Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Javipas escriba una noticia?

Obsolescencia programada

27/12/2010 16:09 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando era peque en mi casa solo había una tele. Una Sanyo que aguantó, fácil, 30 años. El lavavajillas, que aún sigue funcionando mal que bien en la cocina, debe rondar ahora los 40 años.

Diré aún más: durante muchísimo tiempo le gasté un buen montón de bromas a mi padre sobre su equipamiento informático: en el año 2000 tenía un Thinkpad T20 (creo recordar) que luego le iban cambiando en el trabajo, pero atención, porque el equipo de sobremesa de su despacho era un antediluviano IBM PC XT con un 8086 que usaba, creedme (porque yo lo hice mucho tiempo también) para generar los recibos de la comunidad con un programa que él mismo se había hecho en BASIC.

Mis padres, como muchísima otra gente de aquella generación, compraban las cosas para que durasen.

Tenían otra cultura, mucho más práctica y coherente, y no comprendían (ni comprenden, supongo), la triste mentalidad que ahora tenemos la mayoría de los mortales. Si no funciona, te compras otra cosa nueva. Parece que todos hemos aceptado que las cosas tienen que gastarse, y ya casi no nos extraña que la batería del móvil aguante medio día al cabo del año o que haya que cambiar la tele del salón porque si no nos quedaremos sin poder verle los pelitos del bigote con todo detalle a… la Esteban (por poner un ejemplo).

Esta cultura consumista nos posee, nos domina y nos hace olvidarnos de algo que me ha tenido que recordar con muy buen criterio un lector (¡gracias, ManelR!) en un comentario en el post anterior sobre la duración de la lámpara del proyector. En ese comentario ManelR ofrecía un enlace a un documental que emitieron hace pocos días en TV3 -disponible online aquí, dura 1 hora y 14 minutos que, de verdad, valen la pena- y que aunque está narrado y subtitulado en catalán se entiende bastante bien y es toda una joyita que nos abre los ojos a tope.

El documental -en enero se verá en TVE-, llamado ‘ Comprar, llençar, comprar’ (‘ Comprar, tirar, comprar’ ), gira en torno a un concepto llamado obsolescencia programada (u obsolescencia planificada) que lleva unas cuantas décadas inventado y que define muy bien la Wikipedia:

Determinación, planificación o programación del fin de la vida útil de un producto o servicio de modo que este se torne obsoleto, no funcional, inútil o inservible tras un período de tiempo calculado de antemano, por el fabricante o empresa de servicios, durante la fase de diseño de dicho producto o servicio

Uno ve el documental y no para de quedarse sorprendido ante la claridad de los ejemplos y lo inmersos que estamos en esa filosofía del ‘ consumo insostenible’ . El ejemplo de las impresoras de tinta, que los fabricantes programan para durar 18.000 páginas (la Epson del documental) como máximo para luego morir es asombroso. Y lo más gracioso es que el chico iba a preguntar si se la podían reparar y todos los dependientes le decían ‘ al precio que están hoy en día, lo mejor es que compres una nueva‘.

Los argumentos presentados en el documental son sencillamente incontestables. En un momento dado del mismo me planteaba la reflexión lógica: ‘ Vale, molaría que las cosas duraran 100 años, pero entonces, ¿dónde irían a parar los empleados que ya no tienen que fabricar más por esa duración de los productos?‘.

Lo discuten en el documental, donde un bisnieto de los fundadores originales de Philips explica cómo construir productos de larga duración ofrece una serie de ventajas y de recorte de costes (transporte, fabricación, etc) que los industriales no deberían negar. Y eso es lo que deberíamos empezar a plantearnos todos un poquito.

A ello podría ayudar un poquito la mentalidad de ese informático que logró reprogramar su impresora, y que pareció seguir el principio del ‘ ¡No recicles, repara!’ -visto en la curiosa web Obsoletos.org- de un manifiesto que hace algo menos de dos años crearon unos holandeses. El manifiesto deja claro que muchas cosas que nos rodean deberían durar mucho más de lo que duran habitualmente, y que con un poco de esfuerzo por nuestra parte podríamos seguir una mentalidad más sostenible y menos consumista.

Y me temo que yo no he hecho más que ayudar a esa obsolescencia programada. Cago en tó. Nuevo objetivo para 2011: luchar contra ella.


Sobre esta noticia

Autor:
Javipas (311 noticias)
Fuente:
javipas.com
Visitas:
4186
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.