéntica a la de distribución de tamaño de proyectiles de la población I. Además, puesto que la distribución de tamaño de la MBA es la misma hoy, esto indica que el proceso que envió a estos cuerpos en rumbo de colisión no se discrimina en función al tamaño, lo que eliminaría la idea del tamaño, y alteraría la distribución que observamos hoy. Esto descarta procesos como el efecto Yarkovsky pero estaría de acuerdo con los empujones gravitacionales que sucederían si un gran cuerpo se moviera a través de la región. Lo contrario a esto (que un proceso estuviera seleccionando rocas para lanzarnoslas basándonse en el tamaño) sería un indicativo de la Población de Strom de objetos II.

Sin embargo, en este informe recientemente subido a arXiv, Cuk, et al. Se sostiene que las fechas de muchas de las regiones investigadas por Strom et al. no pueden ser datadas fiablemente y por lo tanto, no pueden ser utilizados para investigar la naturaleza de la LHB. Ellos sugieren que solamente las Cuencas Imbrium y Oriental, cuya fecha de formación se conoce con precisión por las rocas recuperadas por Misiones Apolo, pueden utilizarse para describir con precisión la historia de los cráteres durante este período.

Con esta hipótesis, el grupo de Cuk reexaminó la frecuencia de los tamaños de los cráteres sólo para estas cuencas. Cuando se trazron gráficos para estos dos grupos, se encontró que la ley la potencia que utilizaron para ajustar los datos tenía "un índice de -1, 9 y -2 en lugar de -1, 2 y -1, 3 (como en el cinturón de asteroide moderno) ". Por eso, afirman que "los modelos teóricos que describen el cataclismo lunar producto de la eyección gravitacional de asteroides estaría en serios apuros."

A pesar de que se pone en entredicho el modelo de Strom et al. los autores del nuevo estudio no pueden proponer un modelo alternativo. El grupo de Cuk sugiere que algunas de las causas que son poco probables, como los cometas (que tienen probabilidades de impacto demasiado bajas). Una solución que se menciona es que la población de el cinturón de asteroides haya evolucionado desde el LHB lo que explicaría las diferencias. Independientemente de esto último, concluyen que esta cuestión está más abierta de lo esperado y debe investigarse más para entender este cataclismo.

Fuente original

Publicado en Odisea cósmica


Sobre esta noticia

Autor:
Carlos Perla Hernández (1246 noticias)
Fuente:
odiseacosmica.com
Visitas:
11364
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.