Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Los objetos dan una felicidad muy breve, las experiencias tienen valor

30/05/2010 13:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La felicidad está más en las experiencias vividas que en los objetos materiales adquiridos.Las vivencias más satisfactorias no tienen comparación.Afán de adqusiciones materiales.Psicología de los consumidores.Fomentar que la población disfrute sus experiencias

LOS OBJETOS DAN UNA FELICIDAD MUY BREVE, LAS EXPERIENCIAS TIENEN VALOR

La felicidad está más en las experiencias vividas que en los objetos materiales adquiridos, aseguran psicólogos de la Universidad de Cornell, en los Estados Unidos.

La razón es relativamente simple: los bienes adquiridos dejan de satisfacernos pronto, en virtud de que siempre se comparan con los poseídos por otras personas.

Además, la predisposición feliz de la compra dura poco, ya que los seres humanos se adaptan rápidamente a la nueva posesión. Por el contrario, la satisfacción de las experiencias es más duradera.

Las vivencias más satisfactorias: no se comparan

Según Thomas Gilovich, jefe del equipo que hizo el estudio, las experiencias son menos comparables que los objetos y, por tanto, están menos sometidas a las comparaciones sociales odiosas, ante las que no son tan vulnerables.

Las vivencias resultarían, por tanto, más satisfactorias porque son más difíciles de comparar con las experiencias de otros, dado que pertenecen sólo a aquéllos que las han vivido.

Afán de adquisiciones materiales

Por el contrario, la gente puede sentirse menos contenta con sus adquisiciones materiales porque tiende a pensar mucho en lo que se podría tener (un mejor modelo, un mejor precio), una vez que ha hecho una compra.

Psicología de los consumidores, importancia de la adaptación

De acuerdo a los científicos, los consumidores emplean más tiempo en pensar sobre los objetos materiales que no eligieron que el que dedican a comparar sus experiencias con las de otros.

Otra razón que marca la diferencia entre el disfrute que obtiene una persona al comprar algo, o la que logra al “degustar” una experiencia, es la capacidad de adaptación de la especie humana.

Gilovich afirma que existen muchas investigaciones sobre el bienestar y la felicidad que demuestran que nos adaptamos a la mayoría de las cosas.

Por eso, cuando un individuo compra algo nuevo, su adquisición lo hace feliz inicialmente, pero la persona se adapta enseguida a esa posesión, lo que termina con la felicidad.

Las experiencias resultan únicas

En general, explica Gilovich, las comparaciones visibles reducen el contento que nos producen los objetos materiales que compramos. En cambio, si comparamos experiencias - aunque sean similares como un viaje a un mismo lugar- cada una de estas experiencias resultan únicas y, por tanto, el placer que producen no es fácilmente reducible por comparación.

Fomentar que la población disfrute sus experiencias

Los resultados de la presente investigación sostienen que, dado que la gente obtiene más felicidad de sus experiencias que de sus posesiones, deberían llevarse a cabo políticas que desarrollen los recursos necesarios para asegurar que la población disfrute de diversas experiencias.

Gilovich añade: “ si este tipo de cosas es lo que hace que las personas disfruten más y durante más tiempo, se deben crear comunidades que cuenten con parques, senderos e instalaciones en los que las experiencias que nos hacen felices puedan desarrollarse.”


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
4037
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.