Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Belén A. escriba una noticia?

Neuromarketing y videos animados

19
- +
07/01/2021 19:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Aunque no lo creas, muchas de tus decisiones de compra tienen una explicación, y esto es gracias al neuromarketing

Desde hace tiempo, científicos y profesionales publicitarios han demostrado que nuestro cerebro responde más positivamente a ciertos estímulos sensoriales, lo que genera atracción a los productos que se ofrecen y permite concretar compras.

Cuando hablamos de neuromarketing, los videos animados juegan un papel central. Esta área de la publicidad no ha dejado de desarrollarse con el tiempo, generando excelentes resultados en muchas empresas. A continuación te hablamos más al respecto.

¿En qué consiste el neuromarketing?

Se puede decir que el neuromarketing es una disciplina que se encarga de estudiar la toma de decisiones durante el proceso de compra de los usuarios (ya sea antes o después de concretar dicha compra). Mediante este estudio del comportamiento de los consumidores, los profesionales buscan mejorar sus estrategias publicitarias con el fin de aumentar las ventas.

Mucha gente cree que el proceso de compra inicia cuando una persona está divagando y dudando con respecto a si adquirir o no el producto, y que dicho proceso termina cuando ya se ha concretado la compra. Sin embargo, la realidad es que el proceso de compra va mucho más allá, y de eso se encarga el neuromarketing.

Un anuncio atractivo que el usuario vio durante un viaje, un video animado en YouTube que captó su atención sobre un producto e incluso el haber probado el artículo puede iniciar el proceso de compra. Cada uno de estos elementos está diseñado utilizando estrategias de neuromarketing, buscando atraer la atención de los consumidores.

En este sentido, podemos decir que el neuromarketing también se encarga de investigar los mecanismos neuronales que se activan en el consumidor al momento de preferir un producto por encima de otro.

Conociendo los fundamentos científicos en este tipo de decisiones es posible determinar por qué una persona decidió comprarse un suéter morado luego de terminar su desayuno, en lugar de adquirirlo un par de días antes, cuando pasaba frente a la tienda.

El neuromarketing nos deja muy en claro que cualquier efecto que pueda tener una publicidad en el subconsciente de los usuarios puede repercutir considerablemente en su experiencia al comprar un producto. Así, cuidando de estos detalles, es posible mejorar las estrategias de marketing.

Un poco de historia sobre el neuromarketing

A pesar de que el término de "neuromarketing" ha crecido en popularidad durante los últimos años, la realidad es que no se trata de una disciplina moderna, sino que lleva años en desarrollo y en estudio constante.

Podemos decir que el origen del neuromarketing se remonta a disciplinas como neuropsicología, neurociencias cognitivas, neuroanatomía, neuroeconomía y neuroendicronología

Este término comenzó a emplearse por primera vez en el año 2002, siendo acuñado por el reconocido Premio Nobel Ale Smidts. Posteriormente, la palabra "neuromarketing" comenzó a ser utilizada con más frecuencia, refiriéndose a la investigación de los procesos cerebrales que ocurren en el subconsciente de los consumidores.

Fue así como se comenzaron a crear técnicas de neuroimagen y herramientas biométricas que ayudaran a los científicos a conocer más profundamente el papel que juegan las emociones en nuestra toma de decisiones.

Posteriormente, muchas empresas de renombre comenzaron a pedir la aplicación de estas técnicas en sus campañas de marketing. La primera de ellas fue Coca-Cola.

Así, los conocimientos adquiridos cada vez son más usados por diferentes marcas para mejorar sus estrategias y aumentar las ventas de sus productos y garantizar una mejor experiencia en los usuarios.

Principales tipos de neuromarketing

Sin lugar a dudas, vivimos en una sociedad donde abundan las marcas y anuncios publicitarios, por lo que ya no es suficiente con tener un buen producto para atraer a más usuarios y concretar ventas. Realmente, la satisfacción de los consumidores y garantizarles una buena experiencia juega un papel fundamental.

Con el fin de establecer una conexión positiva con cada consumidor, las empresas y marcas necesitan despertar emociones mediante las técnicas de Storytelling y Marketing emocional.

Con estas dos herramientas podemos hacer que los consumidores se sientan parte de la historia donde la marca juega un papel central. Y es aquí donde aparece el neuromarketing, la disciplina con la que se conocen las necesidades y deseos de los usuarios, de modo que la marca pueda ofrecer los productos y servicios de la manera adecuada.

En líneas generales podemos decir que existen tres tipos de neuromarketing, los cuales son:

  1. Neuromarketing auditivo

Tal y como su nombre lo indica, se basa en aquellos estímulos que son percibidos por los oídos de los consumidores.

Los videos animados son más eficientes a la hora de captar la atención de los usuarios

Para que tengas una idea general al respecto, se estima que el oído del ser humano puede diferenciar cerca de 30.000 frecuencias distintas. Sumado a esto, cabe destacar que algunas personas son más sensibles a ciertos sonidos que otras.

De esta manera, cuando se aplican estrategias de neuromarketing auditivo en una campaña publicitaria, se tiene cuidado de las frecuencias sonoras y la música que se utiliza (ya sea en los videos publicitarios o como ambientación en una tienda, por ejemplo).

Por ejemplo, muchos estudios han determinado que la música de los centros comerciales puede influir en la compra de productos. Es por eso que los sonidos más activos y que inciten el movimiento son los más usados en estos centros de compra.

No debemos olvidar que cada ser humano tiene una memoria auditiva, en la cual se guarda información relacionada con la música que nos gusta o los sonidos que hacen recordar a experiencias vividas. Si en el marketing se emplean sonidos que toquen esta parte, entonces definitivamente se pueden conseguir más ventas.

  1. Neuromarketing kinestético

Cuando hablamos de neuromarketing kinestético hacemos referencia a aquellas estrategias de marketing que estimulan los sentidos del tacto, el gusto y el olfato de los usuarios. A pesar de que es el tipo de neuromarketing que menos se utiliza, no por eso deja de ser importante.

Un ejemplo pueden ser aquellas demostraciones de productos en los que los consumidores pueden tocar, probar e incluso oler lo que la marca les ofrece.

  1. Neuromarketing visual

Tal y como lo indica su nombre, este tipo de neuromarketing se basa en la estimulación y percepción visual. Realmente, uno la vista es uno de los sentidos más importantes para percibir el mundo que nos rodea, jugando así un papel fundamental en la toma de decisiones de compra.

Científicamente se ha demostrado que los videos e imágenes son captados más rápidamente por nuestro cerebro, lo que aumenta la eficiencia del mensaje que la marca quiere transmitirles a los consumidores.

Videos animados como estrategia de neuromarketing

Habiendo hablado de los diferentes tipos de neuromarketing que existen, no cabe duda de que los videos animados sean fundamentales para el éxito en el neuromarketing visual, y es que ellos permiten captar la atención de los usuarios de una manera sorprendente.

Los colores y sonidos de este tipo de videos estimulan el cerebro y hacen que las personas sean más receptivas al mensaje que se está transmitiendo. Además, se crean emociones positivas como alegría, seguridad, ternura, etc., las cuales permiten formar un vínculo con los espectadores.

Utilizar videos animados tiene un amplio número de beneficios para tu negocio, ayudándote a conectar con tu audiencia e incrementando tus ventas. Con ellos puedes:

  1. Generar impacto

Está comprobado que la información que llega a nosotros a través de nuestra vista puede ser retenida y comprendida con mayor facilidad, generando un impacto significativo en el cerebro. Se estima que 6 de cada 10 personas prefieren ver videos animados explicativos en lugar de leer un folleto.

  1. Captar mejor la atención de los usuarios

Los videos animados son más eficientes a la hora de captar la atención de los usuarios, por lo que se puede transmitir mejor el mensaje (el cual, a su vez, será retenido fácilmente). En un par de minutos de videos animados se puede captar la atención del usuario suficiente como para transmitirle la información de 1 página de contenido escrito.

Igualmente, diversos estudios han revelado que el cerebro humano está diseñado especialmente para prestar una mayor atención a los movimientos. Así, con los videos animados no solo puedes captar la atención de tus potenciales clientes, sino también mantenerlos interesados hasta el final del video.

  1. Generar empatía y establecer una conexión

A través de gestos, humor y expresiones, los consumidores se sienten identificados con el contenido visual que están recibiendo, lo que permite establecer una conexión con la marca.

Conclusión

Crear vídeos animados es una excelente estrategia de neuromarketing, que sin duda mejorará la experiencia de los usuarios y te ayudará a incrementar tus ventas. No dudes en contratar a profesionales que te ayuden en esta tarea y comienza hoy mismo a disfrutar de los beneficios que te ofrece.


Sobre esta noticia

Autor:
Belén A. (1 noticias)
Visitas:
748
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.