Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cronometroderecords escriba una noticia?

Obradovic desdibuja a un Barça menor que se despide de su Final Four (78-67)

03/04/2011 23:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Diamantidis, taponando el tiro de Anderson -EFE. Enredados por la excelente lectura de la eliminatoria de Obradovic, el entrenador de las siete Euroligas, y por su incapaz de imponer su ritmo y jugar con soltura, el Barça tuvo que despedirse de su Final Four en el OAKA de Atenas. El mérito de Obradovic fue convertir a un equipo fantástico como el azulgrana en un conjunto superado en el rebote, desesperado por lanzar triples, poco preciso con los tiros libres y desestimó jugar con sus pívots, a excepción de la parición Fran Vázquez en un momento puntual, el mejor de los visitantes en el partido. Así que el Barça acabó jugando su último partido de la presente Euroliga tras perder por 78-67 ante el Panathinaikos, en el tercer tropiezo consecutivo ante los griegos, que en semifinales se enfrentarán al Montepaschi de Siena, también vencedor de la serie por 3-1, como el Maccabi Tel Avi ante el Caja Laboral (99-77). Un gran Cook (16) forzó el quinto partido para el Power Electronics Valencia ganando al Madrid 81-72.   

Incómodos e imprecisos, los azulgrana prácticamente pudieron imponer su melodía en una eliminatoria donde casi siempre fueron a remolque, salvados a última hora en el primer partido y con Diamantidis, descentrados por la primera técnica a Navarro en el segundo y rozando el triunfo con el mejor Ricky en el penúltimo. Pero el del Barça no era un ejercicio de continuidad, sino de chispazos. Alguno protagonizado por su estrella, Navarro, con poco tino en la serie, molesto e inquieto por el minúsculo respeto que recibía de los árbitros y torturado por la defensa de Calathes, primer agitador en el que sería el último partido del cruce y que corroboró las facilidades defensivas de los azulgrana.

La pareja Lakovic-Vázquez 

Al Panathinaikos poco le inquietaron las dos personales en dos minutos de su faro, Diamantidis, ni no salir con Batiste como titular. Ni tampoco la lesión de tobillo de Nicholas. Le pesaron más los fallos desde la línea de personal (6/12 en el primer cuarto) y por momentos se vieron dominados por el rendimiento de la pareja Lakovic-Vázquez. El pívot se marcó ocho puntos seguidos, que unidos a una entrada del esloveno supusieron la mayor renta visitante (20-24 a los 13m 05s). Circunstancia que resolvieron secundarios como Perperoglou, muy suelto, y Fotsis, certero. Y replicó Navarro con siete puntos en poco más de dos minutos, los únicos en el partido, cerrado al descanso con 34-33.

Más sobre

Blando Ndong, que parecía necesitar cera en las manos para que no se le escapara la pelota, el conjunto de Obradovic se apoyó en Vougioukas, un actor de reparto, para hacer daño en la zona, antes de, claro, la aparición fulgurante de Diamantidis, sin puntos hasta entonces. Batiste se unió a la causa y el Panathinaikos empezó a escaparse, mientras Anderson se tomaba la situación como un reto personal y no colectivo y se excedía en sus tiros. El Barça se descentró tanto que empezó el último cuarto perdiendo una pelota en un segundo. El momento que escogió Xavi Pascual para explicar el bajón definitivo del equipo: "Ya no hemos creído. Luego hemos luchado pero ya sin opciones". Cierto, porque los azulgrana, que llegarían a perder por 13 (66-53 a 5m 05s) se acercaron a seis con triples y la contribución de Vázquez (68-62). Pero de nuevo se equivocaron tomaron las decisiones acertadas. Navarro cometió demasiado rápido la quinta personal de los azulgrana, que habían ido cometiendo las que le quedaban para llegar al bonus rápido para ganar tiempo. Pascual puso cara de impotencia y a Morris le quedaría corto un triple, la suerte que más intentó el Barça en un final jugado buscando la puntería desde lejos y solventado por Calathes. El tormento de Navarro y el exponente del compromiso de Obradovic para con sus jugadores. El hombre que acabó con la ilusión de los azulgrana de defender el título en el Sant Jordi, el escenario de su primera Euroliga.   

PANATHINAIKOS 78 (16+18+22+22): Diamantidis (11), Calathes (12), Sato (10), Tsartsaris (8) y Vougioukas (10) –quinteto inicial–, Nicholas, Batiste (8), Perperoglou (8), Fotsis (11), Tepic y Kaimakoglou. BARÇA 67 (12+21+14+20): Ricky Rubio (3), Grimau (2), Anderson (13), Lorbek (9) y Fran Vázquez (14) –quinteto inicial–, Navarro (7), Ndong (7), Morris (5), Sada, Lakovic (5) y Ingles (2). Árbitros: L. Lamonica (ITA), V. Drabikovskyi (UCR) y B. Ryzhyk (UCR). Eliminado: Lakovic (m.40).


Sobre esta noticia

Autor:
Cronometroderecords (1113 noticias)
Fuente:
cronometroderecords.blogspot.com
Visitas:
2664
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.