Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Knifer escriba una noticia?

La novela y película de El Señor de los Anillos: La Comunidad del Anillo

24/06/2020 05:31 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Quiero iniciar comparando primero la trilogía del Hobbit con la primera novela de J. R. R. Tolkien, donde sin duda se benefició bastante de la Comunidad del Anillo porque las referencias de ese pasado se ven reflejadas que hasta pareciese que hubiesen existido antes de su lanzamiento en el 2001.

Lo anterior lo digo porque detecté la referencia del dragón donde Bilbo dice que no han existido desde hace décadas (Smaug), el mapa de Lonely Mountain donde sucedió su primera y aparentemente último aventura ya que en 60 años no tuvo otra salida, el Consejo Blanco que tanto se menciona en la novela de la Comunidad es puesto en escena en la primera y tercera precuela y no se diga del Necromancer y el exilio de Sauron a Mordor.

Inclusive la escena en donde Frodo está muriendo ante la cortada de uno de los nueve, se puede ver con claridad las estatuas de los Trolls que Gandalf congeló con el sol mientras Bilbo ayudaba a ganar tiempo para salvar a sus compañeros enanos. Hasta se me había olvidado de que Bilbo narra está anécdota a los niños, incluso tener en cuenta la estable interpretación de Martin Freeman le da un respaldo emotivo a Iam Holm en su vejez.

Eventos que fueron mencionados brevemente en las escrituras pero que no aparecieron en la gran pantalla, son llevados a cabo con el tiempo merecido dándole así un tremendo respaldo a la trilogía clásica, aunque en momentos su humor, exceso de CGI y sobre todo la excesiva duradera Un Viaje Inesperado le restan entretenimiento al tornarse repetitiva y demasiado pausada. Se redime al explorar la Desolación de Smaug con el retorno de Legolas y la presencia de Bard quien brilla en la Batalla de los Cinco Ejércitos, cuya descripción se da en un par de páginas.

Peter Jackson la pone a la altura de Helms Deep y Minas Tirith, hasta en un descuido considerarse la mejor por su duración al ser la primera que no pasa de las 3 hrs. La versión extendida la pone en 2 hrs y media y lo valen. La Desolación es una aventura que no para a la Dos Torres pero la última precuela deja todo listo para La Comunidad del Anillo y a pesar de que no haber estado de acuerdo en que partiese en tres, hubo material que lo respaldo a pesar de que la primera necesitaba desesperadamente reducir a sólo 2 horas.

Pareciese que El Hobbit se hubiese filmado mucho antes de la Comunidad a pesar de haberse inspirado en las precuelas de Star Wars al preferir los efectos por CGI en su abundancia. Por decir que los orcos ahora eran animados por computadora. Sin importar esta preferencia, Peter Jackson le saco provecho a todo el material tanto de las novelas como de los apéndices para poner en alto las precuelas que me gustaron mucho más que las clásicas hasta ahora que me he puesto a revivir el clásico.

El Hobbit era aventura de principio a fin, centrada en Bilbo y los enanos, incluso la acción es mínima por decir que la Batalla de los Cinco Ejércitos sólo sucede en tres páginas. Se aprovecha para desenvolver con mejor tiempo a Bart quien es mencionado al lado del Pueblo del Lago. Legolas es una bienvenida adición y ahora comprendemos el respeto que le tenía a Aragorn aunque vaya que su padre decidió brincarse a diferencia de Elrond.

Tenemos cierto conocimiento del poder limitado de Galadriel y su desvanecimiento tras agotar sus fuerzas a desterrar a Sauron y a la vez la ambición de Saruman. Gandalf sigue siendo el mismo, tanto el de la novela como el que protagoniza Ian McKellen. Un mago poderoso que conecta el pasado con el presente al reunirse con Bilbo y tomando a Frodo como el futuro de esta aventura. Eso sí, tenemos mucha más información de Gollum aunque el prólogo al principio es grandioso dado que se carece de eso en el libro.

Más sobre

Conforme vas leyendo vas comprendiendo las circunstancias, ayuda que las películas hayan sido fieles a pesar de realizar masivos cambios como agregar una batalla al final considerando que la desintegración de la comunidad y la muerte de Boromir suceden al principio de la segunda novela (Las Dos Torres). Lo de isildur es bienvenido, incluso la secuencia de la caída de Sauron. Eso sí se aprovecha el humor y suspenso porque la novela es demasiado seria y descriptiva.

Ahora entiendo lo que muchos decían, lo mejor son los diálogos y las conversaciones porque están en su totalidad en el guion de la película, lo cansado es toparse con una detallada descripción de los contextos conforme avanzan hacía Mordor. Demasiados sinónimos y poemas que Jackson hizo bien en omitirlos. Uno quiere irse a la acción y el guión supo justificarlo hasta el grado de no detenerse en lo mismo.

Peter Jackson supo sacarle provecho al enfoque de Tolkien sin hacerle perder la esencia sino ayudarla a pasar al siguiente nivel al agregarle magia y ritmo a su historia. A duras penas Las Crónicas de Narnia llega a la mitad de su enorme taquilla cuando las de Hobbit siguen cerca del billón. Es tan extenso este legado que hasta una serie por Amazon está en planes para basarse en la Segunda Edad de la cual aquí se habla a la brevedad.

Pippin entra tarde a la escena y en la película ambos entran luego luego en la fiesta de Bilbo haciendo de las suyas. Otro es el paso del tiempo ya que aunque no lo crean, Gandalf tardó como 7 años en regresar por el anillo, hecho que es de un par de meses en la versión de Jackson. La razón fue que no se trataba de ir sólo a Minas Tirith sino capturar a Gollum con ayuda de Aragorn. Mejor leerlo que verlo porque de por sí me hubiese gustado restarle 30 minutos a esta entrega que al igual que la primera precuela, excede en su pausada introducción de los hechos y personajes.

Jackson le dio importancia a la espada de Narsil porque a diferencia de las películas, en la novela inicia con la espada siendo reconstruida y sin relevancia por lo que se hizo con ella en la Segunda Edad. Otro cambio es Arwen al ayudar a Frodo e invocar a los caballos del agua, en la novela esto lo hizo Glorfindel con ayuda de Gandalf y Elrond. Es interesante que las mujeres no tengan tanta participación pero esto se debe a que en la época en que vivió Tolkien, los hombres eran quienes iban a la guerra y he ahí su mensaje de la camadería.

No puedo evitar sentir una inspiración en Star Wars, especialmente en el modo en qué George Lucas contó la historia. La única diferencia es que Jackson obtuvo mucho más crédito y en parte eso me hizo enojar como fan. Pero tras 20 años de haberla visto y ahora finalmente haber leído la novela me doy cuenta de lo especial y poderosa que suele ser. Un clásico superior a Juego de Tronos cuyo autor quiso pasarse de listo de criticar a Tolkien cuando las épocas eran diferentes y sobre todo que el equipo de Jackson contaba no sólo con la historia concluida sino con los apéndices a diferencia de David Benioff y D. B. Weiss quienes tuvieron que ingeniárselas porque en los ocho años en que se estuvo produciendo la serie, George R. R. Martin nunca tuvo la iniciativa de concluir su historia.

La Comunidad del Anillo hace una buena transición de novela a película, ambas se complementan entre sí sin alterar la historia sino dándole suspenso y acción. La música de Howard Shore es épica y tremenda al engancharnos con la oscuridad e iluminación de tanto personajes como locaciones. Una lectura recomendable, ahora sí toca el turno de la favorita de las tres o seis, La Dos Torres.


Sobre esta noticia

Autor:
Knifer (944 noticias)
Fuente:
entretenimientocasual.blogspot.mx
Visitas:
2005
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.