Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

Observando la estrella

15/08/2010 00:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Me he detectado una mala costumbre en algún que otro comentario a las excelentes entradas de mis compañeros de Zeptem. A veces comento que soy seguidor de un equipo. Esto lo hago porque quiero hacer hincapié en la razón de ser del punto de vista que en ese mensaje voy a defender. Y es que cuando alguien sigue a un piloto, las escuderías son una suerte de herramienta de la que servirse para obtener resultados. Esos álguienes seguro que se imaginan entrando al box, subiendo al coche, asistiendo a las reuniones técnicas... Pero yo no, yo sigo a un equipo: Reconozco que me imagino sentándome en el muro, poniéndome los cascos, asistiendo a las reuniones técnicas... Para mí, los pilotos son una herramienta de la que servirme para obtener resutlados. Y, como ya dije en mi anterior entrada, hay una cosa innegable: Los pilotos son gente a la que se le paga por hacer un trabajo. Es decir, no deberían estar muy arriba en la jerarquía.

Pues bien, creo que lo más honesto es que me identifique de una vez: Soy seguidor de Mercedes GP, desde que era BAR -coletilla que siempre añado para aclarar que esto no tiene nada que ver con que sienta especial simpatía hacia la marca alemana; reconozco que Honda la sentía como más mía, más simpática, filosófica, con una historia en torno a la vida de Soichiro Honda que anima a las personas, con más responsabilidad corporativa, y no sólo por el medio ambiente: Daimler-Benz ha comerciado con armas-.

Mercedes, con su W01, está siendo la incógnita del campeonato. Mediocres, se podría decir. Estoy de acuerdo en que, en general, han sido muy conservadores técnicamente. Las chimeneas retrasadas son muy llamativas, pero tampoco son un arma mortífiera, como si lo son el conducto F o los "escapes sopladores". Este año no ha salido de Brackley otra como el doble difusor.

Pero esto es un análisis ligero. El heavy duro os lo voy a ofrecer ahora. Bien, en primer lugar, hace años que tengo pesadillas con la temperatura de los neumáticos, y si esto me pasa a mí, los ingenieros del equipo deben llevar la de Dios durmiendo con pañales. Ya les vale. Por lo menos son cuatro años, desde la introducción del neumático único de Bridgestone, preguntándonos calificación tras calificación por qué, mira tú por dónde, a las 14:10 el coche, que no se había tocado ni para limpiarlo, no exprimía sus gomas a una vuelta tan bien como lo había hecho a las 11:55. Ni siquiera el año del título nos libramos de sufrir con esto en cuanto el resto de la parrilla se puso las pilas y plantó cara. Y encima con Judas Button al volante, que trata muy bien las ruedas, y ese era el problema, que muchas veces hacía falta la caña del derrapaje de Rubens a la salida de las curvas.

Más sobre

Luego viene la misteriosa marcha de un directivo clave, Jörg Zahnder, allá por Silverstone 2009. A día de hoy, no sé a quién podemos llamar director técnico dentro del organigrama de Mercedes. Por cierto, siempre que puedo, aprovecho para dignficar al vilipendiado Shuhei Nakamoto, que después de todo, fue quien supervisó la gestación del BGP001. ¿Que qué opino de Nick Fry, preguntan por ahí? Bueno, en fin... Es ya una mascota. Se le coge cariño con sus sonrisitas, en serio. Pero por lo menos intentó disuadir a Honda de que no pusiera a Geoff Willis en la calle.

Expediente Schumacher: Está claro que si se llega a saber el nivel de rendimiento que está teniendo, no habría sido fichado. Pero como nadie es adivino, y menos en F1, la verdad es que era más que razonable pensar que incluso aunque Schumi estuviera venido a menos, no lo iba a hacer peor que un Heidfeld del montón, por mucho que yo valore a éste último. Yo deseaba que ficharan a Heidfeld junto a Rosberg porque siempre he sido de los que les ha caído mal Schumacher, y nunca me ha gustado que eleve el listón de los records hasta cotas inalcanzables mientras vivamos. No quería tener que querer que Michael ganara un octavo título. Y encima, los pilotos en activo con más de 37 años me parecen una aberración de la naturaleza, igual que las carreras nocturnas y las poles de 3 minutos de aquellas carreras en las que se sumaban los tiempos. Pero ya que hemos pasado por la mala experiencia en 2010, apoyo la decisión de mantenerlo en 2011, confiando en que este año le haya servido para volver a su forma de antaño.

Por lo menos desde el punto de vista del marketing, Schumacher ha sido un éxito para Mercedes, como atestiguan las imágenes que aparecen de él si lo buscamos en Google.

Y todo por culpa de ese individuo que nos ha dado un título... ¿O se lo dimos nosotros a él? Judas Button se dio cuenta de que llevábamos mucho tiempo sin un Buttongate y dejó a Ross y Nick esperando sentados en la mesa de negociación. A principios del año pasado, no contaba con Jenson para el 2010, y aceptaba que lo que él no podía hacer era tener la gentileza de seguir cobrando una cuarta parte de lo que otros equipos le podrían dar. Pero acordar con Brawn que esperarían a tener ganado el título para hablar de la renovación, y aprovechar ese tiempo, por el que debería estar agradecido, para mirar en Red Bull y en McLaren, es propio de quien no es de fiar y no debería ser bien recibido en ninguna parte. Porque por lo que parece, encima en McLaren no gana más de lo que Mercedes le había ofrecido. Pero bueno, si lo que buscaba eran nuevos retos, ahí los tiene. Me sé yo de uno que también buscó nuevos retos en McLaren...

Así que nada, aquí estoy, esperando a Pirelli como agua de mayo. ¡Que con esos neumáticos den en el clavo desde el principio!

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
2782
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.