Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que mimesacojea.com escriba una noticia?

No todo va a ser follar

22/05/2010 20:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Conocí a Javier Krahe en plena primavera sevillana. Él daba una conferencia sobre humor en la música y yo una sobre humor en Internet. Se dio la feliz circunstancia de que yo soy admirador de su obra y él era (es, creo y espero) lector ocasional de este blog. Nos fuimos a cenar y, entre copa y copa, disfruté de un master de humor, independencia e inconformismo.

Krahe, tuve la impresión, estaba desencantado de todo salvo del sol, el mar y las mujeres. Yo, de mayor, querría ser como él si no fuera porque eso supone un nivel de sacrificio impropio para una persona prudente.

Aquella noche sevillana, en torno a la cuarta copa, saqué a colación su corto Cómo cocinar un Cristo. Hablamos largo y tendido de su polémica entrevista en Lo + Plus, aquélla que le convirtió definitivamente en un cantante de poquedumbres sin siquiera pretenderlo él. Porque Krahe, eso creo, no quiere ser un disidente; sencillamente quiere ser Krahe. El problema, por tanto, lo tienen los demás: los mojigatos, los aburridos, las estrechas, los cuadriculados, los ladrones, los cínicos, los hipócritas, los farsantes y los prudentes.

Ahora, un juez, empujado por la Coalición de Amiguitos de Jesús, le pide 192.000 euros por ofensas a los sentimientos religiosos. Poco importa que fueran unos segundos en un plasma a la espalda del cantante, poco importa que él no supiera que iba a emitirse, poco importa que fuese el invitado y, por tanto, no tenga responsabilidad alguna sobre las decisiones de realización del programa. No es ése su auténtico delito. En realidad, Krahe está siendo juzgado por ser Krahe. Por no querer ser un mojigato ni un aburrido, por no querer callarse, por no ser un cínico y por no respetar a un Dios imaginario.

Si el juez es mínimamente sensato, la demanda será desestimada. Pero, ocurra lo que ocurra, cuando Krahe salga del juzgado, irá, con toda probabilidad, a tomarse un vinito y a comer unas aceitunas. Y, bajo el cielo de Madrid o de Zahara de los Atunes, seguirá admirando a los astronautas y seguirá inventándose infidelidades con la mujer más guapa del mundo. Y seguirá sin haber un Dios. Pero, a cambio, habrá sol, mar y mujeres.

Yo, de mayor, quiero atreverme a ser como Krahe. No todo va a ser follar.


Sobre esta noticia

Autor:
mimesacojea.com (469 noticias)
Fuente:
mimesacojea.com
Visitas:
4203
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.