Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Obama hace una defensa apasionada de la reforma del sistema sanitario

15/03/2010 21:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, hizo este lunes, en Strongsville (noreste de Ohio) una defensa apasionada de la reforma del sistema sanitario que pretende llevar a cabo con la esperanza de que, después de un año de debates, esta semana se apruebe en la Cámara de Representantes la versión del proyecto de ley a la que el Senado ya ha dado su visto bueno.

Obama describió un sistema sanitario con costes cada vez mayores y una cobertura cada vez menor en el que millones de estadounidenses no se pueden permitir pagar las primas de un seguro sanitario de calidad. Para pronunciar su discurso --el tercero de estilo electoral que ha dado en los últimos ocho días--, el presidente eligió un barrio que en las elecciones de 2008 votó a favor del senador John McCain, su oponente republicano.

Mientras Obama hablaba, se podía oír el clamor de quienes le apoyaban pero también algunos abucheos y silbidos y a gente que gritaba: "¿Cuál es tu plan?" y "¡Empleos!". Además, decenas de personas se manifestaron en la calle con pancartas en las que se podía leer "Nosotros, el pueblo, decimos 'no' a la reforma Obama" o "Fuera de mi asistencia sanitaria".

El presidente centró su discurso en la historia personal de Natoma Canfield, una mujer de Ohio de 50 años, asistenta de profesión, que ha sobrevivido a un cáncer y que a duras penas podía pagar las primas de su seguro, que se habían disparado.

El año pasado, su compañía de seguros le subió las primas más de un 25 por ciento, por lo que tuvo que pagar 10.000 dólares, además de 900 dólares por otros gastos, sólo para que a finales de año su aseguradora le comunicase que sus primas iban a aumentar de nuevo, esta vez más de un 40 por ciento, explicó Obama.

Al ver que no podía permitirse el seguro, se dio de baja y escribió una carta al presidente contándole su problema. La semana pasada sufrió un colapso, la llevaron al hospital y le diagnosticaron leucemia, prosiguió Obama, que añadió que Canfield iba a haber asistido al acto de hoy pero no ha podido porque está ingresada.

"Estoy aquí por Natoma", aseguró. "Estoy aquí por las incontables personas que se han visto obligadas a enfrentarse a los desafíos más terribles en sus vidas con la carga añadida de las facturas del médico que no pueden pagar. No creo que eso esté bien (...). Por eso necesitamos ya mismo la reforma del sistema de seguros sanitarios", subrayó.

SE DEFIENDE DE LAS CRÍTICAS

Obama defendió su propuesta de las críticas del Partido Republicano, que ha dicho que debilitará Medicare, el programa de seguro médico del Gobierno para personas mayores de 65 años. A su juicio, éste es "el argumento más insidioso" que han presentado "los que se oponen a la reforma".

Dirigiéndose a la tercera edad, el presidente recalcó: "No va a haber recortes en vuestras prestaciones y vuestro periodo garantizados de Medicare. Sin condiciones y sin peros. Esta propuesta refuerza Medicare, mejora la cobertura y asegura más la financiación. Y quien diga lo contrario está mal informado o está intentando informaros mal. No os dejéis engañar".

Obama señaló que el 'status quo' es insostenible y lo comparó con el sistema que defienden los líderes del Partido Demócrata, que están intentando asegurarse los últimos votos para que se apruebe en la Cámara de Representantes el texto que ha sido aprobado en el Senado para luego introducir los cambios que quieren realizar en un paso posterior.

Para introducir esos cambios sólo se requiere mayoría simple en el Senado, donde hay 100 escaños, y por lo tanto los demócratas ya no necesitarían 60 votos para superar los obstáculos que puedan poner los republicanos. La Cámara de Representantes y el Senado esperan concluir el trabajo sobre el segundo proyecto de ley de la reforma sanitaria antes del receso de Semana Santa que comienza el 26 de marzo y dura dos semanas.

"Sabemos lo que ocurrirá si no actuamos", declaró Obama, que asvirtió de que los costes seguirán incrementándose y las familias y las empresas no podrán pagar sus seguros. Subrayó que el Congreso "le debe al pueblo americano una votación de 'sí' o 'no'". "Es el momento de votar", insistió Obama, que restó importancia a las cuestiones políticas, las cifras de las encuestas y las elecciones de noviembre.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
3008
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.