Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Dr. Guillermo Carmona escriba una noticia?

Obsesionado por la pareja

03/04/2011 23:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Quién no ha sentido mariposas en el estomago cuando se siente enamorado por otra persona, algunas más, refieren un estado de desasosiego por querer ya estar junto al ser amado

Es característico, que la persona se sienta en ocasiones con nerviosismo, se presente sudor, y algunas más tienden a sentir un nudo en el estómago. Además cada día que pasa, se siente la urgencia por estar cada vez más tiempo con el ser amado.

Pero también, ese mismo deseo amoroso se puede convertir en una obsesión que no puede controlar la persona. En realidad se trata de una amor enfermo que se traduce en dependencia con tintes patológicos, en donde el centro mismo de la obsesión es un profundo miedo por perder a la pareja o porque ésta decida terminar con la relación o que otra persona trate de arrebatarle a la persona que considera que solamente le pertenece. Si nos vamos a las cifras estadísticas, encontramos que para los varones, el comportamiento obsesivo afecta al 8.7% porciento de la población, y en el caso de las mujeres las cifras aumentan significativamente llegando hasta el 10.7 % Posiblemente nos quedemos cortos, ya que la misma educación que se proporciona a los individuos, sobre todo en América Latina, proporciona elementos que fortalecen al mismo comportamiento obsesivo. Como muestra, el individuo es educado con respecto al amor, de que éste debe ser incondicional, haciendo referencia al amor fraterno, en poquísimas ocasiones, los padres orientan adecuadamente, mencionando que si bien, los amores que se tienen hacia los hermanos, los abuelos y las figuras paternas, e inclusive hacia los hijos, deben ser en esos términos de incondicionalidad, el amor hacia la pareja no debe tener ese mismo formato. Esto es importante debido a que la relación que se establece de una persona a la otra, contiene una serie de contratos, convenios, metas, ideales, en donde los responsables son específicamente los dos. Cuando se rompen algunos de éstos términos, seguramente que va a imposibilitar el funcionamiento de forma adecuada, lo que traerá como consecuencia la toma de decisiones de parte de uno de ellos o inclusive de ambos para finiquitar la relación. Así debería de acontecer, pero la realidad es que las cosas son diametralmente opuestas. Si además le agregamos, la enorme carga que se sigue actualmente ejerciendo en la mujer divorciada, y me refiero a la carga negativa que para muchas personas tiene esa mujer que decide desvincular su relación de pareja, hace que para las mujeres por procesos inconscientes actúen de forma obsesiva hacia sus parejas. En esta sociedad, no puedo dejar de mencionar, que para muchos hombres, la presión de la familia, puede ser el detonante para que ellos también generen obsesiones en la relación. Si a todo eso le agregamos que los seres humanos tienen una enorme necesidad de no estar solos, eso contribuye que en personas que tienen serios problemas para establecer límites, se creen fácilmente estados obsesivos que le impidan soltar fácilmente a la pareja perdida. En si, podemos aseverar que cuando un hombre o una mujer se obsesionan por su pareja, se instala una relación deteriorada, que realmente ya no tiene que ver con el amor, sino que en realidad se vuelve un amor tormentoso y una verdadera relación depresiva.

Una de las características de la persona que se obsesiona por su pareja es la de no estar consciente reconocer por lo que está pasando, tanto en términos de sentimientos como en sus propias conductas y actuaciones, es común que nieguen que realmente es un problema y llegan hasta el autoengaño. Las justificaciones que utilizan son de diversas índoles, y entre las más comunes son aquellas que hacen referencia a la estabilidad emocional y psíquica de los hijos. El clásico, no lo hago por mí, sino por mis hijos, deja entrever que la persona no está queriendo aceptar de ninguna manera el alejamiento del ser supuestamente amado, argumentando sacrificio para ser aceptado socialmente. El ignorar las recomendaciones tanto de los profesionales o incluso de familiares y amigos, es parte de las características de toda persona que no acepta dejar atrás la relación que tenía. La necesidad que se empieza a generar a través de un acceso constante del dependiente emocional a su pareja, hace que se intente realizar todo tipo de actividades con la otra persona, ya sea, utilizando los medios que se encuentren a la mano: llamadas al celular de la persona amada en todo momento y a cualquier hora, con el simple deseo de comprobar que ese “amor” se encuentra ahí y sobre todo disponible cuando se requiera. En sí es, como el no querer soltar o cortar el cordón umbilical que supuestamente los sigue uniendo. La persona dependiente realmente se auto-anula y se subordinan con la pareja. Se puede llegar a equiparar al síndrome de abstinencia cuando ante la ausencia de la otra persona, se vuelve una necesidad imperiosa la presencia de la otra persona. Lo que se conoce como apego patológico o atadura patológica es la obsesión en la que la pareja, realmente no tiene participación activa, es decir, la otra persona no tiene que realizar siquiera algún tipo de conducta, es la persona obsesionada la que construye una sublimación de la imagen de la otra persona, es decir es una pseudoidealización, se vuelve obsesiva, bastante intolerante y casi siempre se acompaña del sentimiento de sentirse atrapado y materialmente atada en la relación, trayendo como consecuencia el que atrapen ellos mismos a la otra persona.

Para terminar, a continuación algunos de los rasgos comunes que presentan las personas que están obsesionadas con su pareja perdida, esperando que sirva como guía para todo aquel que no quiere soltar a su ex-pareja.

Lo que se conoce como apego patológico o atadura patológica es la obsesión en la que la pareja, realmente no tiene participación activa

Necesidad excesiva de la aprobación de los demás y de caer bien.

Sentir una baja autoestima, debido a que se ha sufrido relaciones afectivas insatisfactorias a lo largo de su vida.

Situar a la pareja en el primer lugar de la propia vida.

Ilusionarse y fantasear enormemente al comienzo de una relación o con la aparición de una persona que creen interesante.

Adoptar posiciones subordinadas en las relaciones.

Catalogar a la ruptura como un auténtico trauma.

Buscar una posición dominante, o bien quedar en total sumisión ante la pareja.

Tener pánico ante la posibilidad de estar solo.

Como podemos observar, la obsesión por la pareja, es un fenómeno mucho más complejo de lo que las personas pueden llegar a imaginar. Es por ello que ante una separación, se debe acudir con el terapeuta, para que conjuntamente se logre la desvinculación del ser amado.

Los invito a que nos vean próximamente por www.ecotv.com.mx a partir del 25 de abril

Y los viernes de 10 a 12 de la noche por el 12.50 de AM o por www.radiotribuna.com.mx cualquier duda escríbanos a sincensura69@hotmail.com

El comportamiento obsesivo afecta al 8.7% porciento de la población, y en el caso de las mujeres las cifras aumentan significativamente


Sobre esta noticia

Autor:
Dr. Guillermo Carmona (44 noticias)
Visitas:
13377
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.