Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

La ONU reclama al TPI que procese a Camara por "crímenes contra la Humanidad" en Conakry

21/12/2009 14:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Naciones Unidas considera que la matanza perpetrada el pasado 28 de septiembre por el Ejército de Guinea en un estadio de Conakry, en la que murieron al menos 156 manifestantes de la oposición y fueron violadas, mutiladas y esclavizadas más de cien mujeres, constituye un "crimen contra la Humanidad". Por ello, ha reclamado al Tribunal Penal Internacional (TPI) que procese al presidente Moussa Dadis Camara por su "responsabilidad penal directa" en unos hechos en los que "hubo la intención premeditada de causar el mayor número posible de víctimas".

"La comisión considera que existen razones suficientes para atribuir una responsabilidad penal directa al presidente Moussa Dadis Camara", se lee en el informe de la comisión nombrada por la ONU para investigar los hechos, remitido este pasado sábado al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y del que da cuenta este lunes el diario francés 'Le Monde'.

Los tres relatores describen, en su informe de 60 páginas, cómo el Ejército disparó "en ráfagas y sin previo aviso" contra una manifestación pacífica convocada en un estadio de la capital y cómo rodeó a numerosos civiles y les mató en el mismo lugar con armas automáticas, puñales, bayonetas o a golpes. Asimismo, denuncian que los soldados violaron y mutilaron a más de cien de mujeres o incluso las obligaron a ejercer de "esclavas sexuales" en los campamentos y las residencias del Ejército.

El informe de la ONU confirma las cifras que se barajaban anteriormente: 156 muertos o desaparecidos el mismo 28 de septiembre y al menos 109 mujeres o chicas jóvenes víctimas de violaciones, mutilaciones sexuales y esclavitud sexual. El documento, que recoge alrededor de 700 testimonios, denuncia que las autoridades han hecho todo lo posible para ocultar la verdad sobre los homicidios "sistemáticos", las violaciones y los actos de tortura "organizados" contra una parte de la población guineana.

"El número de víctimas probablemente es mayor", afirma el informe, que habla también de "otros cientos de casos de tortura y tratos crueles y degradantes" imputables a las fuerzas de seguridad en los días que siguieron al 28 de septiembre. En este sentido, la comisión asegura que, durante los dos días posteriores, los militares siguieron intimidando, violando y asesinando en Conakry a todos los sospechosos de oponerse a la pretensión de Camara de presentarse a las elecciones presidenciales de 2010. La intención de Camara --quien preside la Junta Militar desde el golpe de Estado de diciembre de 2008-- de presentarse a las elecciones violaba su propio compromiso ante todos los partidos políticos de no participar en las presidenciales.

Camara se encuentra actualmente en Marruecos, donde se recupera del disparo que recibió en la cabeza el pasado 3 de diciembre en un intento de asesinato atribuido a su 'mano derecha' militar, el teniente Aboubacar Sidiki Chérif Diakité, alias 'Toumba', actualmente huido de la justicia. De hecho, el nombre de 'Toumba' figura junto al del propio capitán Camara entre los altos cargos que, según el informe, deben ser procesados por la matanza. Los otros son el capitán Claude Pivi y el comandante Moussa Thiegboro Camara.

La comisión 'ad hoc' fue nombrada por decisión del secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, y a instancias del ministro francés de Asuntos Exteriores, Bernard Kouchner, quien ha movilizado con ese fin a la Unión Europea, a Estados Unidos y a numerosos países africanos.

LA MATANZA

Los manifestantes escogieron la fecha del 28 de septiembre (aniversario de la independencia, que concedió Francia en 1958) para manifestarse contra las pretensiones de Camara. A primeras horas de la mañana, miles de personas se habían reunido en el interior del estadio, después de que se hubieran registrado algunos enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. Los dirigentes de la oposición apenas se habían instalado en la tribuna cuando comenzaron los disparos en el exterior del recinto.

Poco más tarde, llegaron los soldados de la guardia presidencial, los llamados 'Boinas Rojas', a los que la comisión de la ONU ha atribuido los peores crímenes. Una unidad de este cuerpo entró en el estadio y empezó a disparar, en ráfagas y sin previo aviso, con sus armas automáticas. Decenas de personas cayeron y otras muchas murieron pisoteadas en medio del pánico.

Cuando los manifestantes intentaron huir, se encontraron con que otra unidad de los 'Boinas Rojas' había cerrado las salidas con cables eléctricos. Apoyados por los gendarmes y por paramilitares de Camara enmascarados y vestidos de negro, según el informe, los 'Boinas Rojas' siguieron disparando, apuñalando, golpeando y violando.

"Muchos de los cadáveres de las víctimas recuperados por las familias habían recibido disparos en la cabeza, el tórax o la espalda", se lee en el informe. "La utilización de armas letales contra civiles desarmados, el hecho de disparar con fuego real y sin previo aviso contra una multitud compacta reunida sobre el césped y de disparar hasta agotar las balas contra las partes del cuerpo que contienen órganos vitales son indicios de que hubo la intención premeditada de causar el mayor número posible de víctimas entre los manifestantes", asevera.

VIOLACIONES Y ASESINATOS DE MUJERES

Los soldados separaron a numerosas mujeres y chicas del resto de manifestantes. Según el informe, cientos de ellas fueron conducidas al campamento militar Alpha Yaya Diallo y a algunas residencias privadas para servir, durante varios días, de esclavas sexuales de los militares. Otras fueron violadas en el mismo lugar.

La comisión ha recogido sucesos espectacularmente violentos. Por ejemplo, relata los casos de mujeres que "fueron violadas con objetos, especialmente con bayonetas, bastones, trozos de metal o porras". Asimismo, denuncia que otras mujeres, después de ser violadas, fueron asesinadas por militares que "les metieron el fusil en la vagina y las dispararon", y recoge el caso de "una mujer con los ojos vendados, que había sido violada y fue degollada por un militar en el momento en que se arrancó la venda de los ojos".

Cuando concluyó la matanza, hacia el mediodía, los cadáveres fueron trasladados a las morgues de la ciudad, donde, según la comisión, fueron inmediatamente retirados por los soldados para enterrarlos en fosas comunes. "Los militares cortaron los brazos y las piernas de algunos cadáveres para hacerlos entrar más fácilmente en las fosas", se lee en el documento.

En los dos días siguientes, según la comisión de la ONU, el terror se adueñó de Conakry. Algunos heridos fueron secuestrados en los hospitales e incluso asesinados en el acto. Asimismo, los soldados siguieron violando a mujeres y tanto los militares como los paramilitares de Camara saquearon los domicilios de dirigentes de la oposición.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1660
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.