Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Internacionales escriba una noticia?

Niega juez en Texas suspender ejecución de mexicano

01/04/2011 18:15 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Un juez estatal de Texas se negó hoy a suspender las ejecuciones de dos reos, uno de ellos mexicano, luego que sus abogadas solicitaron a la corte anular el nuevo protocolo para la aplicación de la pena de muerte en esta entidad. El juez Stephen Yelenosky, de la Corte Estatal 345 en Austin, rechazó atender la petición presentada a nombre del anglosajón Cleve Foster y del mexicano Humberto Leal, el primero con fecha de ejecución para este martes y el segundo para el próximo 7 de julio. Sus abogadas, Maurie Levin y Sandra Babcock, habían presentado esta semana una demanda en la que argumentaron que el Departamento de Justicia Criminal de Texas (TDCJ) emitió nuevas reglas y procedimientos para las ejecuciones sin acatar la Ley Estatal de Procedimiento Administrativo (APA). La ley establece estándares y prácticas uniformes para las dependencias estatales y concede el derecho de la participación pública en el proceso de instituir nuevos reglamentos y procedimientos. Sin embargo, el juez Yelenosky dictaminó que la ley de procedimientos administrativos no aplica para el Departamento de Justicia Criminal, la dependencia a cargo del manejo de las prisiones y de la conducción de la aplicación de la pena de muerte en Texas. Laura Burstein, del “Texas Defender Service”, una organización sin fines de lucro de abogados defensores de reos en pena de muerte, informó a Notimex que las representantes de Chester y Leal, apelaran el dictamen del juez. La demanda de los reos fue interpuesta luego que el pasado 16 de marzo, el TDCJ informó que alteraría la fórmula de la inyección letal usada en las ejecuciones, para dejar de usar el tiopental sódico, la primera de las tres drogas que integran el compuesto, a fin de sustituirlo con el pentobarbital. El cambio obedece a la escasez de tiopental sódico en Estados Unidos, generada luego de que la única compañía farmacéutica que suministraba este fármaco en el país, dejara de hacerlo. La escasez está obligando a varias de las 35 entidades estadunidenses que aplican la pena de muerte a dejar de usar el tiopental sódico y sustituirlo con el pentobarbital. El pentobarbital es un fuerte sedativo utilizado por los veterinarios para la eutanasia de animales y en forma limitada en el tratamiento de personas con ciertos tipos de epilepsia. Antes de diciembre pasado el fármaco sólo era utilizado con ese fin y en forma limitada en el tratamiento de personas con ciertos tipos de epilepsia. Texas “está tratando de llevar a cabo las ejecuciones con una nueva combinación de fármacos, sin ningún tipo de pruebas significativas acerca de si estos medicamentos protegen a los sentenciados del dolor y sufrimiento innecesario”, aseguro Babcock, la abogada de leal, en una declaración a Notimex. “Creemos que el estado tiene la obligación jurídica y moral de abrir el proceso de la inyección letal al escrutinio público, y permitir un diálogo abierto sobre si los procedimientos de Texas para realizar las ejecuciones son verdaderamente humanos”, indicó. Babcock, junto con Levin, la abogada de Foster, enviaron también por separado cartas al Departamento de Justicia de Estados Unidos y al Departamento de Seguridad Publica de Texas (DPS), en las que denuncian al TDCJ de haber incurrido por años en una violación a la leyes. En sus cartas, las abogadas sostienen que el TDCJ adquirió el tiopental sódico violando las leyes federales y estatales, al hacer uso de un número de autorización otorgado para comprar el fármaco, emitido a un hospital de Texas, que cerró sus puertas desde 1983. Las abogadas solicitaron al Departamento de Justicia y al DPS el investigar y “tomar las acciones apropiadas” por dichas violaciones. Babcock coordinó por varios años el Programa de Asistencia Legal a Mexicanos en Pena de Muerte, sostenido por el gobierno de México, y ahora colabora con dicha iniciativa al dedicarse más a sus labores docentes en la Escuela de Leyes de la Universidad Northwestern en Chicago. Leal, de 37 años y, originario de Monterrey, en el estado de Nuevo León, es el único mexicano que tiene fecha de ejecución vigente en Estados Unidos. El reo fue condenado a la pena capital por la violación y homicidio de Adra Saveda de 16 años, el 21 de mayo de 1994 en San Antonio, Texas. De efectuarse, la ejecución de Leal sería la segunda de un mexicano realizada en Texas en pleno desafió al fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de la Haya, que ordena a Estados Unidos el revisar sus casos al haberse violado sus derechos como extranjeros. La Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos determinó en 2008 que Texas no está obligado a acatar el dictamen de un tribunal internacional, pero existen esfuerzos legislativos para que el Congreso emita una ley que obligue a los estados el hacerlo.


Sobre esta noticia

Autor:
Internacionales (44072 noticias)
Visitas:
1668
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.