Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Obiang concede el "indulto" a presos políticos que seguían en la cárcel pese a que habían sido absueltos

08/10/2010 09:29 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, ha concedido el "indulto total" a "algunos presos condenados por el asalto al Palacio Presidencial" del 17 de febrero de 2009 "con motivo de la celebración de la fiesta de la Independencia Nacional", según informó este viernes el Ministerio de Información.

Entre los "indultados" figuran dos dirigentes de la formación opositora legal Unión Popular (UP), Marcelino Nguema Esono y Santiago Asumu Nguema, que habían sido absueltos el pasado mes de abril por un tribunal de Malabo y procesados posteriormente por los mismos cargos y condenados a 20 años por un tribunal militar.

"La conmemoración del cuadragésimo segundo aniversario de la Independencia Nacional, el 12 de octubre de 2010, constituye un acontecimiento relevante de orgullo nacional por revivir la memoria del día en que el pueblo de Guinea Ecuatorial alcanzó por primera vez la plenitud de sus derechos fundamentales conculcados por el colonialismo durante 200 años de ocupación", se lee en el decreto 79/2010, por el que se concede el indulto.

"Ésta es una de las razones principales por la cual el presidente de la República ha firmado el indulto para varios procesados y condenados por el asalto al Palacio Presidencial de Malabo", delitos que fueron calificados como "atentado contra el jefe del Estado, forma de gobierno, terrorismo y traición", prosigue.

Animado "por el espíritu de magnanimidad que siempre Nos ha caracterizado como presidente de la República y jefe de Estado, garante de la paz y estabilidad de la nación", se lee en el decreto, firmado por Obiang, "he hecho uso para perdonar a los que por sus acciones u omisiones que revisten carácter de delito han sido juzgados y condenados por los tribunales".

Entre los beneficiarios del indulto figuran los nigerianos Marck Etim Marck, Eyoh Okon Ikara, Eyon Kun John, Effiong Matew, Okokon Iyanam Mintay, Isangadighi Emmanuel y Ekaette Eyo Okon, todos ellos condenados a doce años de cárcel el pasado 5 de abril por el Tribunal de Apelación de Malabo.

Pese a las gestiones del Gobierno nigeriano para conocer la suerte de sus siete conciudadanos, fuentes de la oposición interior han asegurado que al menos dos de ellos han muerto a lo largo de los últimos meses debido a las malas condiciones de vida en la prisión.

MARCELINO NGUEMA Y SANTIAGO ASUMU

Asimismo, el decreto presidencial concede "indulto total" a Marcelino Nguema Esono y Santiago Asumu Nguema, a quienes el mismo Tribunal de Apelación había absuelto el 5 de abril de todos los cargos y para quienes había ordenado su inmediata puesta en libertad.

Pese a ello, según informó dos días más tarde a Europa Press el abogado de los acusados, Fabián Nsue, Teodoro Obiang Nguema decidió no reconocer el fallo absolutorio y "secuestrar" las órdenes de excarcelación. Desde entonces, la defensa de los miembros de UP hizo todo tipo de gestiones para su puesta en libertad.

No obstante, el Gobierno los volvió a procesar en "causa sumarísima" mediante un consejo de guerra celebrado en Malabo, en el que fueron condenados a veinte años y un día de reclusión mayor por "atentado contra el jefe del Estado, forma de gobierno, terrorismo y traición", según consta en el decreto de indulto presidencial.

El pasado mes de mayo, transcurrido un mes de la absolución y de la incumplida orden de excarcelación, Fabián Nsue remitió una carta a la jurisdicción militar "para recordarles que no es dable en derecho que se juzgue a una persona por los mismos hechos", según explicó a Europa Press.

El decreto concede también el "indulto total" a Pedro Manuel Mba Bitegue y Antonio Abaga Bitegue, condenados el año pasado por un consejo de guerra celebrado en Bata a cinco años de cárcel por "insulto a las Fuerzas Armadas, resistencia a la fuerza, desorden público y allanamiento de dependencia militar".

"El presente se otorga con la condición de que sus beneficiarios no incurran de nuevo en actos delictivos de la naturaleza del delito por el que se le indulta", prosigue el decreto. "En caso contrario se le revocará automáticamente el indulto para cumplir la pena remitida y otras penas que se le impongan por los nuevos delitos", añade.

EL ASALTO

Según la versión oficial de los hechos difundida por el Ministerio de Información, "el asalto ocurrió el 17 de febrero de 2009 a las cuatro de la madrugada, cuando unos cincuenta mercenarios que viajaban a bordo de unas lanchas desembarcaron en el puerto, se dirigieron al Palacio Presidencial e iniciaron un asalto en las cercanías del edificio". "Las fuerzas armadas repelieron el ataque y detuvieron a parte de los atacantes", prosiguió el Ministerio.

El Gobierno atribuyó en su momento el ataque al Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger (MEND) y aseguró que Faustino Ondó había contactado con este grupo rebelde nigeriano para preparar el asalto. Ondó, quien se encuentra exiliado en Madrid, ha sido juzgado 'in absentia'. El pasado 23 de marzo, Ondó declaró que el ataque fue cometido por otro grupo armado nigeriano, Bakasi, para cobrarse el dinero que le debe el presidente Teodoro Obiang Nguema en pago por "determinados servicios", en particular por el secuestro de opositores.

Todos los procesados fueron detenidos en las fechas posteriores al asalto. A finales de marzo de 2009, Amnistía Internacional (AI) denunció la detención "arbitraria", sin cargos ni juicio, de los miembros de UP, todos ellos arrestados "sin la preceptiva orden" entre el 18 de febrero y el 1 de marzo de 2009 en Bata, principal ciudad del continente, y en Malabo.

El último Informe sobre Derechos Humanos del Departamento de Estado de Estados Unidos afirmaba, en su capítulo dedicado a Guinea Ecuatorial, que tras el ataque del 17 de febrero, el Gobierno detuvo "arbitrariamente, sin orden judicial y sin cargos", a numerosas personas, una de las cuales "murió a causa de las palizas durante los interrogatorios", en referencia a la esposa de uno de los nigerianos, Afiong Etim. Durante los interrogatorios, los nigerianos aseguraron que sólo eran pescadores que, a causa de un temporal, se habían perdido y habían ido a parar a las inmediaciones de Malabo, donde fueron detenidos.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1844
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.