Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fidelam escriba una noticia?

La obra y la vida íntima del artista: ¿La nueva Mistral?

07/09/2009 10:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No hay sospechas: Gabriela Mistral mantuvo una relación amorosa con Doris Dana. ¿Ahora qué? ¿A releerla? Críticos y biógrafos discuten

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Opinión: Una suma de errores

GALERIASDoris Dana y Gabriela Mistral

Doris Dana y Gabriela Mistral

Ya se quedaba ciego. Le preparaban el baño por la mañana y lo vestían. Por la noche, Fani Uveda, su empleada por 30 años, le dejaba dos caramelos envueltos en un pañuelo perfumado. "Era como un chico", recordaba ella en El señor Borges, otro de los libro que hizo explotar de rabia a la viuda del escritor, María Kodama. Había un par de infidencias a considerar -quizás el hombre jamás perdió la virginidad-, pero nada capaz de modificar la lectura de su obra. Otras revelaciones tienen efecto: después que se publicaran los Diarios de John Cheever, su infernal novela Falconer se descubrió autobiográfica. Y ha bastado una restringida mirada a los diarios de José Donoso para entender que la oscuridad de sus libros no eran pura ficción. ¿Y ahora qué con Gabriela Mistral? ¿Todas íbamos a ser reinas sería un poema lésbico?

Sí, Mistral mantuvo una relación amorosa en sus últimos 10 años de vida con Doris Dana, su albacea. La prueba es rotunda y está expuesta en Niña errante, el volumen de correspondencia entre ambas, editado por Pedro Pablo Zegers. Mojigaterías aparte y reivindicaciones gay a un lado, ¿habrá que releer su poesía a la luz de esta revelación? ¿Tiene alguna importancia literaria que Gabriela besara secretamente las cartas de Doris, le confesara "solo te tengo a ti, y sólo te quiero a ti" y firmara masculinamente con un "tuyo"?

"A mi me importa un bledo, no me añaden nada", responde Luis Vargas Saavedra, uno de los más respetados mistralianos chilenos. Su último trabajo fue Almácigo, libro no comercial con más de 200 poemas inéditos de la poeta. Fue el primer volumen extraído del legado de Mistral que por 50 años permaneció guardado en EEUU por Dana. El segundo, Niña errante, a Vargas Saavedra no le gustó: "La muestra como hipocondriaca, egocéntrica, monótona, obsesiva y realmente las cartas son aburridas. Yo habría hecho una selección".

La posición de Vargas Saavedra es definitiva: "Me parece que en la relación entre vida y obra, lo que interesa es la obra. De qué manera la vida se ha transmutado creativamente en un texto. Y estas cartas no tienen nada que ver con eso", dice instalando la vieja discusión entre vida privada y obra. Tan vieja que el profesor Cedomil Goic la da por cerrada citando al estructuralismo: todo es el texto. "Desde el punto de vista estrictamente literario, este tipo de publicación es un factor que distrae de lo fundamental de un poeta, que es su creación", asegura Goic.

TEXTO Y VIDA

Pero la discusión no está cerrada. Si bien a Vargas Saavedra y a Goic no les interesa que Grahan Greene tuviera una fascinación con las prostitutas o que Pablo Neruda abandonara a su única hija afectada de hidrocefalia, a Ian Gibson sí. Más que nada: "Yo quiero conocer al ser humano y el arte en segundo lugar", dice el más importante biógrafo de García Lorca. El hispanista irlandés añade : "El poeta se expresa en su obra, pero si además sabemos cosas de su vida tenemos un retrato de un ser humano más completo".

No hay sospechas: Gabriela Mistral mantuvo una relación amorosa con Doris Dana. ¿Ahora qué? ¿A releerla? Críticos y biógrafos discuten

Aunque no es especialista en la Mistral, Gibson algo sabe del tema: si no supiéramos que García Lorca era homosexual, apunta, no entenderíamos tan bien por qué su poesía "gira en torno al amor que no puede ser". Al teléfono desde Madrid, añade: "Hay gente que dice que la obra basta en sí misma, pero esa jamás ha sido mi idea. Todo los datos biográficos nos ayudan a entender mejor a otro ser humano".

OTRA LECTURA

¿Ayudará en algo a entender Los detectives salvajes el que su autor, Roberto Bolaño, en los sus últimos años de vida mantuviera una relación con otra mujer paralelamente a su esposa? "No se trata de buscar un voyerismo superficial para obtener títulos en los diarios y ganar así una mejor distribución de libros", dice David Schidlowsky, autor de la biografía de Neruda, Las furias y sus penas. Es otra cosa: "La biografía de un artista es también, de alguna u otra manera, la biografía de su época y de ahí la importancia de conocer detalles biográficos, ya que una buena obra artística refleja nuestro mundo y es un portavoz de los quehaceres y penurias de nuestra época", dice.

El jueves en la noche, durante el lanzamiento de Niña errante en el Centro Cultural La Moneda, la académica María Soledad Falabella puso en tierra chilena la idea de Schidlowsky: "¿Qué nos dicen estas cartas sobre los chilenos? Nos llaman a enfrentar nuestra propia identidad como sociedad, interpelándonos desde el pasado a abrirnos hacia el futuro y soñar junto con Mistral en una tierra utópica llamada Chile", dijo. Hablaba ante un público inusitadamente masivo para el lanzamiento de un libro. Hasta el candidato presidencial Marcos Enríquez Ominani se paseó por el cóctel previo a la presentación. Cuando Jaime Quezada trató de "santa" a Mistral, el ex Yegua del Apocalipsis Francisco Casas se levantó indignado gritando: "¡Patético, era lesbiana!".

Al finalizar la presentación, Pablo Simonetti tomó la palabra: "Solo quiero decir que me siento orgulloso de que nuestra más grande poeta haya sido una mujer lesbiana". De nuevo, ¿importa algo para su obra? "No hay una respuesta genérica", opina Hernán Loyola, el biógrafo de Neruda . "En el caso de Neruda es indispensable, dado que la cantera de donde él saca los materiales para su poesía es su propia vida. Mistral trabaja de otra manera. Su cantera es otra. Su poesía es previa a la vanguardia de los 20. Yo no conozco su libro de ruptura", dice.

Pero Loyola se abre: "Siempre hay un sustrato de materiales autobiográficos aún en la poesía más abstracta. Solo que el modo de descifrarlo seguramente es más complicado. Si yo fuera un estudioso de Mistral, no desdeñaría el hecho de que se conozcan estas cartas. Al contrario. A mí me la humanizan. Ella era como era. Podría ser un incentivo para descifrar la poesía de la Mistral desde otro ángulo y promover una nueva lectura. Una lectura que incluya estos nuevos elementos sentimentales".


Sobre esta noticia

Autor:
Fidelam (4709 noticias)
Visitas:
8739
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.