Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Carolinaspot escriba una noticia?

Los niños "embrujados" de Africa

20/10/2009 15:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Miles de menores cada año son asesinados en Africa, acusados de estar endemoniados

Os quiero transmitir esta noticia, que he encontrado en El Mundo.es,

El radicalismo de las creencias puede llegar a estos niveles, en pleno 2009:

"Miles de niños africanos viven su particular infierno, en silencio e indefensos. Son ahogados, lanzados a la hoguera, acuchillados, envenenados e incluso enterrados vivos. Su delito: ser acusados de estar poseídos por el demonio en un continente donde la brujería sigue siendo la razón para explicar el mal ajeno.

La brujería y los hechizos forman parte indisoluble de la manera de ser de África, pero el auge de iglesias evangélicas radicales —sobre todo en Nigeria— ha hecho saltar todas las alarmas, indican expertos de Unicef. Varias ONG en este país de África Occidental indican que hasta 15.000 niños han sido acusados de estar embrujados en la última década. Y en torno un millar han pagado con su vida las creencias radicales. Sólo en el último mes, al menos tres niños acusados de estar embrujados han sido asesinados y, otros tres, quemados vivos.

Los presuntos niños endemoniados son 'identificados' por aclamados líderes religiosos —miembros de congregaciones extremistas— cuyos dogmas combinan rasgos del cristianismo con creencias y tradiciones locales. Los vitoreados profetas se encargar de extender la voz de que un determinado niño es el causante de la "destrucción, enfermedad o muerte" en su familia. "Una vez poseídos, pueden embrujar, echar males de ojo e incluso contaminar a otros", se defienden los presuntos salvadores. Sólo queda el exorcismo. O la muerte, en caso de que el espíritu no desaparezca.

Los líderes religiosos se jactan de 'ofrecer' ayuda a las familias con niños poseídos. Eso sí, a un precio. El exorcismo se cobra a precio de oro en un continente donde muchos de sus habitantes viven con un dólar al día. Las estadísticas muestran que las diferentes sesiones de exorcismo para "tratar" un caso pueden llegar a costar el equivalente al salario de todo un año.

Aunque inexplicable, los expertos aseguran que la mayor parte de las veces son los mismos padres los que echan a sus descendientes a la hoguera, les obligan a beber ácido o les arrojan químicos a la cara que les dejarán marcados para siempre o les harán agonizar hasta la muerte. El objetivo: erradicar los males que acechan a la saga familiar.

Martes 20/10/2009. Actualizado 09:12h.Pobreza y falta de educación

En todos los casos, las familias afectadas por la brujería son extremadamente pobres, y puede que incluso se sientan aliviadas de tener una boca menos que alimentar. "Pobreza, conflicto y educación nula o deficiente sientan las bases para las acusaciones, que siempre son desencadenadas por la muerte de un pariente, la pérdida de un trabajo o la denuncia de un autodenominado pastor o profeta", explica Martin Dawes, portavoz de Unicef, a los medios de comunicación locales.

"Cuando la comunidad está bajo presión, se buscan chivos expiatorios", agrega el mismo experto, para después afirmar que "las creencias locales dicen que siempre hay alguien responsable de los cambios negativos... Y los niños son los más indefensos".

Los ejemplos de vidas destrozadas son muchos. En el delta del Níger, un autodenominado 'Obispo' se jacta de ser el mejor ahuyentando los malos espíritus de los niños. En su iglesia de Ibaka, riega los ojos de un niño con una mezcla de mercurio, alcohol y su propia sangre, según mostraba un reciente documental televisivo sobre el tema. "Quiero que este brebaje destructor destruya al brujo ahora mismo, en nombre de Jesús", proclamaba en las imágenes. El falso cura cobró 140 euros por el 'tratamiento', que se prolongó durante dos semanas. Los niños permanecen retenidos hasta que la familia salda la deuda.

A Margaret, el hechizo de su hija, de ocho años, le costó el equivalente a 200 euros. La niña, Abigail, fue acusada de bruja por un 'profeta' de la Iglesia Apostólica porque le gustaba dormir en la calle en las noches de insoportable calor. El gesto de alivio de la niña se interpretó como un deseo oculto de acudir a los aquelarres. Las diferentes sesiones de exorcismo le costaron a Margaret el equivalente a ocho meses de salario."


Sobre esta noticia

Autor:
Carolinaspot (2 noticias)
Visitas:
8109
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.