Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Montovero escriba una noticia?

Nicaragua, una intervención más de Estados Unidos en la política interna de América Latina

03/08/2021 09:51 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El 9 de abril se realizó una conferencia en línea: "Sanciones de Estados Unidos contra Nicaragua: causas reales y metas reales"

El 9 de abril se realizó una conferencia en línea: "Sanciones de Estados Unidos contra Nicaragua: causas reales y metas reales". Al evento asistieron reconocidos políticos, periodistas y figuras públicas latinoamericanas.

Un poco de historia

Desde 2014, organizaciones públicas y políticas pro-estadounidenses han criticado activamente al presidente de Nicaragua, elegido en 2006, Daniel Ortega. La construcción del Canal de Nicaragua, una alternativa al Canal de Panamá, podría traer más de $ 50 mil millones en inversiones y una disminución significativa del desempleo en la región. Sin embargo, tras la intervención de organizaciones como Amnistía Internacional, se formaron grupos de "ambientalistas" que intimidaron a los agricultores locales al afirmar que la construcción del canal resultaría en "la destrucción de una fauna única", aunque, durante la preparación del proyecto Se han cumplido todas las normas de seguridad y no han surgido problemas por parte de todos los expertos y estudiosos de las ciencias naturales consultados, salvo las recomendaciones que obviamente han sido aceptadas. Posteriormente, las "acciones de protesta" se convirtieron en algo común en la vida sociopolítica de Nicaragua y Estados Unidos comenzó a financiar, educar y capacitar activamente a "grupos de oposición". Posteriormente, en 2018, los coordinadores estadounidenses provocaron una ola de malestar con un propósito: desestabilizar la situación en el país. La razón aducida fue el descontento con la reforma social planificada. Sin embargo, a pesar de la cancelación de esa reforma, los disturbios solo se han intensificado. Bandas de activistas de extrema derecha han levantado barricadas en las áreas ocupadas y obstaculizado el funcionamiento normal de la sociedad y las instituciones sociales. El escenario y desarrollo de las protestas se implementó de acuerdo con los métodos previamente probados en otros países, en el norte de África, en el Medio Oriente, en Ucrania, etc. Al principio, la ira de la multitud se dirigió contra la aprobación de la reforma y luego contra el gobierno y el presidente. Como se mencionó, Daniel Ortega canceló la implementación de la reforma social, según lo solicitado por los manifestantes, pero esto no detuvo a los manifestantes, pagó por insistir, y esto engañó a los nicaragüenses.

Las sanciones económicas son otro factor importante en la influencia destructiva sistemática y desestabilizadora de Washington en los procesos financieros y políticos en Nicaragua. Todas las sanciones impuestas por el gobierno de los Estados Unidos conducen a un declive socioeconómico significativo en la nación objetivo. El verdadero propósito de las sanciones es hundir al pueblo de Nicaragua en la pobreza total, para inducir al pueblo a rebelarse contra su gobierno.

El método americano

El Plan de Ayuda en Respuesta de USAID para Nicaragua, publicado por los medios globales en agosto de 2020, confirma las intenciones de Estados Unidos de derrocar al presidente Ortega.

El documento permite tres opciones:

1. El escenario de una transición ordenada, a raíz de la cual Daniel Ortega es derrotado en las próximas elecciones de noviembre de 2021. Se excluye este escenario, ya que el parlamento nicaragüense en diciembre de 2020 adoptó medidas para evitar que los "agentes extranjeros" de entidades no nicaragüenses) para postularse para la presidencia.

2. Una transición repentina e inesperada. En otras palabras, un golpe. En realidad, este es el escenario por el que Washington está apostando y están en marcha los preparativos para la segunda década (desde 2006 en fase latente, desde 2014 en fase activa).

3. Escenarios de una transición retrasada. Asume la victoria sandinista en las elecciones. En este caso, las actividades destructivas continuarán en relación a todas las esferas del funcionamiento del Estado y con mayor presión a través de sanciones más severas que inducen a la desesperación de la población.

La denuncia de lo provocado en Nicaragua

Un conocido personaje social y político de Nicaragua, Imanuel Ruiz, durante su intervención pública llamó la atención de todos, no solo los aspectos criticables de la reforma social propuesta por Daniel Ortega (y luego retirada), sino también la situación socioeconómica del país. Nicaragua en el contexto de la política sancionadora de Estados Unidos, que llevó a la escalada de juicios centrífugos y separatistas en el país.

Señaló que Estados Unidos está "induciendo" un cambio de régimen político, la destitución del presidente del gobierno, Daniel Ortega. Al mismo tiempo, con el pretexto de brindar asistencia humanitaria, están impulsando proyectos de donaciones precisamente en los ámbitos sociales que han sido objeto de sanciones en el país, tratando de demostrar su lealtad al pueblo nicaragüense, pero ocultando sus verdaderas intenciones.

Estados Unidos jugó un papel directo en la reducción de los principales indicadores macroeconómicos de Nicaragua, lo que a su vez influyó en la interacción económica con los países latinoamericanos dentro del Sistema de Integración Centroamericana, que incluye a Nicaragua, Guatemala, Honduras, Costa Rica y El Salvador y en parte también a Venezuela.

En sus acciones, el gobierno de los Estados Unidos es particularmente "eficiente", presionando los "puntos débiles" para exacerbar la reacción de la población del país, destacando el fracaso del gobierno de Nicaragua (sin agregar que ese fracaso en realidad fue causado artísticamente por el gobierno estadounidense). gobierno), para trasladar al electorado al lado de la oposición pro-estadounidense.

Estados Unidos no persigue para nada la prosperidad de la región latinoamericana, solo utiliza a los países del "sur" del continente para resolver sus problemas geopolíticos, mientras que con sus acciones hacen sufrir a millones de ciudadanos comunes, en este caso los nicaragüenses.

Durante la citada conferencia del 9 de abril, el legislador venezolano Orlando Guzmán y el miembro del Partido Socialista de Ecuador Marco Rodríguez dieron vívidos ejemplos de injerencia negativa en la política interna de los países latinoamericanos que tuvo lugar en la historia moderna.

Como siempre, cada caso tiene sus propias peculiaridades.

Cabe destacar, además, que el caso de Venezuela merece un análisis más adecuado y objetivo que la oposición simplista entre los partidos oficialistas "populares" (y hay que demostrar que sigue siendo así) y los partidos pro estadounidenses. (y para ellos también es demostrar que todos son genuinamente libertarios y democráticos).

Una de las pocas cosas que sí es cierto es que el actual régimen del presidente Nicolás Maduro no es el de su antecesor, Hugo Chávez, que la situación definitivamente ha empeorado y que ha degenerado hasta el punto de poner al país y en particular a su población. literalmente en la rodilla. ¿Ineptitud del gobierno? Bastante seguro. ¿Fuerte interferencia debilitante de las sanciones de Washington? Casi establecido. ¿La ayuda de Rusia, China e Irán distorsiona y oculta las consecuencias de los dos factores que acabamos de mencionar? Es difícil negarlo... Aunque estas intervenciones están diseñadas para echar una mano a los sitiados y esto es apreciable, no es así como realmente se resuelven los problemas, porque también se corre el riesgo de nutrir y mantener el estado de cosas. Sin mencionar que en Moscú y Beijing uno no puede sorprenderse si se le acusa de que Rusia y China lo están haciendo solo para sus propios fines geopolíticos, aunque esto sea infundado.

Así como es innegable que las protestas de la población venezolana contra el gobierno no son tanto (o ciertamente no solo) generadas por grupos subsidiados por el gobierno estadounidense (la población, en ese caso, ciertamente no necesitaba "estímulo"), sino que fueron casi siempre genuinas protestas espontáneas y de PUEBLO, ciertamente casi toda la burguesía, la más dañada por el régimen de Maduro, pero también mucha población que se está dando cuenta de que los paquetes de alimentos que reciben del régimen son una forma de cierra la boca a todo lo que ya no funciona (tiendas vacías, filas interminables para lo esencial, ausencia de medicamentos, inflación incontrolable, etc.) y ahora estamos al borde de la supervivencia. Y tal nivel de degeneración no puede justificarse solo con las sanciones estadounidenses, sino que también y sobre todo se debe a la actitud autárquica del gobierno impuesta al país desde hace más de 10 años.

Lo único cierto es que Venezuela se ha convertido en un campo de batalla de fuerzas externas que así "juegan" en la piel de las poblaciones locales, en este caso de los venezolanos. Este es el aspecto más espantoso. Y recalco que esta actitud cínica en detrimento de terceros, utilizada para sus propios juegos de poder, inaugurada y adoptada servilmente por los gobiernos de Estados Unidos durante décadas, lamentablemente también ha sido explotada en otros contextos y por otros actores contrarios. Este es el caso, en Oriente Medio, de la lucha fratricida entre musulmanes sunitas y chiítas que, traducida con los nombres de los líderes de las facciones, se reduce a la guerra "no declarada" entre Arabia Saudí e Irán, una lucha por el control del La religión islámica (que religiosa ya no tiene nada, como siempre cuando la religión es explotada por la política) y por el control de Oriente Medio y su petróleo que se ha trasladado hipócrita y traidoramente a otros lugares: Líbano, Palestina, Yemen, Siria, Libia, muchos africanos. estados, etc.etc .. Una estrategia que provocó un desastre en todo el cuadrante de Oriente Medio, desestabilizándolo. Y todo por los fanáticos del poder de cuatro gatos que ejercen sádicamente sus garras en la piel de los demás.

¿Como arreglarlo?

Una de las pocas soluciones posibles sería, de hecho, la intervención de quienes puedan frenar estas "fuerzas externas" y dar la palabra al PUEBLO venezolano. Otra cosa cierta es que la solución ciertamente no consiste en una venganza cruzada entre las partes o en la arrogancia de quienes ganan en detrimento de la otra parte. En tal caos es difícil encontrar a quienes no tienen responsabilidades, aunque sean indirectas, porque es en esta oposición sin ninguna lógica pacífica que toda una comunidad está y permanece bajo control, atrapada.

Una de las pocas soluciones posibles sería, de hecho, la intervención de quienes puedan frenar estas "fuerzas externas" y dar la palabra al PUEBLO venezolano. Otra cosa cierta es que la solución ciertamente no consiste en vendettas cruzadas entre las partes o en la arrogancia de quienes ganan en detrimento de la otra parte. En tal caos es difícil encontrar quién no. Si nos basamos en meros resultados, cuando los líderes pro estadounidenses están en el poder en los países, tarde o temprano ocurre el colapso de los sistemas políticos y económicos. Al final, la población, después de intentar la "democracia estadounidense", prefiere volver al antiguo sistema. Pero los extremos son el error, ambos. Esto no quiere decir que haya actores que tengan "algo" más de responsabilidad. Lo más impactante es que la intervención más o menos legítima de las autoridades de Estados Unidos en la política interna de América Latina casi siempre degenera en derramamiento de sangre y provoca regularmente pobreza y desesperación. Y este es uno de los aspectos de la historia que tendrán que afrontar y pagar los responsables de la misma. La reconocida periodista Leticia Marinoni ha pedido invitar a periodistas de todo el mundo a realizar una investigación independiente sobre las acciones de Estados Unidos en Nicaragua y, más en general en América Latina, publicar los resultados en los medios internacionales, con el objetivo de de revocar sanciones ilegales.Tiene responsabilidad, aunque sea indirectamente, porque es en esta oposición sin más lógica pacífica que toda una comunidad está y permanece bajo control, atrapada.

Los miembros del Partido Comunista de México Arturo Robles y Marco Rodríguez coincidieron en que este tema debe ser discutido en Naciones Unidas y para una investigación es necesario iniciar un trámite de solicitud oficial, con el objetivo de obtener la anulación de la política de sanciones. . Independientemente de quién proponga la solicitud, la ONU SIEMPRE debe analizar cada situación y, en caso necesario, intervenir. Es comprensible que se pueda apoyar una fuerza política de oposición más cercana al propio punto de vista y es igualmente comprensible que esto lo haga tanto un ciudadano particular o un grupo de ciudadanos asociados, así como las instituciones de un estado. Pero, cualquiera que sea el actor, esto no puede degenerar en financiar disturbios y luchas armadas o instituir sanciones y bloqueos internacionales que dañan a las poblaciones. Esto no es admisible ni siquiera por un solo estado o por un grupo de estados aliados y partidistas. Si se trata de un régimen claro en detrimento de la población, el problema debe plantearse en el foro de Naciones Unidas o sus instituciones (Tribunal Internacional, etc.) que harán las investigaciones adecuadas, recogerán las pruebas de los hechos y tratarán de comprender la situación. punto de vista real de la población objetivo. En el caso de un régimen que atraviesa la población, la ONU decidirá, con la aprobación de una mayoría calificada de todas las naciones (y sin veto indebido de nadie), cómo actuar para restaurar el bienestar de la población en cuestión. y realizar su voluntad. SU voluntad, la voluntad de esa gente, no la de otros, nadie más. Para estar seguro de que el concepto es claro, intente imaginar qué pasaría si un estado conocido de naturaleza "occidental" y democrática, nos referimos, como ejemplo, a Suiza (disculpe a los suizos, pero es uno de los pocos países occidentales independientes de formas federadas o metafederales como la Unión Europea u otras) tiene la desgracia, para que una serie de hechos encadenados (al estilo de Weimar, o Revolución de Octubre, para entender), se encuentren bajo un régimen de carácter dictatorial, independientemente de color político, es decir, que oprime al pueblo y sus libertades, impide cualquier tipo de oposición y controla estrictamente los medios de comunicación... Está claro que los ciudadanos suizos, a través de las redes sociales (si todavía están activos), o, en el viejo Así, quienes puedan escapar por la montaña para cruzar la frontera donde no hay controles, denunciarían los hechos en su crudeza y se iniciaría una cadena de solidaridad internacional.

Que entonces grupos y asociaciones de ciudadanos, italianos, franceses, alemanes, austriacos, etc., intenten ayudar a la población suiza, incluso recaudando fondos para ese fin, es más que natural y humanamente tan comprensible como apreciable. Lo mismo ocurre si uno o más de los gobiernos y / o parlamentos de Europa o de cualquier otro rincón del mundo lo hicieran, subvencionando cualquier "resistencia" dentro del territorio suizo.

Lo mismo ocurre si la Unión Europea o los Estados Unidos de América o Rusia o China, o India, etc. actuaran, condenando públicamente este régimen. Pero lo más fundamental es que estos gobiernos, en nombre de sus respectivas poblaciones, planteen el caso ante la máxima autoridad internacional, la ONU, pidiendo su intervención para que tanto Suiza como su población vuelvan a una situación libre y democrática.

El otro lado del problema: la ONU

Con más razón, la Organización de las Naciones Unidas debe actuar y actuar únicamente con métodos DEMOCRÁTICOS y los privilegios de nadie no pueden interferir con su existencia y sus decisiones. Pero ya hemos mencionado este "problema" y la URGENCIA de involucrarse en un artículo anterior sobre la ONU. Porque es bastante obvio que la ONU que sirve a todo el planeta Tierra ya TODAS sus poblaciones es precisamente la que es capaz de obligar a los que se equivocan a no hacerlo y a remediarlo. En interés de todos. Finalmente, cabe destacar que la prohibición de cualquier injerencia en los asuntos internos de los Estados también se aplica a aquellas organizaciones o instituciones internacionales que son claramente "pilotadas" por Estados específicos y al servicio de sus lógicas geopolíticas. Con demasiada frecuencia, aquellos que casi siempre son la fuente de problemas actúan, de manera tan inteligente como hipócrita, a través de otros organismos, para hacer parecer que la responsabilidad es de otros. Es hora de que se detengan algunos juegos sucios y que quienes lo hagan paguen las consecuencias. Y, solo sin olvidar el caso que dio lugar a estas consideraciones, que nadie pretende no entender que lo que está pasando AHORA en Nicaragua concierne a TODOS, en todo el planeta Tierra. Porque son cosas que pueden pasar en cualquier lugar, incluso en las naciones más insospechadas.

El papel del periodismo

En un mundo civilizado, se espera que podamos contar con profesionales del mundo de la información, periodistas. En particular a los que están comprometidos, como misión éticamente impecable, en PERIODISMO INVESTIGADOR, metafóricamente los "perros guardianes" que ladran cuando aparece un peligro en nuestras vidas, pero más aún porque investigan y apuntan a la VERDAD. Los hechos de los últimos 20 años y con evidencia cada vez más desconcertante en los últimos 5 años, sin embargo, están denunciando que en lo que se denomina el "MAINSTREAM" (el principal flujo de información, el que influye y determina la gran mayoría de la opinión pública) el periodismo de investigación casi ha desaparecido. ¿Razones económicas? Los costes de investigación y las editoriales también sufren la crisis. ¿Razones políticas locales? Las investigaciones sólo molestan a quienes tienen algo que esconder y, teniendo el poder, político, silencia las fuentes inconvenientes. ¿Razones geopolíticas globales? ¿Podría ser una coincidencia que los editores que controlan más del 80% de la corriente principal mundial se hayan reducido, de los miles originales de editores locales, a solo 8 concentrados en los EE. UU. Y el Reino Unido? El caso es que casos como el de Nicaragua (¿pero queremos mencionar todos los demás alrededor del planeta de los que no sabemos casi nada o solo la versión "oficial" que deciden unos pocos jefes? Porque un artículo no es suficiente para el lista completa, ¡se necesita una enciclopedia!) en todo el mundo sabemos muy poco, o solo la versión que, mira un poco 'es la fotocopia perfecta de un comunicado de prensa de la Casa Blanca. ¿No sería de interés para todos reflexionar sobre ello? ¿A dónde han ido todos esos buenos profesionales que hasta hace poco tuvieron la coherencia y en ocasiones el coraje de investigar y decirnos la VERDAD? Sin embargo, cada vez hay más cosas que aclarar. Es precisamente el régimen impuesto y aún vigente en casi todo el planeta debido a una "pandemia" que ha motivado medidas MUY cuestionables (y la situación está empeorando dramáticamente) y en detrimento de las poblaciones, debería hacernos pensar.

Fuente: Http://www.agoramagazine.it/index.php?option=com_k2&view=item&id=43147:nicaragua-ubnaintervencion-mas-de-estados-unidos-en-la-politica-interna-de-america-latina-el-problematambien-es-la-onu--y-la-informacion&Itemid=731


Sobre esta noticia

Autor:
Montovero (1 noticias)
Visitas:
6234
Tipo:
Nota de prensa
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.