Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Octavio Aristeo López escriba una noticia?

Nido de serpientes

30/07/2014 12:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los árabes son parte de la familia de los judíos, sin primos-hermanos; por lo que, es una lucha entre familias históricas poderosas económicamente que buscan su destrucción mutua

Por Octavio Aristeo López

 

Un nido de serpientes es un pozo donde las serpientes se congregan; es un pozo difícil de salir. No refiero al libro “Nido de serpientes” en el que una joven de 16 años es víctima de un complot al ser acusada de asesinar a su padre, ni a la película “Nido de Serpiente” en el que una mujer llamada Lilith es un súcubo (demonio en forma de mujer) que roba la vida con juegos sexuales, por supuesto es un nombre bíblico.

Solo, es un título para entender y comprender lo que sucede en la Franja de Gaza; los judíos adoran, no sé si todavía, el “Becerro de oro”, no son cristianos (tampoco los musulmanes), todavía esperan a su mesías.

Los árabes son parte de la familia de los judíos, sin primos-hermanos; por lo que, es una lucha entre familias históricas poderosas económicamente que buscan su destrucción mutua.

Refleja muy bien este sentimiento Ariel Sharon, ex Ministro de Asuntos Exteriores en un mitin de militantes de la extrema derecha del Partido Tsomet: “Todo el mundo debe moverse, correr y arrebatar cuantas colinas pueda para incrementar los asentamientos, porque todo lo que tomemos ahora será nuestro...Todo lo que no arrebatemos será de ellos”. (Agence France Presse, 15 de Noviembre de 1998).

Este tipo de conciencia, fenómeno complejo de definir y que confunde su aproximación racional, permite darnos cuenta de que existe un cumulo de información y de interpretaciones en la sociedad del conocimiento que conforman nuestra realidad en torno al conflicto entre los israelitas y los árabes.

Cambió todo… para que todo siga igual. Es una lucha ancestral de promiscuidad, incestos y traiciones; desde el patriarca Abraham, Sara (esposa y media hermana de Abraham, amante de un príncipe egipcio y de Abimelec), Agar (sirvienta y amante de Abraham), Ismael (hijo de Abraham y de Agar, fundador del pueblo palestino), Isaac (hijo de Abraham y Sara, único heredero y sacrificable por su padre Abraham).

Esta relación histórica tiene un fundamento científico, según estudios científicos en Proceedings of the National Academy of Sciences, considera que somos genéticamente parecidos a nuestros amigos y es por esta razón que los elegimos; elegimos a partir de los genes, entonces genéticamente están vinculados el pueblo israelí y el pueblo árabe, por amistad y por ser primos hermanos; además, argumenta el científico Luc Montagnier, el ADN parece emitir una onda electromagnética a través de la cual se puede teletransportar, esto demuestra como los electrones y todas las partículas que componen el universo exhiben propiedades de conexión a distancia, en el cual se conectan los tiempos: pasado, presente y futuro.

Michel Foucault, señala: “Otro uso de la historia: la disociación sistemática de nuestra identidad. Porque esta identidad, bien débil por otra parte, que intentamos asegurar y ensamblar bajo una máscara, no es más que una parodia: el plural la habita, numerosas almas se pelean en ella; los sistemas se entrecruzan y se dominan los unos a los otros…” (Microfísica del poder)

De aquí que exista conciencia, que demuestra atinadamente el líder sionista David Ben-Gurion, Primer Ministro de Israel entre 1948 y 1954, citado en The Jewish Paradox, por Nahum Goldmann, Weidenfel y Nicolson, 1978, p.99. “Si yo fuera un líder Árabe nunca haría la paz con Israel. Es natural: hemos ocupado su tierra.”

Existe un silencio de muerte, de odio y venganzas, acciones criminales semejantes al gobierno nazi de Alemania

Por lo que, todas las cosas que están sucediendo tienen un solo origen, por lo cual se mantienen interconectadas, como muestra el entrelazamiento cuántico que exhiben las partículas subatómicas de las cuales estamos formados. Así podemos hablar de un  fascismo renovado sin Hitler.

La historia se repite en julio de 2014. Existe un silencio de muerte, de odio y venganzas, acciones criminales semejantes al gobierno nazi de Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, ahora el gobierno de Israel es el verdugo amparado en un Holocausto que algunos dudan de su existencia. Es triste, que las víctimas de los nazis ahora sean verdugos de los palestinos. No se le puede llamar venganza, porque no es contra el pueblo Alemán; pero su imperio se expande en países Latinoamericanos, existe información sobre ello, y actitudes como en el gobierno de Puebla, México.

Típico de gobiernos como los de Francisco Franco en España, las dictaduras en América del Sur, los gobiernos en África y todo tipo de fascismos. Es el rostro del represor. Es un nido de serpientes.

Así crecerá la economía en una tierra regada por sangre inocente para que sea más productiva.

No les importa la vida humana ni la vigencia del derecho internacional; asesinar a niños indefensos, colaborar con golpistas para derrocar a un gobierno no afín, vía la CIA y el MOSSAD; necesitan territorio para acumular granos, petróleo, agua.

Por ello, tanques israelíes disparan contra escuela de Naciones Unidas, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu señala “Vivimos en un estado judío y Jerusalén es la capital de Israel. El Muro de las Lamentaciones no es territorio ocupado. Construimos en Jerusalén porque es nuestro derecho. Lo que diga la ONU no me interesa”.

“Declaramos abiertamente que los Árabes no tienen derecho a asentarse ni en un solo centímetro de Eretz Israel...La fuerza es lo único que entienden. Utilizaremos la fuerza hasta que los Palestinos vengan arrastrándose hasta nosotros a cuatro patas.” Rafael Eitan, Jefe del Departamento de Defensa de las Fuerzas Israelíes, Gad Becker, Yediot Ahronot 13 de Abril 1983, New York Times 14 de Abril 1983.

Pero, la humanidad es más poderosa que el gobierno Israelí, el tiempo hará justicia; porque el querer eliminar el otro es un proceso de autodestrucción.

Ya estamos observando este fenómeno social, que está en la conciencia de algunos judíos como la congresista israelí, que pidió vía Facebook que sean asesinadas las madres de los “terroristas” palestinos porque engendran a “pequeñas serpientes”.

Aclaro, no soy antisemita ni pro árabe, solo soy en ser humano que rechaza toda barbarie en mi tiempo.

 

Profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales,

Universidad Nacional Autónoma de México.

 

Oaristeolopez@gmail.com


Sobre esta noticia

Autor:
Octavio Aristeo López (23 noticias)
Visitas:
1643
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.