Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

La oposición reformista cuestiona el aplastante triunfo de Ahmadineyad en las presidenciales

13/06/2009 20:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, ha renovado su mandato al frente del país gracias a una aplastante victoria en unas elecciones presidenciales consideradas fraudulentas por su rival, el ex primer ministro moderado Mirhosein Musavi, cuyo resultado ha provocado conatos de violencia en las calles de Teherán entre partidarios de ambos candidatos y que ha sido recibido con absoluta sorpresa por los analistas internacionales, pero con bastante tibieza por los diferentes portavoces de la comunidad internacional.

Ahmadineyad ha ganado las elecciones presidenciales celebradas ayer tras obtener un 62, 6 por ciento de los votos frente al 33, 75 logrado por su principal rival, el reformista Musavi, anunció hoy el ministro del Interior, Sadeq Mahsuli, que añadió que la participación ha alcanzado un nivel récord, el 85 por ciento. El dirigente recibió inmediatamente la felicitación de sus aliados regionales, entre ellos el presidente sirio Bashar al Assad y el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás).

Pero indignado por los resultados, Musavi expresó hoy su "enérgica protesta" hoy los resultados de las elecciones. "Protesto enérgicamente contra las muchas y clarísimas violaciones, y advierto de que no me rendiré ante esta peligrosa charada. El resultado de la actuación de algunos oficiales pondrá en peligro los pilares de la República Islámica y establecerá la tiranía en el país", declaró en su comunicado.

Mientras, cientos de simpatizantes de Ahmadineyad y de Musavi se enfrentan en las calles de Teherán, algunos a puñetazo limpio, según un reportero de Reuters que afirmó que cerca de 2.000 partidarios de Musavi realizaron una sentada en medio de una calle. "¡Musavi, recupera nuestros votos!", "¿Qué pasó con nuestro voto?" o "Policía, hermano, eres uno de nosotros", son algunas de las frases que corean.

El líder supremo iraní, el gran ayatolá Alí Jamenei, afirmó que todos los iraníes, incluidos los candidatos a las presidenciales, deben apoyar al presidente electo. Asimismo, Jamenei emplazó a los candidatos derrotados a evitar comportamientos provocadores, al tiempo que aplaudía el extraordinario índice de participación. "Felicito al pueblo por este éxito masivo y emplazo a todos a que agradezcan esta bendición divina", declaró en comentarios recogidos por la agencia oficial iraní, IRNA.

También el propio Ahmadineyad defendió unos comicios que calificó de "libres y saludables". "La gente ha votado a mis políticas", afirmó Ahmadineyad en un discurso televisado emitido ya por la noche en las principales cadenas iraníes.

DESDE EL EXTERIOR

El viceministro de Asuntos Exteriores israelí, Danny Ayalon, efectuó una llamada a la comunidad internacional a "detener a un Irán nuclear y sus aspiraciones terroristas". "Si había una sombra de cambio en Irán, la reelección de Ahmadineyad es expresión, más que nunca, el incremento de la amenaza iraní".

La primera reacción estadounidense llegó del expresidente Jimmy Carter, ahora observador internacional, quien consideró que la elección de Ahmadineyad "no tendrá un verdadero efecto porque se trata del mismo presidente que antes", pero expresó su certeza de que "la enorme oposición a sus políticas" demostrada en la campaña electoral llevará al presidente a "escuchar a la oposición y a modificar algunas de sus posturas".

Más tarde llegaron las reacciones oficiales de Washington, con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, quien afirmó que estos comicios reflejen "la verdadera voluntad", y con un comunicado más ambiguo de la Casa Blanca que asegura que desde la Presidencia se observan con atención los acontecimientos relacionados con las elecciones presidenciales iraníes, incluidos los "informes de irregularidades" en los comicios.

"Como el resto del mundo, estamos impresionados por el enérgico debate y el entusiasmo que han generado estas elecciones, especialmente entre los jóvenes iraníes", indicó la Casa Blanca en un comunicado.

En el país vecino, Irak, el Gobierno de Bagdad se ha mostrado cauto y respetuoso con la votación. "Irak respetará cualquier decisión que adopten los iraníes, y espera mantener sus relaciones amistosas con Irán, desde los principios impuestos por el Gobierno y sin que Irán interfiera en sus asuntos".

Pero el bloque suní del Parlamento, tradicional rival del chiísmo iraní, había advertido previamente de que "el cambio en Irán jamás tendrá lugar, no importa quien gane los comicios, porque Irán tiene el espíritu y la codicia de un imperio", según el diputado Omar al Jubouri.

Para el diputado chií Jalal al Deen al Sagheer, las elecciones en sí mismas son completamente irrelevantes en política exterior. "Las relaciones externas de Irán están gobernados por factores que no tienen nada que ver con los comicios", declaró, sin dar más detalles.

El ministro de Asuntos Exteriores de España, Miguel Ángel Moratinos, afirmó hoy que "sea cual sea el ganador" de las elecciones en Irán "sabe que tendrá que responder a esa voluntad de diálogo, paz y estabilidad de la región" y advirtió de que "ésa será la posición que el Gobierno de España defenderá en los distintos foros internacionales".

REACCIÓN DE LOS ANALISTAS

Los politólogos entrevistados no han podido contener su sorpresa por el triunfo tan holgado del presidente iraní, tachando los comicios directamente de manipulación de primer orden. "Creo que nadie se esperaba este nivel de fraude: ésto no ha sido una elección, sino una selección", explicaba el analista de la Dotación Carnegie para la Paz Internacional.

"Al menos regímenes autoritarios como Siria y Egipto no fingen pretensiones democráticas. En perspectiva, me parece a mí que esto ha sido un espectáculo en el que el líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei, no iba a dejar jamás que Ahmadineyad perdiera", lamentó.

Por su parte, el asociado senior del Instituto Internacional para Estudios Estratégicos en Londres, Mark Fitzpatrick, expresaba su consternación ante la "audacia del régimen a la hora de declarar un margen de victoria tan amplio a favor de Ahmadineyad" dado que "la inercia parecía favorecer a su rival".

"Parece que el ala dura del régimen ha tirado de todos los hilos posibles para mantener a Ahmadineyad. Sin duda alguna, guiadas por un motivo principal, su preocupación ante la posibildad de que puedan perder el control del país frente a un modelo de política más abierta al diálogo con Estados Unidos".

A largo plazo, la relación con Estados Unidos parece inevitable para Fitzpatrick. "Lo que el líder Jamenei desea es que sea según sus términos, sólo quiere su parte del crédito".

El director del Instituto de Estudios Iraníes, Alí Ansari, advierte, de que "existe una elevada posibilidad de disturbios". "La gente se va a despertar en estado de shock no porque haya ganado Ahmadineyad, sino porque lo ha hecho a una escala superlativa: por lo que presentan las cifras, debe haber ganado a lo grande en las ciudades, y eso no se corresponde en absoluto con lo que la gente pensaba antes de la votación".

Para el antiguo asesor del ex presidente George W. Bush, Elliott Abrams, no sólo es necesario "que se comience a pensar en nuevas sanciones", porque "el nuevo Gobierno de Ahmadineyad podría hacerse eco de las quejas de ilegitimidad que puedan tener lugar y haría lo posible para evitar nuevas restricciones, por lo que las sanciones podrían ser una herramienta eficaz".


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1501
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.