Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Marcela Toso escriba una noticia?

Niños hiperactivos: la mayoría necesita medicación de por vida

17/08/2010 14:59 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hiperactividad, fracaso escolar.Vida adulta del hiperactivo.Drogadictos.Problema neurológico.Medicación, sobredosis.Efectos meltifedinato.Consecuencias laterales.Impactos secundarios no requieren atención médica.Luego de anularse la medicación.Complicaciones. Pronóstico

NIÑOS HIPERACTIVOS: LA MAYORÍA NECESITA MEDICACIÓN DE POR VIDA

Un 70 por ciento de los niños con trastorno de la hiperactividad, conservarán los síntomas en su adultez, por lo que la medicación correspondiente deberá ser prescripta durante toda su vida.

Este concepto fue asegurado por el coordinador del servicio de Neuropediatría del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, Rafael Camino León, quien destacó que la dolencia perjudica a un 5 por ciento de los menores, mientras que influye sobre el triple en la población masculina, en lugar de la femenina.

Hiperactividad

Es un trastorno del que se desconocen los motivos; en la mayoría de los pacientes no se cura.

No obstante, con un tratamiento adecuado, la inquietud o la falta de atención llegan a disminuir a la mitad, de acuerdo al especialista.

· Fracaso escolar: “niños malos”

Los chicos no diagnosticados o no tratados suelen experimentar un importante fracaso escolar, dado que se hallan imposibilitados de sostener la atención y se los califica, por su permanente inquietud, “en los típicos niños malos de la clase”, añadió el doctor.

Vida adulta del hiperactivo

Al alcanzar la vida adulta, el hiperactivo es “inquieto, desorganizado y despistado” explica Camino. “Hay casos más graves en los que la enfermedad se relaciona con trastornos de conducta e incluso a la ingesta de sustancias tóxicas.”

Drogadictos

Un especialista, jefe de la Unidad de Neuropediatría del Hospital Parc Taulí de Sabadell, Josep Ortigas, considera que “tres de cada diez niños con trastorno por déficit de atención caen en la drogadicción en la primera etapa de su juventud”, si no se les ha suministrado la terapia correcta. En contraposición, sólo el 9 por ciento de los jóvenes hiperactivos no es drogadicto, o fue tratado convenientemente.

Debate sobre la enfermedad

El diagnóstico se constituye en uno de los debates principales entre los expertos, “es muy difícil saber cuándo el niño es tan sólo nervioso o padece la hiperactividad”, remarca Camino.

El experto informa que antes del diagnóstico actual, se consideraban a los menores afectados de disfunción cerebral o inconvenientes graves de conducta.

Problema neurológico

Una parte de la corteza frontal cerebral no coordina bien una serie de acciones, lo que origina inquietud, nerviosismo, falta de atención y dispersión.

Los niños que padecen la hiperactividad comienzan a manifestar los síntomas a los 6 años, cuando la entrada en la educación primaria les requiere más atención y estar más tiempo sentados, afirma Camino.

Durante la minoridad, es el mejor momento para comenzar el tratamiento, que reúne una doble vertiente; se suministra al enfermo un estimulante de la atención llamado metilfenidato, y educación.

Medicación

Los chicos no deben abandonar la farmacología sin indicación médica; a veces se baja gradualmente la dosis antes de suprimirla completamente.

Los depresores aumentan los efectos del alcohol y el sistema nervioso central

( retardando el funcionamento y provocando posiblemente sueño).

Siempre se precisa una consulta médica para optar por cualquier depresor cuando se está usando el meltifedinato.

Sobresosis

Ante una sobredosis hay que recurrir en seguida a un servicio de emergencia.

Tomar en mayor cuantía meltifedinato, combinado con alcohol u otros depresores del sistema nervioso central, es factible que conduzca a la inconciencia o la muerte.

Algunas señales de sobredosis son confusión, latidos rápidos, debilidad muy fuerte, falta de aire o respiración lenta y tambaleo.

Efectos meltifedinato

El meltifedinato es factible que ocasione sueño, mareos o pérdida de alerta más de lo normal. Aún si se toma a la hora de dormir, en algunos pacientes se produce sueño o menos capacidad de alerta al despertar.

Antes de manejar, emplear una maquinaria o efectuar actividades que obligan a mantenerse alerta, el paciente debe saber cómo reacciona frente a este fármaco.

Consecuencias laterales

Sarpullido, excitación (menos comúnes).

Fiebre (sin explicación); depresión mental; úlceras o llagas en la boca o la garganta (continuas); sangrado o moretones inusuales.

Impactos secundarios no requieren atención médica

Hay circunstancias que acostumbran desaparecer con el tratamiento; sin embargo, si son molestos, merecen asistencia médica: mareos; sueño de día, dolor de cabeza

Luego de anularse la medicación

Frente a cualquier impresión inusual, especialmente confusión, convulsiones alucinaciones, incremento de los sueños, aumento de sudor, náuseas o vómitos, pesadillas, nerviosismo o inquietud, retortijones del estómago, temblores y obstaculizaciones para dormir, o debilidad no repetitiva, hay que acudir al médico.

Soslayar alimentos que suscitan alergia y leer atentamente sus etiquetas.

Régimen para estudio y control de la alergia.

Complicaciones

Respiración entrecortada, irregularidades cardíacas, baja brusca de la presión sanguínea y colapso.

Urticaria o eczema.

Asma bronquial.

Inflamación intestinal

Pronóstico

Los adultos con hipersensibilidad a la leche, pescado, mariscos y frutos secos son menos proclives a una alergia.

Los varones postrados en cama sufren: confusión o depresión mental; estreñimiento; aumento de la sed, mayor orina.

Dolor o hinchazón abdominal o estomacal (continuos); heces negras, alquitranadas o de color claro; orina oscura; fiebre; ronchas; pérdida del apetito (continua); manchas rojas o púrpuras en el cuerpo o dentro de la boca o nariz; garganta irritada; vómito de sangre.


Sobre esta noticia

Autor:
Marcela Toso (3015 noticias)
Visitas:
6577
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.