Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Clikenmipubli escriba una noticia?

No es racismo, es adoración

17/06/2009 14:25 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los gritos de "¡Boooth, Boooth, Boooth!" de los aficionados sudafricanos a su central blanco no son racismo, sino adoración · El central de 1, 98 está casado con una modelo negra

Matthew Booth escucha el himno nacional

El 'Nkosi Sikelele', el himno nacional sudafricano desde que Nelson Mandela recuperó al democracia plena en el país en 1994, es una canción de sufrimiento y afán de libertad. Los ciudadanos negros sudafricanos, oprimidos por el 'Apartheid' (régimen político y social que dominó el país de 1948 a 1994 y que institucionalizaba la segregación racial de los blancos sobre los negros), la cantaban para lanzar al mundo el lamento de sus desdichas. Significa, en xhosa (la lengua nativa de los sudafricanos de raza negra), 'Dios bendiga a África'.

Tras la reconciliación que trajo consigo Mandela, el país entero convirtió en suyo un himno que antes, para los blancos de la élite, significaba una amenaza. En el once inicial sudafricano de la Copa Confederaciones, Matthew Booth, el gigantesco central de 1, 98 metros que es el único blanco del equipo, lo canta emocionado agarrado a sus compañeros. Él es un ejemplo de integración en un país que en el pasado institucionalizó la ignominia.

Nada de racismo

El fútbol es el deporte de los negros en el país anfitrión de la Confederaciones. Los guetos odiaban el rugby y el crícket, que representaban la opresión, y adoraban el deporte del pueblo. Lo siguen adorando. Los 'Bafana Bafana' ('Los Chicos') actuales, 10 negros pequeñitos y un gigante blanco, son el orgullo de todos. Y, como demostración del perdón entre las razas, el ídolo de la grada, poblada por los nativos de esa tierra, adoran a Matthew Booth.

Y es que el defensor, que en febrero regresó a jugar a su país en las filas del Mamelodi Sundowns procedente del Samara ruso (país donde ha desarrollado gran parte de su carrera profesional), es un ídolo de masas entre los de la raza de sus compañeros de equipo. No le abuchean, sino que le gritan '¡Booooth, Boooth, Booooth!', el estilo del '¡Kun, Kun, Kun!' que suena en el Calderón para animar a Agüero y que no es sino un remedo del '¡Coop, Coop. Coop!' que gritaban los fans de los Lakers en los 80 a Michael Cooper.

MATTHEW BOOTH "Simplemente son los aficionados diciendo mi nombre. ¡No me pitan!”

Los aficionados del Mamelodi Sundowns le cantan eso mismo, un grito que se ha extrapolado a la selección. Nada de insultos racistas, como ha sugerido bastante prensa mundial. “¡Demasiados periodistas me lo han preguntado!”, decía un sorprendido Booth estos días. “Mucha gente que vaya al estadio pensará que me pitan, pero simplemente son los aficionados diciendo mi nombre. ¡No me pitan!”, incidía. El francés Henri Michel, entrenador de Booth en los Sundowns, ha sido el encargado de hacer ver su error a parte de la prensa mundial.

Una familia multicultural

Casado con una modelo negra (Sonia Bonneventia), sus dos hijos llevan en sus nombres la mezcla de culturas que representan: Nathan Katlego y Noah Neo tienen nombres ingleses, el origen de Booth, y africanos, por su esposa.

En 2003, Booth formó parte de un equipo de extranjeros de la Liga rusa que jugó un partido contra el racismo. Su sitio web muestra a un tipo inquieto que graba entrevistas con sus compañeros y las cuelga. En su diario explica lo que ocurre en la concentración sudafricana y mantiene contacto con los fans.

Nada de insultos racistas. Simplemente, el tipo blanco es el ídolo de la grada negra. Sin importar el color de su piel. Un ejemplo de cómo deberían ser las cosas.


Sobre esta noticia

Autor:
Clikenmipubli (42 noticias)
Visitas:
6175
Tipo:
Suceso
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.