Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Xvmaster escriba una noticia?

Nuevo presidente de Alemania

01/07/2010 08:18 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El cristianodemócrata Christian Wulff se impuso en la tercera ronda al aspirante de la oposición, Joachim Gauck

El candidato propuesto por la canciller Angela Merkel, el cristianodemócrata Christian Wulff, fue elegido hoy presidente de Alemania por un periodo de cinco años en la tercera ronda de la Asamblea Federal, la Bundesversammlung.

Wulff, hasta ahora jefe de gobierno del estado federado de Baja Sajonia, no logró la mayoría absoluta necesaria en las dos primeras vueltas, lo que supuso un fuerte golpe para el gobierno Merkel, gravemente debilitado y con un nivel de popularidad mínimo debido a la división interna respecto a temas como los drásticos recortes en el gasto público, las rebajas fiscales o la reforma sanitaria.

En la tercera votación, en la que sólo se requería una mayoría simple, la propuesta personal de Merkel, el candidato del gobierno de centro-derecha formado por democristianos (CDU), cristianosociales (CSU) y liberales del FDP, se hizo con 625 apoyos de los 1.244 escaños de la Asamblea Federal, la Bundesversammlung, que elige al que será el jefe de Estado por un lustro.

Su rival, Joachim Gauck, la ambiciosa y desafiante propuesta conjunta de la oposición ecologista y socialdemócrata -con un total de 462 escaños-, obtuvo 494 votos y sobre todo, un larguísimo aplauso de la cámara. No tenía esperanza de ganar, pero para la oposición, el resultado de hoy es un éxito histórico.

Wulff sucede así en el Palacio de Bellevue a Horst Köhler, ex director-gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), que renunció inesperadamente el mes pasado después de recibir duras críticas por unas polémicas declaraciones en las que relacionaba las intervenciones militares alemanas en el exterior con la defensa de intereses comerciales y económicos.

El nuevo presidente, que pertenece al ala moderada de su partido y es considerado un conciliador, era el gran favorito al contar la coalición CDU/CSU/FDP con una cómoda mayoría en la Asamblea Federal: un total de 644 electores, 21 por encima de la mayoría absoluta.

Su elección era por tanto sencilla, pensaba Merkel, que estaba convencida de contar con un candidato casi seguro al ser éste uno de los políticos más populares del país.

Pero en la votación secreta efectuada hoy en el Reichstag, sede de la Cámara baja del Parlamento alemán o Bundestag, Wulff fue castigado por numerosos electores de su propias filas, que se decidieron por otro candidato o se abstuvieron.

En la segunda vuelta sólo consiguió 615 apoyos. En la primera, aún menos, 600. Necesitaba 623. No pudo imponerse en dos ocasiones a Gauck, teólogo jubilado, pacifista y ex disidente de la extinta República Democrática Alemana (RDA), que obtuvo 499 votos en la primera vuelta y 490 en la segunda.

Gauck, responsable hasta el año 2000 de la celosa tutela de los archivos de la Stasi, se había convertido en el más querido entre los ciudadanos por su carisma y compromiso con la justicia, la democracia y libertad.

La tercera candidata, la periodista Lukrezia Jochimsen, lanzada por el Partido de postcomunistas y socialistas desencantados La Izquierda (Die Linke), retiró su candidatura en la tercera votación, después de hacerse con 123 apoyos en la segunda ronda. Lo mismo hizo el del partido neonazi NPD, Frank Rennicke, con sólo tres votos.

Ninguno de los dos tenía posibilidades reales de resultar elegido y al retirarse aumentaron las oportunidades de Wulff.

El sorprendente resultado de la elección de hoy es un enorme traspié para la alianza de centro-derecha de Merkel, que necesitaba urgentemente una mayoría absoluta para recuperar la credibilidad perdida por las graves peleas internas que desde hace semanas hacen temer por su continuidad tan sólo ocho meses después de haber empezado a gobernar.

La pérdida de apoyos de su propio bando no se interpreta como castigo para Wulff, sino para el Ejecutivo de Berlín. De hecho, no se descarta que provoque una crisis de gobierno, aunque Wulff se esfuerce por convencer de que la elección presidencial es completamente independiente del futuro del Ejecutivo de Berlín.

Católico y casado en segundas nupcias, Wulff se convierte, a sus 51 años, en el presidente más joven de la historia de la República. Será el décimo jefe de Estado de Alemania y jurará su cargo el viernes en Berlín.

La Asamblea Federal, un órgano mixto cuyo única misión es la elección del presidente, está formada por los 622 diputados del Bundestag y por el mismo número de representantes civiles de los 16 estados federados o "Länder" que integran el país.

El presidente federal alemán es la primera autoridad política del país, pero su poder se limita a tener funciones de representación y a ser una instancia de preservación de los principios éticos y morales de la República. El poder político en el gobierno está depositado en la figura del canciller

Si te gusto la noticia, ya sabes que hacer...


Sobre esta noticia

Autor:
Xvmaster (442 noticias)
Visitas:
5624
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.