Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Hechizada escriba una noticia?

Omar Pereney no permite que lo llamen chef y tiene su programa en el Gourmet Channel

18/09/2009 01:03 1 Comentarios Lectura: ( palabras)

Ni el régimen casi militar de las cocinas profesionales, ni los intensos horarios de los restaurantes, ni las toneladas de cebollas que ha debido picar y de cremas que ha debido batir lo desanimaron

<a href="http://www.flickr.com/photos/51035655291@N01/2275622210/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/51035655291@N01/2275622210/" target="_blank">liber</a> via Flickr

Cuando Omar Pereney tenía 12 años, decidió que queria cocinar. Y, en vez de hacer un par de cursos para jóvenes chefs y jugar un poco en su propia cocina, se metió a trabajar, de lleno, en un restarurante de alta gastronomía.

Ni el régimen casi militar de las cocinas de profesionales, ni los intensos horarios de los restaurantes, ni las toneladas de cebollas que ha debido picar y de cremas que ha debido batir lo desanimaron.

Hoy tiene 15 años, un curriculum donde apunta pasantías en restaurantes como el limeño Malabar y los caraqueños Sibaris, Tragaluz e Instituto Culinario de Caracas Venezuela y, desde el lunes pasado, tiene su propio programa en Gourmet Channel.

Se llama Yo Cocino, y se verá desde México hasta Argentina. En Venezuela se transmitirá los lunes a las 8 de la noche y luego, en repetici´´on, los miércoles a las 10 pm. El programa, pensado par aun público muy joven aunque no excluye a los adultos, forma parte de la nueva línea del Gourmet Channel, que intenta de lado los acartonamientos y acercarse más a la cocina práctica, a la que todos pueden hacer en sus casas.

<a href="http://www.flickr.com/photos/81752595@N00/100251603/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/81752595@N00/100251603/" target="_blank">ruurmo</a> via Flickr

<a href="http://www.flickr.com/photos/9031793@N06/2063227222/" mce_href="http://www.flickr.com/photos/9031793@N06/2063227222/" target="_blank">Orangeya</a> via Flickr

En Yo Cocino no existen guiones. Omar, vestido con franela de algodón y zapatos Convrese cuenta cosas, explica y orienta mientras cocina, en una mesa cuadrada insertada en un estudio que asemeja el cuarto de un muchacho. Pero no es un improvisado. El bagaje que trae lo hace partícipe de toda la producción del programa, incluso de la selección de las recetas. En su léxico involucra vocabulario de toda Latinoamérica y propone sustitutos de ingredientes locales. Y, sobretodo deja en claro que es venezolano.

Yo trato que las recetas del programa se puedan preparar en cualquier parte, pero siempre dejo claro que soy venezolano y resalto la cocina de mi país. Es que eso es lo que somos y debemos proyectarlo.

Dedica sus fines de semana a trabajar en el Instituto Culinario de Caracas dirigido por Sumito Estéves a quien ha seguido

Así lo ha hecho. Ya ha grabado 13 programas de Yo Cocino, que se verán en todo el subcontinente, y en ellos ha preparado golfeados, explicando cómo sustituir el papelón por un derivado de la caña de azúcar no procesado; un pan de jojoto que usó como excusa para hablar de la cachapa y la mantuana polvorosa de pollo.

Los capítulos, de 26 minutos de duración cada uno, se grabaron en Buenos Aires y en su maleta, Omar coló ají dulce, harina de maíz, papelón y quesos blancos.

Lo que más me costó fue lograr el maridaje entre cocina y televisión. No es lo mismo hacer algo para comer que para un programa. En la pantalla no importa cómo es el sabor, sino cómo se vea. La primera vez que grabamos, le puse tres veces sal a la preparación. Es que no sabía a nada! Y los productores me decían pero, ¿por qué le ponés tanta sal?, cuenta como anécdota.

Tras grabar los 13 programas, se fue a Perú a hacer una pasantía con el chef Pedro Miguel Schiaffino, en Malabar, y aprovechó para ofrecer, en pleno mundo culinario de Lima, una clase magistral de comida venezolana.

Ya en Caracas dedica sus fines de semana a a trabajar en el Instituto Culinario de Caracas, dirigido por Sumito Estéves, a quien ha seguido desde la experiencia de Sibaris, mientras espera que comience el colegio, donde estudia cuarto año de bachillerato.

Sabe que su vida será frente a un fogón. También sabe que estudiará para ser chef aunque aún no sabe que instituto del mundo podrá hacerlo. Por ahora no permite que lo llamen chef, por respeto a los verdaderos profesionales, y continúa experimentando con diversas clases de cocina, hasta que decida en cuál se especializará. Pero tiene una aspiración: Todos los cocineros tienen el sueño de poseer un restaurante, de tener estrellas Michelín y todo lo demás. Yo también, claro. Pero quisiera ser algo más que eso. Me gustaría ser una referencia para quienes aspiren ser cocineros. Que sepan que si se quiere se puede.


Sobre esta noticia

Autor:
Hechizada (607 noticias)
Visitas:
55996
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

×
¿Desea borrar este comentario?
Borrar
0
+ -
Responder

LIGIA (04/01/2010)

ES LO MAX IMO EN COCINA COMO ALTERNATIVA DE PLATOS RAPIDOS PARA GRANDES Y CHICOS. FELICITACIONES. SIGUE ADELANTE