Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que José Javier González De La Paz escriba una noticia?

Obama Bin Laden y Barack Osama

10/05/2011 22:26 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El terrorismo, sea cual sea su expresión, nunca puede tener rostro humano ni justificación alguna

El viento batido por las aspas de los helicópteros no alarmó a nadie, vivían a escasos metros de una base militar paquistaní y aquel sonido era algo cotidiano. Pero de aquellos aparatos estaban descendiendo por cuerdas unos tipos armados hasta los dientes y con un uniforme distinto al que podía verse habitualmente por las calles de aquella población. No eran soldados paquistaníes en prácticas. Eran soldados norteamericanos de élite invadiendo territorio de otro país de forma ilegal y no parecían traer buenas intenciones.

Tardaron muy pocos minutos en entrar en la casa que estaba al final de la calle y dispararle un tiro en la cabeza –según la versión de los atacantes- a un Osama Bin Laden desarmado, el terrorista más buscado del mundo, culpable, según las acusaciones, de la muerte de miles de hombres, mujeres y niños. Inmediatamente después llevaron el cadáver a una de las aeronaves para transportarlo a bordo de un portaaviones, desde donde sería arrojado al mar.

Lo que dice la ley

En toda causa criminal, el acusado gozará del derecho de ser juzgado pública y expeditamente por un juzgado imparcial del Estado y distrito en el que el delito se haya cometido, distrito que habrá sido determinado previamente por la ley; así como de ser informado sobre la naturaleza y causa de la acusación; que se le caree con los testigos en su contra; que se obligue a comparecer a los testigos en su favor y de contar con la ayuda de Accesoría Legal para su defensa” (Sexta Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos de América)

Sí, aquellos soldados estaban perfectamente, casi robóticamente, preparados para llevar a cabo cualquier misión, por peligrosa que fuera; aquellos soldados obedecían cualquier orden de sus superiores jerárquicos sin preguntarse nada, sin que ninguna duda atravesara, ni por un momento, sus adiestrados cerebros. Aquellos soldados sabían usar todas las armas y pilotar cualquier cosa que tuviera mandos. Aquellos soldados eran la crema del glorioso ejército de los Estados Unidos de América (culpable también de la muerte de miles de hombres, mujeres y niños) de la nación cuna de la democracia, como les gusta llamarse. Pero aquellos soldados, representantes en ese momento de “la democracia occidental, de los valores de la civilización y de los derechos y principios a ella inherentes” se portaron como lo que son: soldados cuya más relevante razón de ser es la obediencia y no la reflexión, soldados que acatan antes la orden de un superior que a su propia Constitución, que les dictaba lo contrario, que les decía que aquel otro terrorista tenía que ser detenido y juzgado. Pero así son todos los ejércitos, creados para pasarse las leyes civiles por los huevos.

Más sobre
Noticias relacionadas

Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes” (Artículo 5 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos) El nuevo director de la C.I.A. ha reconocido públicamente que el paradero de Osama Bin Ladem se descubrió a partir de las declaraciones bajo continuada tortura de un preso de la cárcel ilegal de Guantánamo.

Felicitaciones

Buen trabajo”, les dijo Obama a los asesinos de Osama mientras adornaba sus pechos con alguna chatarra condecorativa. Sí, buen trabajo por haber ensuciado la democracia que dicen defender, buen trabajo por haber dejado claro que los Estados Unidos y sus aliados, entre ellos España, que no dudó en felicitar prontamente la acción, están por encima de las leyes nacionales e internacionales, buen trabajo por haber dejado claro a los pueblos del mundo que no hay movimiento, acción o revolución que pueda tener éxito si no es con su permiso, buen trabajo por haber acabado con el cachorro que ellos mismos criaron para luchar contra el comunismo ruso, buen trabajo… ¿por qué?

¿No hubiera sido un mejor trabajo detener a Osama y hacerlo “cantar”, pero sin que nadie lo supiera, sin que nadie estuviera pendiente del estricto cumplimiento de las leyes por creer que ya estaba muerto? De esta forma podrían de verdad tirarlo al más después ¿Será ese el buen trabajo por lo que Obama felicita y condecora en secreto a los asesinos de Osama?


Sobre esta noticia

Autor:
José Javier González De La Paz (30 noticias)
Visitas:
3187
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.