Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Criticic escriba una noticia?

El orden patriarcal acusó el impacto (y el orden capitalista tomó nota)

11/03/2018 12:49 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

CTXT necesita un arreglo de chapa y pintura. Mejorar el diseño, la usabilidad... convertir nuestra revista en un medio más accesible. Con tu donación lo haremos posible este año. A cambio, tendrás acceso gratuito a El Saloncito durante un mes. Aporta aquí

Sin duda, fue un "acontecimiento". El despliegue de significados y la apertura de sentido activadas por la huelga feminista y las masivas manifestaciones del pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, hacen de esos hechos no sólo un hito destacable, sino un gozne sobre el que gira la historia de nuestra sociedad. Está claro que en España ha sido contundente la respuesta de millones de mujeres a la convocatoria de la Comisión feminista del 8M, secundada por los varones que también nos sumamos a ella en activa solidaridad. La mirada atenta, y en muchos casos sorprendida, que desde otros países se dirigía hacia el nuestro ratificó la magnitud de lo ocurrido. La igualdad como unitaria bandera feminista aglutinó a personas y colectivos, poniendo tras ella a sindicatos y partidos, dando cobertura a toda una corriente de reivindicación radical ?dirigida a raíces del patriarcalismo? que dejaba a un lado, como asunto ciertamente menor, las mismas diferencias organizativas sobre los modos de la huelga. Las concentraciones y manifestaciones de la mañana actuaron como cauces llenos de entusiasmo que prepararon la desembocadura en las impresionantes manifestaciones vespertinas en todas las capitales españolas. Muy interesante fue esa confluencia desde abajo ?sin "marca España", pero poniendo a España en el mapa?, que contó con el papel a su favor desempeñado por los medios de comunicación y por las mujeres que trabajan en ellos que apostaron decididamente por hacer suya la convocatoria feminista. Las sinergias sociales funcionaron.

La igualdad como unitaria bandera feminista aglutinó a personas y colectivos, poniendo tras ella a sindicatos y partidos, dando cobertura a toda una corriente de reivindicación radical

Es verdad que el movimiento feminista tiene en nuestro país un largo y fructífero recorrido a sus espaldas, con momentos claves en nuestra historia reciente haciendo oír su voz con toda nitidez, ya, por ejemplo, a favor de una legislación progresista sobre el aborto, ya denunciando las diferentes formas de violencia de género que lamentablemente se dan en nuestra realidad social. El trabajo realizado desde diferentes ámbitos, con papel destacado de los institutos y centros de estudio sobre las mujeres y género en las universidades españolas, ha operado una transferencia social de ese conocimiento que poco a poco ha ido calando en el conjunto de la ciudadanía. La movilización de ésta ante las situaciones trágicas que suponen los asesinatos machistas ha generado una sensibilidad muy acusada respecto al machismo en sus diversas maneras de perdurar y respecto a la cultura patriarcal en la que arraiga. Las justas reivindicaciones respecto a los "techos de cristal" que, a pesar de todo, no se rompen, o respecto a la lacerante brecha salarial que afecta a millones de mujeres en el terreno laboral, se han puesto lógicamente en primer plano a la hora de reivindicar una igualdad exigible sin demora, como con toda razón ha escrito la profesora Ana de Miguel en reciente artículo encabezado por el título "Hasta aquí hemos llegado". Es decir, las mujeres no están dispuestas a soportar más discriminación alguna, quedando subrayado a la vez que es su conciencia y su práctica colectiva la que ha hecho posible llegar al punto crucial en que estamos. "Ni podemos ni queremos esperar más", añade Ana de Miguel, contando con que puede decir eso un feminismo que ha logrado concitar el apoyo de mujeres de distintas generaciones, como bien quedó patente en las acciones de este 8 de marzo. La participación en ellas de cientos de miles de mujeres jóvenes ?estudiantes a raudales? es la señal de punto sin retorno.

La percepción de que algo nuevo se ha producido se ha extendido justificadamente entre quienes se sumaron a las acciones del Día de la Mujer y en torno a lo que tal fecha implica ?puedo decir que cuando en días previos nos vimos gratamente desbordados en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada por la numerosa asistencia a una mesa redonda convocada para hablar de "Lenguaje y Feminismo" tuvimos la sensación de que estábamos inmersos socialmente en un salto cualitativo de la conciencia feminista. El caso es que tal percepción, a la vista del "acontecimiento", no han dejado de tenerla los mismos que se posicionaron en contra de la huelga. Prueba de ello es cómo PP y Ciudadanos se han apresurado a cambiar su discurso a la hora misma de valorar la jornada y todo lo acontecido en ella, sin poder ocultar el cinismo que pueden poner en juego para desdecirse de sus descalificaciones hacia el movimiento feminista y para subirse con descarado oportunismo al carro de un movimiento social impulsado por mujeres que, como han visto, no pueden ignorar. Podrían salvar la cara si de manera efectiva acometieran las reformas necesarias para acabar con la brecha salarial o para dotar de recursos lo acordado en el pacto de Estado contra la violencia de género.

Hasta ahora no se oyen respuestas que desde la derecha den solución a las demandas planteadas. Lo que, sin embargo, sí se nota en la reacción de las fuerzas conservadoras del espectro político español, más allá de lo atinente a problemas concretos y medidas políticas exigibles, así como en los exabruptos que algunos vierten en los redes o plasman en deplorables artículos de prensa, es que el "acontecimiento" del 8M impacta de lleno en el orden patriarcal imperante, que acusa el golpe. Nadie puede pensar que está a punto de derrumbarse, pero, si estaba tocado, lo sucedido en estos días lo agrieta aún más y moviliza resortes sociales y culturales para proceder a una "despatriarcalización" del orden social ?incluida su bien asentada dimensión simbólica? que sea el camino transitable hacia un orden social distinto presidido por esa igualdad de hombres y mujeres que a todas y todos permita ser libres desde la plena equiparación en derechos.

La cuestión añadida es que no sólo al orden patriarcal llega el impacto del 8M. También se ha dirigido contra el orden capitalista, pues hay lúcida consciencia de que el patriarcalismo, viniendo de decenas de miles de años antes del capitalismo, ha sido y es utilizado por éste como pieza indispensable para realizar sin coste las tareas de la reproducción social, haciendo posible la lógica económica del capitalismo en torno a la producción, de modo que la acumulación de beneficios tiene lugar con la explotación añadida que supone contar a coste cero con el trabajo doméstico y los cuidados de pequeños y mayores llevados a cabo por las mujeres. El giro feminista de la cultura está exigiendo replantear eso, como bien ponen de relieve enfoques como el de Nancy Fraser al abogar por un feminismo que no haga las paces con el neoliberalismo. Cuando desde este lado ha habido quienes dijeron ?tal es el caso de Ciudadanos? no apoyar la huelga feminista por anticapitalista se retrataban en lo que decían, como obviamente lo sabían, por otro lado, las mujeres que con toda razón redactaron el Manifiesto de la Comisión del 8M, reivindicando igualdad de género frente a las desigualdades que el capitalismo acrecienta y apuntando a las metas de emancipación cuyo horizonte ellas delinean. No hay derechos humanos en verdad reconocidos si no lo están suficientemente los derechos de las mujeres. Y por eso mismo, como subrayó Rosa Luxemburgo hace un siglo, la emancipación de las mujeres es medida de la emancipación en general de toda una sociedad.


Sobre esta noticia

Autor:
Criticic (2134 noticias)
Fuente:
ctxt.es
Visitas:
2252
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.