Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Biblosur escriba una noticia?

No más dietas

13/05/2009 16:27 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"¡Qué lindo sería ser gordo si no fuera por la gordura!", era el eslógan final de un viejo episodio televisivo que trataba el problema de la obesidad con humor e ironía. La doctora Daniela Jakubowicz lo aborda con impactante novedad, sencillez y eficacia.

No más dietas

¡Qué lindo sería ser gordo si no fuera por la gordura!

Cuando uno llega a cierta edad (o no) y los quilos empiezan a pesar de más, generalmente uno comienza a replantear su estilo de vida, en el cual los hábitos alimentarios tienen mucho que ver con el aumento de las adiposidades.

 

Es entonces cuando uno recuerda aquel viejo y conocido programa televisivo humorístico rioplatense -JAUJARANA- que incluía un esquech sin desperdicio sobre el asunto: se juntaban cinco o seis actores bastante gordos, en lo que se suponía era la sala de espera del consultorio del dietista y, mientras esperaban su turno, se contaban sus respectivas cuitas de cada semana, debidas a su condición de obesos.

 

De pronto, uno de los protagonistas desenfundaba un paquete de masitas (para no hacer tan tensa la espera), otro también se animaba y abría la caja de sandwiches, otro invitaba con bombones o chocolates... finalmente todos habían llevado alguna "cosita" para despuntar el terrible vicio de comer en exceso. El esquech terminaba en una merienda pantagruélica, mientras alguien daba el puntillazo final exclamando a viva voz: "¡Qué lindo sería ser gordo si no fuera por la gordura!"

 

Este introito viene a cuento por el estupendo libro que estoy leyendo: ¡NO MÁS DIETAS!, de la doctora Daniela Jakubowicz, una endocrinóloga venezolana que enseña en la Universidad de Virginia, Estados Unidos, y quien, junto a un equipo de profesionales nutricionistas, ha escrito un libro que se transformó en bestseller en el mundo hispanoparlante en pocas semanas.

¿Es posible adelgazar si uno aumenta la ración de proteínas, grasas y harinas? ¡Sí! es la respuesta casi increíble, entérese cómo.

Es que, a contrapelo de todas las teorías ensayadas hasta el presente sobre el problema de la obesidad o simplemente de unos quilos de más, ella no aconseja hacer dieta sino todo lo contrario: básicamente su mensaje es: coma todo lo que quiera y sin límites; le garantizo que adelgazará y se mantendrá delgado/a si lo hace respetando determinados criterios. ¿No es fabuloso?

 

Esos criterios tienen que ver con el llamado método circadiano y están relacionados con los ciclos hormonales y con los horarios en los cuales acostumbramos ingerir alimentos. Jakubowicz sostiene que si ingerimos muchas proteínas, grasas, harinas y dulces en determinadas horas del día, esas sustancias no se transformarán en grasas sino en músculos y energía. Pero si lo hacemos en horas inconvenientes para el metabolismo, entonces el crecimiento lipídico devendrá inevitable.

 

Si usted está dispuesto/a a experimentar esta nueva técnica para combatir la obesidad y sus patologías conexas, Jakubowicz le indicará una dieta abundante en proteínas e hidratos de carbono, pero le aconsejará que consuma tales alimentos a ciertas horas del día. No obstante, si a pesar de todo usted siente una ansiedad irrefrenable por comer una rica milanesa, una tarta de frutas o media caja de bombones de chocolate durante las horas prohibidas, la profesional no se las quitará de su boca, al contrario, ella le dirá, en forma que parece por demás asombrosa, que usted no sólo no debe dejar de comer tales cosas sino que deberá aumentar la ración de proteínas, harinas y dulces durante las horas "aceptables", como forma de combatir la compulsión por ingerirlas durante las horas "non sanctas". ¿No es increíble?

 

¿Usted quiere saber cuáles son las horas en que puede comer como un salchichón sin que aumente de peso, y cuáles son aquellas en que bastará una pizca de mayonesa para que se infle como un globo? Le aconsejo que lea el libro. Es una maravilla.

Cuando los quilos pesan de más uno intenta replantear su estilo de vida, sus hábitos alimentarios...

 

Escribir sobre este asunto me dio hambre; me voy a comer. Hasta la próxima.

 

BIBLOSUR


Sobre esta noticia

Autor:
Biblosur (1 noticias)
Visitas:
14902
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.