Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Soy Un Jugón escriba una noticia?

Por qué las notas me tocan las bowlings (Opinión)

24/11/2009 10:14 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Queridos lectores de Soy un Jugón, como sabéis, últimamente ha aparecido un caso de compraventa de notas en una revista alemana que en nuestro país conocían Rappel y tres más, y a raíz de un comentario que dejé en el gran Pixeblog de Pedja empecé a comerme la cabeza sobre el tema de las notas y lo que suponen (y más sabiendo que escribo en dos blogs en los que mis compañeros y en uno de ellos, ¡hola jefe asqueroso, que sé que me vas a leer por aquí XP! yo, por exigencias del guión también lo hago puntúan sus análisis. Pues bien, tras hablarlo con mi apañero de Soy un jugón kikeks, decidimos realizar un texto cada uno. Yo lo haría en contra de las notas y él las defendería a capa y espada.

Llegados a este punto, les presento mi pataleta, a la cual voy a introduciros mirando hacia el lado positivo del asunto de manera breve para después intentar rebatirlo. Que les sea leve.

-Razón por la cual podría llegar a pensar que las notas son necesarias:

Partiendo desde la base de que podría existir un mundo ideal con notas para algunas personas, pienso que éstas deberían estar realizadas como complemento de los textos a los que están destinadas. Dichas puntuaciones quedarían única, exclusiva y subjetivamente como complemento que ocupa un lugar que no destaque de sobremanera al lado del texto de turno, que es el apartado que debería llevarse la mayor parte en la presentación del análisis (y que es justamente lo contrario de lo que hacen varios medios videojueguiles).

-Razones por las que las notas para mí apestan.

-Hay gente que entiende lo que yo he expuesto ahí arriba como si las notas fuesen una especie de resumen de lo que se ha escrito anteriormente. Señor@s, ¿Es lo mismo leerte un tocho donde se te informa y razona sobre los diferentes fallos, virtudes y sobre todo sensaciones pertenecientes a un juego que ver una solitaria cifra? ¿Es que un impreciso 7 indica que el juego es bueno en su apartado gráfico pero que el mismo petardea a veces? Ni de coña.

-Como ya he expuesto arriba, suponiendo que en los análisis las objetividades se tienen que ir al garete y que se tiene que pensar y escribir de manera completamente subjetiva, ¿Qué hace mejor a un juego que tiene un 7 sobre otro que tiene un 6, 9? La subjetividad, supongo, es por ello que como cada redactor es subjetivo, necesitaría aprenderme todos y cada uno de los métodos de puntuación que utiliza cada publicación a la hora de analizar juegos.

El problema de lo subjetivo es que hay gente (gente en un altísimo porcentaje = típico fanboy) a la que le importa una mierda lo que se haya escrito y va directamente a la nota para sentir como se empiezan a humedecer sus partes bajas al saber que su Zelda, su querido Zelda ha tenido un 101/100.

Pero veamos qué es lo que pasa cuando a un Zelda de turno (al que todavía ni siquiera habrá podido jugar) le otorgan desde la desgraciadamente extinta Superjuegos Xtreme un miserable (LOL) 89/100.

‘ Esa nota se la han dado por unos argumentos a los que no le encuentro ni pies ni cabeza personalmente. Por mi como si le quieren dar al juego un 5 el juego es magnifico. Yo pienso que no hay mejor critico que uno mismo, y mientras a ti te guste el juego... .

PD:Y no, la revista definitivamente no esta echa para mi, porque no la veo seria y objetiva. ... . ‘

Fdo: Un artista que nunca sacó un 8, 9 en Historia ni en Religión y que por lo tanto no sabe valorar una casi-casi-casi-excelente nota.

Aparte de la pequeña contradicción que conlleva el hacer una crítica sobre una nota que le ha parecido mala (entiéndase mala como ‘ baja’ ) dentro de una revista que no es objetiva, este troll deja un mensaje sin mostrar argumentos que lo acrediten para hacernos dudar sobre la veracidad del análisis de turno, y encima de todo tiene la desfachatez de decir que ‘ no hay mejor crítico que uno mismo‘ ... pues bien, ¿es que el redactor no es crítico por si mismo XD? ¿Acaso no es eso lo que llaman subjetividad? ¿En qué quedamos, somos objetivos o no?

Lo que quiero decir con este estúpido ejemplo es que uno de los puntos negativos que acarrean las notas es que sirve para alimentar al todavía más estúpido si cabe movimiento fanboyeril. El fanboy medio únicamente quiere que su videoconsola no sea violada severamente por los medios de desinformación, amén de salir victoriosa contra el enemigo que vive en el portal de enfrente.

Más sobre

-Dejando atrás a las hordas de niñatillos de cuerpo o mente que opinan sabiamente sobre videojuegos, otro punto que me escama es la ambigüedad a la hora de enfrentar a dos juegos de distinto género con notas parecidas (¡o incluso sin serlas!) ¿Es mejor un juego de carreras que tiene un 7, 5 o un JRPG de 7, 3?

Qué queréis que os diga, a mí los FPS me aburren (matadme XD) y seguramente los puntuaría de manera inferior a muchos otros, y la verdad es que no es algo que me preocupe excesivamente, ya que al fin y al cabo todos pensamos individualmente salvo que vivas en Corea del Norte. Aparte, ¿es que en todos los lugares del mundo se tienen igual de considerados a los juegos de béisbol, maghjong y fútbol?. Me da en la puntita de la nariz que no es así, y ello me lleva de nuevo a los callejones de la subjetividad y de la valoración según las distintas impresiones que tales redactores de Japón, EEUU y Europa puedan darnos, dejando de lado las notas.

-Otro punto que me escama es el punto de partida de este texto: la compra-venta de notas. No hace falta ser muy inteligente para encontrar medios en los que la escala de puntuación de los juegos van desde el 7 al 10 (los que tienen un 6, que en primaria viene siendo un ‘ bien’ ... imaginad cómo pueden ser). Si encima de todo lo que he expuesto hay alguien que se dedica a comprar unas notas y otros que aceptan venderlas (que seguro que los hay), pues sencillamente, apaga y vámonos, ya que ello nada mas que servirá para que las empresas hypeadoras del mundo obtengan lo que quieren gracias al vulgo que tiene al mundo de las notas como a una especie de guía de compras.

Gracias a ello obtenemos análisis de dudosa reputación en los que podemos ver a un juego X que ‘ tiene una IA de los enemigos deficiente, es corto pero tienen unos graficazos del Copón y muchas tetas. Nota: 91‘.

Quizás alguno me llame ‘ primo de Rajoy’ por utilizar patéticos ejemplos con niñ@s, pero lo cierto es que recuerdo que mi hermano cuando era un enano, ante la inminente campaña de navidad y rebuscando notas en cierta página me dijo:

Pues me voy a comprar el Big Pechonality Academy, que aquí le han puesto un 9 y es mejor que éste, que solo tiene un 8.

Segundos después, la tercera bomba atómica estalló en Huelva.

-Por último, no quisiera terminar este tochito sin hacer mención a las otras artes. Soy de los que consideran que los videojuegos son arte, es cierto que nuestro hobby todavía es joven y es maltratado continuamente por los sectores más conservadores de la sociedad actual, pero vamos avanzando poco a poco (le pese a quien le pese, quizás Nintendo haya contribuido en cierto modo a cambiar esta idea). A lo que iba, cuando leo un comentario sobre un libro de Stephen King sobre una patética araña-payaso o bien otro sobre una obra de Matisse, obviamente no espero encontrarme con una nota que me diga ‘ yeah, este cuadro está de puta madre’ . La crítica reflejará que el cuadro es un AAA con sus pertinentes palabras... para algunos, pero los que rehuyan del impresionismo de tan gran autor escupirán sobre tales injurias a sus gustos independientemente de si hay un apartado que diga que es la leche con numeritos o no.

Es cierto que hay reseñas sobre películas que cuentan con nota en bastantes medios, pero una persona a la que le gusta el cine de verdad no mira el recuadrito donde aparecen 2, 3 o 4 estrellitas, sino que se leerá el texto concienzudamente y después decidirá si vale la pena gastarse los 5 pavos que cuesta ir al cine.

Desgraciadamente, el público del mundo de los videojuegos no está preparado para una hazaña tan simple y factible como esa. Quizás sea por la edad, pertenecemos a un mundillo joven que se niega a escuchar a sus mayores, pero que quizás algún día empiece a entrar en razón.

Tengamos fe.

Dentro de unos días mi compañero kikeks traerá su correspondiente réplica trapera, ya que tendrá tiempo para analizar mi texto y atacarme por la espalda XDDD, pero bueno, pienso defenderme, entre tanto, ustedes pueden ir dejando sus (espero) constructivas opiniones :) .

Con notas o sin ellas, les quiere, Gamboi.


Sobre esta noticia

Autor:
Soy Un Jugón (247 noticias)
Fuente:
soyunjugon.wordpress.com
Visitas:
3905
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.