Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que José Jimenez escriba una noticia?

Oposición al régimen chino

04/03/2010 22:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por David Kilgour

David Kilgour, ex Procurador de la Corona, ex Secretario de estado canadiense para Asia-Pacífico. Coautor del libro Bloody Harvest y nominado al Premio Nobel de la Paz 2010

Gao Zhisheng, fue nominado recientemente al Premio Nobel de la Paz 2010 por varias personalidades de Canadá, Europa y los Estados Unidos. En el año 2006, él nos invitó a David Matas y a mí a China, para investigar si eran ciertas las denuncias sobre la extracción de órganos a practicantes de Falun Gong. Aunque no fue a la universidad debido a la pobreza de su familia, logró aprobar los exámenes de la barra de abogados. En 2001, el Ministerio de Justicia lo nombró uno de los diez mejores abogados de China.

Cuando decidió defender a los practicantes de Falun Gong, los dirigentes del partido le lanzaron toda su ira. Le quitaron su permiso para ejercer como abogado, atentaron contra su vida, la policía hostigó a su esposa, hija adolescente y a su hijo, se le negó a la familia cualquier ingreso económico. Se intensificó cuando Gao respondió con la tradicional no-violencia de Gandhi, al iniciar huelgas de hambre por todo el país pidiendo equidad en el trato digno para todos los ciudadanos chinos. Tiempo después, Gao escribió sobre la tortura que padeció por varias semanas en prisión. El 4 de febrero de 2009, la policía llegó a su casa y se lo llevaron de nuevo. El resto de la familia huyó de China y ahora están refugiados en los Estados Unidos y terriblemente preocupados por él.

Recientemente, el policía que se llevó a Gao a principios de 2009, le dijo al hermano del abogado que a Gao "lo desaparecieron" en septiembre de 2009. A raíz de esta declaración, un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores chino citado por la AP en Pekín, dijo que Gao "está donde debe estar". Un abogado de Gao, Li Fangping, dijo que lo dicho por el funcionario era "sumamente hipócrita" y señaló que después de un año, nadie de la familia sabe dónde está, de qué se le acusa ni nada del proceso. La última novedad es la pretensión del partido-estado de que Gao está trabajando en la aislada región de Urumqi.

La semana pasada, fotos que aparecieron en internet mostraban a Gao con una camiseta, posando con su brazo alrededor de un hombre que viste un grueso abrigo, dando la impresión de que está bien y es feliz en Urumqi. En la segunda foto se ve con la misma camiseta y una pulsera distintiva, pero existe clara evidencia que él regaló esta pulsera en el año 2007. Los amigos de Gao de todo el mundo, desean que el régimen chino divulgue un video donde él esté hablando, quizá con un periódico actual, para que podamos aceptar que se encuentra bien y saludable.

Economía

En nuestros medios de comunicación se presenta la economía china con mucho bombo, me permito ofrecer parte de dos puntos de vista recientes que comparto. Aquí Jonathan Manthorpe en el Vancouver Sun:

"Lo que se está viendo en China son variaciones de lo que llamamos esquema Ponzi. Un gobierno local, sin un sistema eficaz para aumentar la recaudación tributaria y en todo caso tan plagado de corrupción que es irrelevante, se venden terrenos para urbanizar y recolectar dinero en efectivo. (A menudo, por supuesto, primero tendrá que deshacerse de los campesinos que viven en la tierra, pero eso es otra historia.) La tierra se vende a una empresa de desarrollo que es propiedad del gobierno local. Y en China, donde sobreviven los remanentes de la economía dirigida, el municipio tiene la competencia para instruir a los bancos a prestar a la empresa de desarrollo los fondos para la venta. Así el gobierno local recibe su dinero en efectivo, la empresa de propiedad municipal construye un complejo residencial o industrial especulativo, y todo parece bien."

David Pauly en Bloomberg News:

"Es hora de que alguien en los EE.UU. deje de mimar al estado policíaco chino...Aunque Google llegó tarde como defensor de la libertad de expresión en China, aún merece un aplauso. La compañía dijo la semana pasada que dejaría de censurar su motor de búsqueda chino, Google.cn, como dicta el gobierno comunista, y que incluso podría cerrar el negocio...El gobierno de EE.UU. tiene razones tanto políticas como económicas para no desafiar a un gobierno que amordaza a su pueblo y los mata si se ponen demasiado escandalosos...China tiene cerca de $800 mil millones de dólares en títulos de tesoro del 31 de octubre...Google puede llegar a un acuerdo con China. Lo cuál sería una vergüenza. Alguien en los EE.UU. tiene que dar a conocer a la dictadura que estamos a favor de que Google de un portazo y salga de China, sería un paso positivo."

Asesinato de Practicantes de Falun Gong

David Matas y yo, llegamos a la desalentadora conclusión de que los practicantes de Falun Gong han sido y son asesinados por sus órganos. Escribimos un informe que llegó a esta conclusión en julio del año 2006. Un tercer reporte en forma de libro se publicó recientemente como Bloody Harvest. Falun Gong es una serie de ejercicios con una base espiritual, que se dio a conocer a la gente en China en 1992. Al principio, el gobierno chino la alentó por sus beneficios en la salud. En 1999, era tan popular que el partido tuvo miedo de que fuera una amenaza a su propia supremacía. El número de personas que practicaban Falun Gong en China aumentó prácticamente de cero en1992, de acuerdo a un cálculo del gobierno, a 70-100 millones de personas en 1999. En consecuencia, la práctica fue prohibida y atrozmente etiquetada por el gobierno como secta.

A los practicantes se les pidió que renunciaran. Los que no lo hicieron y continuaron con la práctica y los que protestaron por la prohibición fueron arrestados. Si renunciaban después de la detención, los ponían en libertad. Si no lo hacían, los torturaban. Si renunciaban después de la tortura, los ponían en libertad. Si no renunciaban después de la tortura, desaparecían en las cárceles chinas y en el sistema de trabajos forzados.

¿Qué pasó con los desaparecidos? Nuestra conclusión es que muchos de ellos fueron asesinados por sus órganos, que se vendieron a turistas del trasplante. Llevaría mucho tiempo establecer como llegamos a esta conclusión. Los invito a leer nuestro informe, que se encuentra en internet (accesible en www.david-kilgour.com) o en nuestro libro.

Más sobre

Entonces la pregunta es: ¿Qué vamos a hacer con los abusos del gobierno chino a la ética mundial de trasplantes? Nuestro informe y el libro tienen una larga lista de recomendaciones. Menciono aquí sólo dos:

Una posibilidad es la legislación extraterritorial. Aunque la política del gobierno chino de junio del año 2007 da prioridad a los pacientes chinos, se ha reducido el turismo del trasplante en China, sin embargo, tal legislación sería de utilidad con una declaración de principios. El tipo de trasplantes al que el sistema chino se compromete son ilegales en todas partes del mundo. Pero no es ilegal que un extranjero de cualquier país vaya a China, se beneficie de un trasplante que sería ilegal en su país, luego vuelve a casa. La legislación de trasplantes extranjera en todas partes es territorial. No tiene alcance extraterritorial. Muchas otras leyes son de alcance mundial. Por ejemplo, el turismo sexual infantil puede ser procesado no sólo en el país donde tienen sexo con niños, sino en muchos países también, al regresar a casa. Este tipo de legislación no existe para los turistas del trasplante que pagan por el órgano sin preocuparse por determinar si el donante dio su consentimiento.

Una segunda recomendación: es que a cualquier persona que esté involucrada con el tráfico de órganos de presos en China, debería prohibírsele la entrada a todos los países extranjeros.

Cambiar la forma de relacionarse comercialmente con China

El premio Nobel de economía, Paul Krugman, predijo que la negativa constante de Pekín a dejar flotar su moneda causaría represalias a las economías, donde el alto desempleo puede atribuirse, en parte, a la persistente negativa de Pekín a permitir el aumento del yuan y su enfoque de manufactura en un mundo que se debate en el exceso de capacidad. El partido-estado sigue volcado en los bienes de consumo, sin duda muchos de ellos realizados por practicantes de Falun Gong en campos de trabajos forzados, con menor costo a los de los mercados extranjeros. El yuan manipulado crea una enorme ventaja competitiva para China y mantiene a algunos trabajadores de Canadá y de todo el mundo sin trabajo. Krugman dice también que al desplazar la producción de fabricantes extranjeros, con sus propios bienes con bajos salarios en China, es sin duda el principal culpable al retener una recuperación sólida en la economía mundial.

Peter Navarro, autor de The Coming China Wars, tiene un doctorado en economía por la Universidad de Harvard y es profesor en la Universidad de California. Argumenta que los mercados de consumo de todo el mundo han sido "conquistados" por China, en gran medida a través de trampas en las prácticas comerciales. Estas incluyen: subvenciones a la exportación, la falsificación y la piratería generalizada de productos, manipulación de la moneda, el medio ambiente, estándares de salud y seguridad tan laxos y débiles en su aplicación que hacen de China el lugar más peligroso para trabajar.

Navarro tiene proposiciones exhaustivas para todos los países que comercian con China, cuyo objetivo sea asegurar un comercio justo.

Específicamente, dice que todos los socios comerciales deben:

1. abstenerse de dar subsidios a la exportación ilegal, la manipulación de la moneda y cumplir con las normas de la OMC;

2. definir la manipulación de la moneda como una subsidio a la exportación ilegal y añadirlo a la hora de calcular los subsidios antidumping y medidas compensatorias;

3. respetar la propiedad intelectual, adoptar y hace cumplir la salud, la seguridad y los reglamentos del medio ambiente consistentes con las normas internacionales:

4. prohibir la utilización del trabajo forzado, ofrecer salarios y condiciones de trabajo decentes;

5. adoptar una "política de tolerancia cero" a cualquier persona que venda o distribuya productos piratas o falsificados;

6. bloquear alimentos y fármacos defectuosos y contaminados con medidas fáciles para proteger a importadores responsables de comprar productos extranjeros que hagan daño o maten a las personas o mascotas; e

7. incluir disposiciones estrictas para la protección del medio ambiente natural en todos los acuerdos comerciales bilaterales y multilaterales a fin de revertir la "carrera hacia el fondo del medio ambiente" en China.


Sobre esta noticia

Autor:
José Jimenez (238 noticias)
Fuente:
deorienteaoccidente.wordpress.com
Visitas:
1461
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.