Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

La Organización Mundial de la Salud y la pediatría optan por la miel para aliviar tos y trastornos del sueño

06/09/2009 20:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En lugar del uso de dextrometorfano. Infección vías áereas superiores. Miel para niños mayores de un año. Propiedades de la miel. Resultados. Conclusión

LA ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD Y LA PEDIATRIA OPTAN

POR LA MIEL PARA ALIVIAR LA TOS Y TRASTORNOS DEL SUEÑO

La miel, en lugar del uso del dextrometorfano (DM), es el tratamiento más efectivo y seguro para el alivio sintomático de la tos nocturna y los trastornos del sueño de los niños, provocados por infección de las vías aéreas superiores.

Esta afirmación corresponde a una investigación de la Universidad de Pennsylvania, Estados Unidos, quien precisa que la miel puede ser el tratamiento de elección para niños mayores de un año.

La tos, que es un motivo frecuente de consulta, se manifiesta generalmente como consecuencia de una infección producida en las vías aéreas superiores (IVAS). Es un síntoma molesto, en especial durante la noche, dado que interrumpe el sueño, sin que existan terapias aceptadas para su control. El uso de dextrometorfano, el antitusivo de venta libre, no cuenta con el aval de la American Academy of Pediatrics o el American College of Chest Physicians.

Propiedades de la miel

Si bien no hay pruebas científicas que avalen el uso de la miel para aliviar las manifestaciones clínicas asociadas con la infección de las vías aéreas superiores, un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) la considera segura, fuera del período de la lactancia, y con un efecto demulcente para la garganta que puede aportar alivio para la tos.

Además, la miel tiene propiedades antioxidantes y aumenta la liberación de citoquinas, lo que puede explicar sus efectos antimicrobianos.

Investigación

El objetivo del estudio encarado por la casa de estudios fue comparar las consecuencias de la administración de una única dosis nocturna de miel y de dextrometorfano saborizado con miel.

Evaluó también un grupo sin tratamiento, de entre 2 y 18 años de edad, que venía padeciendo tos por siete o menos días de duración.

Los padres fueron encuestados durante dos días consecutivos; en el primero, cuando no se había administrado ningún medicamento en la noche anterior, y en el segundo, cuando los niños recibieron miel, dextrometorfano saborizado con miel, o ningún tratamiento.

Resultados

De los 105 niños y jóvenes reclutados, 35 recibieron miel, 33 DM y 37 ningún tratamiento.

Se detectaron diferencias significativas en la superación de los síntomas con el uso de la miel; la siguió en puntaje el DM y la ausencia de terapia tuvo la peor evaluación.

En cuanto a la repetición de la tos, los niños que recibieron miel tuvieron un progreso de 1.89 puntos; los tratados con DM, 1.39 puntos, y 0.92 los que no tuvieron ningún tratamiento

Los padres notaron resultados similares de mejora respecto a la gravedad de la tos: 1.80 puntos con la miel, 1.30 puntos con el DM y 1.11 puntos sin medicación.

La tos fue menos molesta con la miel y proporcionó el mayor alivio con un puntaje de mejoría de 2.23, aducieron los progenitores, en tanto; los porcentajes fueron de 1.94 para el DM y 1.30 para la ausencia de terapia.

Asimismo, los menores durmieron mejor después de recibir miel, alcanzando 2.49 puntos, en comparación con 1.79 de los tratados con DM y 1.57 de los que no fueron tratados.

El sueño de los padres mejoró de forma similar al de sus hijos. Finalmente, asignaron una mejora media de 2.31 puntos para la miel, de 1.97 para el DM y de 1.51 para la ausencia de atención.

La miel resultó el tratamiento más efectivo. Los pacientes tratados con ella tuvieron una mejoría promedio de 10.71 puntos, comparados con 8.39 de los que consumieron DM y 6.41 de los que no fueron tratados.

En las comparaciones pareadas, la miel fue significativamente superior para tratar la tos y contribuir al sueño de los niños.

Por el contrario, el DM no fue superior a la ausencia de tratamiento en ninguna de las variables estudiadas. Las comparaciones entre la miel y el DM no mostraron diferencias estadísticamente beneficiosas para el fármaco.

La mejora con el uso de la miel se incrementó, mientras que con el DM disminuyó a medida que se acrecentó la duración de la enfermedad.

Conclusión

La miel es considerada segura para la generalidad de los niños, con la excepción de los menores de un año con botulismo y el riesgo de un síndrome raro caracterizado por salivación, emesis (mecanismo de defensa del organismo contra sustancias tóxicas externas), parestesias de las extremidades (sensación de hormigueo o adormecimiento), dermatitis, hipotensión, bradicardia (descenso del ritmo cardíaco) y ocasionalmente otras alteraciones del ritmo cardíaco.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
11256
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.