Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Diasporaweb escriba una noticia?

El nivel de los mares amenaza a todas la ciudades costeras, incluidas las nuestras

08/10/2015 11:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En derretimiento de los glaciares, el calentamiento global y de la Antártida son factores que hacen que aumente el nivel de los mares. El crecimiento según los sabios, puede ser de un metro en este siglo y de cinco en los próximos trescientos años

La ciudad de Shangai de 20 millones de habitantes surgió del mar y es hoy una urbe moderna, con rascacielos que perforan las nubes, erigidos sobre planicies formadas por mareas alimentadas por el imponente río Yangtsé. El futuro de Shanghai depende ahora de que se encuentren formas de contener precisamente el impacto de esas mareas. Exponiendo en peligro a decenas de millones de personas que viven en zonas costeras y en islas vulnerables a las inundaciones y a otras catástrofes climáticas. Shanghai se encuentra a escasos tres metros por encima del nivel del mar y es una de decenas de ciudades grandes _incluidas Londres, Miami, Nueva York, Nueva Orleáns, Río de Janeiro, Buenos Aires, Mumbai, El Cairo, Amsterdam y Tokio_ amenazadas por el creciente nivel de las aguas, que suben a un ritmo dos veces más rápido que el pronosticado hace pocos años.

Las estimaciones sobre el crecimiento varían, pero Stefan Rahmstorf, un respetado experto del Instituto Potsdam de Alemania, dice esperar un crecimiento de un metro en este siglo y de hasta cinco metros en los próximos 300 años. Si bien este es un fenómeno mundial, los peligros más inmediatos probablemente se encuentren en el sudeste asiático.

Las ciudades chinas son de las más comprometidas. Para empezar, tienen enormes poblaciones _tan solo en el delta del Yangtsé hay unos 80 millones de personas y crecen rápidamente. Son centros financieros e industriales que podrían sufrir pérdidas monumentales por la subida de las aguas, según los expertos. El nivel de las aguas crece constantemente en Shanghai, salinizando sus reservas de agua fresca, complicando el drenaje de las aguas contaminadas de las inundaciones y erosionando las tierras del delta que constituyen la cimiente de la ciudad. Los planificadores no parecen apremiados por buscar soluciones pues aparentemente consideran que tienen tiempo. Shanghai prefiere destinar su dinero a mejorar su infraestructura con la construcción de nuevos puertos, puentes, aeropuertos y zonas industriales sobre la misma costa.

“Shanghai no va a estar debajo del agua en 50 años. No se avecina ninguna catástrofe”, afirmó Zheng Hongbo, geólogo que dirige la Facultad de Ciencias de la Tierra e Ingeniería en la Universidad de Nanjing. “En el plano científico, sin embargo, esto es un problema, nos guste o no”, afirmó Zheng, señalando hacia los sectores de la costa de Shanghai que se cree están siendo consumidos por la erosión causada por el creciente nivel de las aguas. La leyenda dice que el emperador Yu el Grande controló las inundaciones en el período neolítico dragando nuevos canales capaces de absorber el exceso de agua. En los tiempos modernos, la ciudad se hunde desde hace décadas, gracias al bombeo de aguas subterráneas y a la construcción de miles de rascacielos.

Los ingenieros refuerzan hoy las esclusas y diques construidos para contener las aguas de los ríos, que suben por la acumulación de lodo y el hundimiento de la ciudad

“De niños jugábamos en la ribera de los ríos y nadábamos en el agua, pero el río es más profundo hoy”, comenta Ma Shikang, ingeniero que supervisa la principal esclusa de Shanghai, mientras apunta hacia casas por debajo del nivel de las aguas cerca de la famosa ribera del Bund, el nombre que dieron los británicos a la zona del malecón de la ciudad. Dos veces al día, la esclusa de 100 metros de extensión, por la que el riachuelo Suzhou vuelca sus aguas en el río Huangpu, es abierta para regular el flujo de las aguas por el vasto laberinto de canales y arroyos.

La esclusa tiene una altura de 5, 86 metros y se supone que puede resistir una subida de las aguas de esas que ocurren una vez cada mil años. La subida más grande que ha enfrentado Shanghai en los tiempos modernos fue de 5, 72 metros durante un tifón de 1997. Los diques a lo largo del Bund y de otras vías fluviales tienen 6, 9 metros de altura y ofrecen mejor protección que las que tienen ciudades como Miami y Nueva York, pero de todos modos serían desbordadas si se produce una creciente como la que ocurrió con el huracán Katrina de Nueva Orleáns, que fue de 8, 5 metros.

Shanghai contempla construir barreras más altas todavía, como las de Londres, Venecia y Holanda. Casi una cuarta parte de la humanidad vive en zonas costeras bajas y sigue llegando más gente a esos sectores. Un estudio de la Organización para el Desarrollo y la Cooperación Económica (ODCE) estimó que 40 millones de personas viven en áreas vulnerables a inundaciones graves y que para el 2070 esa cifra podría llegar a los 150 millones. Las condiciones climáticas extremas agravarán situaciones ya de por sí precarias. En septiembre, por ejemplo, la tormenta Kestana dejó el 80% de Manila bajo el agua. Haikou, en el sur de China, también sufrió tremendas inundaciones y Vietnam tuvo que evacuar más de 350.000 personas por el paso de la tormenta.

Algunas islas del Pacífico, como la pequeña Tuvalu, podrían ser sumergidas por las aguas en un futuro cercano. El ministerio del ambiente de Vietnam calcula que más de un tercio del delta del Mekong, donde se cultiva casi la mita del arroz que produce el país, quedará sumergido si las aguas del mar suben un metro. Bangladesh está gastando miles de millones de dólares en diques y barreras, y busca ayuda internacional para evitar inundaciones que podrían desplazar a hasta 35 millones de personas.

Si bien la mayor parte de China es árida, tiene zonas costeras bajas que deben ser evacuadas cuando hay tifones y muchas de sus ciudades más grandes corren peligro, según el informe de la ODCE. “China ha tenido un enorme desplazamiento de gente hacia las zonas costeras, pero hubiera sido mejor evitar la llegada de gente a esas áreas bajas de la costa”, dijo Gordon McGranahan, director del departamento de asentamientos humanos del Instituto Internacional de Medio Ambiente y Desarrollo.

Restos de antiguas barreras marinas indican que buena parte de lo que es hoy Shanghai estaba bajo el agua o eran pantanos hasta el siglo VII u VIII d.C.. A lo largo de miles de años, muchos asentamientos humanos desaparecieron o se trasladaron a otros sitios al crecer el nivel de las aguas. En el futuro es posible que, para evitar tener que irse, se construyan edificios capaces de soportar la subida del nivel de las aguas, según el arquitecto Hui-Li Lee. “Hay muchas cosas que están fuera de nuestro control, pero si sabemos que va a haber inundaciones, hay que tomar medidas”, manifestó. “Al observar un mapa, hay que pensar que en 30 o 50 años esa zona puede estar debajo del nivel del mar”

La subida detodos  los mares es incuestionable y espectacular porque derrite los hielos polares. Las dos posturas la de que eso señala poco menos que el fin del mundo y la apuesta de que "aquí no pasa nada" son nefastas. Hay que buscar un acuerdo entre los sabios para llegar a la verdad

Y gracias a un nuevo sistema se podrá saber cómo afectarán estas mareas a las zonas costeras, en las que vive más de la mitad de la población mundial- según los investigadores de la National Science Foundation (NSF) de Estados Unidos, con la colaboración de especialistas de la Universidad de Yale, de la Universidad de Pensilvania y de la Woods Hole Oceanographic Institution

La tasa de elevación del nivel del mar a lo largo de la costa atlántica de Estados Unidos, actualmente mayor que en ningún otro momento de los últimos dos mil años, revelada por un estudio reciente ha disparado la alarma. La investigación revela que existe una relación constante entre los cambios en la temperatura media de la superficie global del planeta, y el nivel del mar.

Estos resultados-que se consideran en Estados Unidos el prototipo de lo que ocurrirá en otras partes- permitirán desarrollar proyecciones sobre el efecto que tendrá el cambio climático en el incremento del nivel del mar. La cuestión resulta esencial, para la gente que tiene su casa más o menos cerca del mar, según la mayoría de los científicos norteamericanos.

El nivel del mar alcanza ya la casa que aparece en la película “Noches de tormenta”, rodada en Carolina Beach, Carolina del Norte, al mismo tiempo que se llevaba a cabo la presente investigación. Nos dicen los técnicos como referencia visual y auditiva

Estos son los resultados fundamentales de un estudio impulsado por la NSF norteamericana y respaldado dos universidades y tres reputados institutos ya citados y otros centros de investigación norteamericanos.

Analizar el pasado para prever el futuro: los cambios del mar durante dos milenios

Según publica la NSF en un comunicado, la investigación realizada por un equipo de especlistas del mar y metereólogos reputados hubiera sido imposible hace pocos años, pero hoy resulta sencillo obtener una imagen detallada del grado de los cambios del nivel del mar en los últimos dos milenios.

El resultado obtenido constituye ahora un contexto básico para la comprensión de los cambios actuales y futuros del mar. En palabras de Paul Cutler, director del programa de investigación de la División de Ciencias de la Tierra de la NSF: “estas imágenes resultan especialmente valiosas para anticipar qué evolución tendrán los sistemas costeros, superpoblados en general.

La elaboración de escenarios de posibles elevaciones futuras del nivel del mar depende del conocimiento y la comprensión que se tenga sobre las reacciones del mar en el pasado, ante los cambios climáticos acontecidos en otras épocas.

Gracias a estimaciones matemáticamente exactas sobre la variabilidad de los niveles del agua en otros tiempos, se podrán hacer pronósticos en base a proyecciones sobre lo que va a ocurrir en el futuro, explica Andrew Kemp, investigador de la Universidad de Yale y otro de los autores del estudio

Siguiendo la pista a dos milenios de historia del comportamiento del mar

Una vez realizada la primera reconstrucción Kemp y sus colaboradores la ampliaron a otras zonas-tipo y las compararon con las variaciones en la temperatura global durante todo ese periodo.

San Sebastian aparece como una de las ciudades afectadas a pesar de las barreras naturales que la protegen

De esta forma, descubrieron que el nivel del mar fue relativamente estable entre el año 200 a.C. y el año 1000 d.C. A partir del siglo XI, el nivel del mar aumentó alrededor de medio milímetro al año, durante 400 años, coincidiendo con un periodo de calentamiento climático conocido como el periodo cálido medieval, que se produjo en la región del Atlántico norte, entre el siglo X y el XIV.

Posteriormente, hubo un segundo periodo de estabilidad en lo que al nivel del mar se refiere, durante una etapa más fría conocida como la Pequeña Edad de Hielo (que duró desde el siglo XIV hasta mediados del XIX). Sin embargo, desde finales del siglo XIX, el nivel del mar ha aumentado más de dos milímetros por año como media, lo que supone la tasa de aumento más rápida de los últimos dos milenios.

Teniendo en cuenta estos resultados se deduce, según otro de los autores del estudio, el investigador de la Universidad de Pensilvania, Benjamin P. Horton, que: “el aumento del nivel del mar es un efecto potencialmente peligroso del cambio climático”.

El estudio de los microfósiles de las marismas de Carolina del Norte ayudaron a la tarea de reconstruir las variaciones del nivel del mar

Para llevar a cabo esta reconstrucción de las variaciones en el nivel del mar, los científicos estudiaron restos de foramníferos, que son microfósiles marinos que se conservan en forma de sedimentos en las marismas costeras de Carolina del Norte, al sudeste de Estados Unidos.

La edad de estos sedimentos se calculó con la tecnología de datación por radiocarbono, que permite determinar la antigüedad de materiales de hasta 60.000 años. De esta manera, pudo calcularse el momento de la presencia de los foramníferos (y del mar) a diversos niveles de costa.

Gracias a estimaciones matemáticamente exactas sobre la variabilidad de los niveles del agua se podrán hacer pronósticos en base a proyecciones sobre lo que va a ocurrir en el futuro

Para validar estos resultados, los científicos compararon su reconstrucción con otras mediciones anteriores, como registros globales de las mareas llevados a cabo en los últimos 300 años. Asimismo, corrigieron sus datos en función de las elevaciones del nivel del mar ocasionadas por movimientos verticales de tierra.

Constataron así que había una relación constante entre los cambios reconstruidos en el nivel del mar y las temperaturas globales del pasado. Esta coherencia entre ambos factores también puede determinarse hacia el futuro, gracias al modelo de estudio desarrollado, que relaciona la tasa de aumento del nivel del mar con la temperatura global, explican los investigadores.

Según ellos, los datos del pasado ayudarán, por tanto, a realizar proyecciones del aumento del nivel del mar en escenarios futuros, en los que la temperatura global del planeta se habrá incrementado. Los resultados de la presente investigación han aparecido detallados en PNAS.

La constatación de la relación entre el aumento del nivel del mar y el calentamiento global coincide con otra noticia reciente de gran importancia, que también relaciona los océanos en riesgo inminente y el cambio climático.

Según un estudio elaborado por el Programa Internacional sobre el Estado del Océano (IPSO), la vida en los océanos está en riesgo inminente de sufrir una extinción masiva, como consecuencia del calentamiento global y de acciones humanas, como la sobrepesca.

Los especialistas han informado, a través de un comunicado emitido por IPSO, que el tiempo para afrontar riesgos, como el final de los arrecifes de coral o la expansión de las llamadas “zonas muertas” del mar, bajas en oxígeno, se acaba.

La investigación ha revelado, además, que la velocidad de la tasa de degradación de los océanos es mucho más rápida de lo que nadie había predicho, y que muchos de los impactos negativos previamente identificados han resultado ser más graves de lo vaticinado por las predicciones más pesimistas.

No todos están de acuerdo con el estudio realizado por los sabios norteamericanos. Hay una correlación entre los mares pero hay diferencias insondables entre ellos.

Muchos científicos europeos al menos los de la Universidad de Londres y de la Birmingham, no comparten en absoluto las teorías del National Science Foundation (NSF) de Estados Unidos, con la colaboración de especialistas de la Universidad de Yale, de la Universidad de Pensilvania y de la Woods Hole Oceanographic Institution y sus colegas norteamericanos.

Afirman que: "este estudio no es adecuado para extrapolarlo a escala global. El mayor problema es que se basa en observaciones de una parte muy específica de la costa de Carolina del Norte, donde se hizo el estudio, un área insignificante del ancho mundo. Se trata de un claro ejemplo de “escoger fresas”, es decir, seleccionar los datos de alguna región del mundo que apoye el postulado preconcebido de que el nivel del mar aumenta a un ritmo desbocado y darle un tinte global y absoluto"

"Es lo mismo que si se presentara a la costa de Noruega, Suecia, Dinamarca, etc, como prueba evidente de que el nivel del mar está descendiendo a ritmo desbocado. Este errado estudio está desmentido por los que demuestran que el océano Índico en la región de Maldivas ha descendido 30 cm desde 1970 a la fecha (Morner et ali, 2007), o el estudio “Aceleración del Nivel del Mar Basado en Medidores de Mareas de EEUU y Extensiones de Previos Análisis de Medidores Globales” por J. R. Houston y R. G. Dean en prensa en el Journal of Coastal Research."

"La metodología de Rahmstorf y sus colegas adolece de serias fallas científicas porque no incluyen datos de otras regiones del mundo, que difieren notablemente de los resultados obtenidos en Norteamérica".

"Los datos de Carolina del Norte se acomodan razonablemente con la reconstrucción del desarrollo del nivel del mar en esa costa y no en otra.”- dijo Jens Schroeter, del Instituto Alfred Wegener de Investigación Polar y Marina de Alemania. Schroeter criticó que los investigadores norteamericanos intentaron confirmar sus datos mediante un MODELO que ya existía" Schroeter añadió que " tratar de desarrollar un gráfico de las costas de mundo basándose solamente en los dato locales, y esa tarea induce a un error mayúsculo".

El estudio también difiere de manera significativa con estudios previos. En un estudio publicado en 2008, un equipo liderado por Michael Mann, que es también autor de este estudio que comentamos, calculó un aumento del nivel del mar mucho más pronunciado para los siglos pasados. Para el año 500 DC el valor estimado del nivel del mar se calculó como un metro y medio menos que el actual. El mismo Rahmstorf había publicado estudios sobre el desarrollo histórico de los niveles del mar en 2007 y 2009, que también difieren notablemente de los nuevos cálculos.

En pocas palabras, este estudio no demuestra nada más que en Carolina del Norte el nivel del mar ha subido, pero no demuestra que ese aumento se haya acelerado en absoluto.

Tan grave como el aumento del nivel del mar, son los miles y miles de toneladas de basura que estan invandiendo los mares debido a nuestra propia y universal desidia. La fauna marina de los mares árticos se sabe hace años, está contaminada por elementos nucleares derivados de diversas catástrofes ocurridas en el Báltico y zonas aledañas. Si no ponemos manos a la obra, y nos organizamos para pescar la basura de los  océanos, absurdo será que nos pongamos a polemizar sobre fallas científicas o de metodología.

X


Sobre esta noticia

Autor:
Diasporaweb (1600 noticias)
Visitas:
9508
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.