Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ep-internacional escriba una noticia?

Netanyahu logra elogios limitados de EEUU y UE y el rechazo de palestinos y ultraortodoxos

15/06/2009 20:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El discurso pronunciado anoche por el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, sobre la creación de un Estado palestino "desmilitarizado" ha tenido una doble lectura en la comunidad internacional. Por una parte, tanto Estados Unidos como la Unión Europea consideran que supone "un paso adelante" en el proceso de paz, mientras que los palestinos, en particular Hamás, y los países árabes consideran que lo que Israel quiere es imponer su solución.

La UE, por ejemplo, defendió el discurso de Netanyahu porque, según dijo el Alto Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea, Javier Solana, es "bueno" que "todo el mundo ahora esté de acuerdo en que es la única solución posible" en referencia a la solución de los dos Estados, pero los dirigentes europeos discrepan en la valoración de los matices del planteamiento del primer ministro hebreo.

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, por ejemplo, restó importancia a la exigencia de que el futuro Estado palestino sea desmilitarizado. "Precisamente no es una cuestión que preocupe mucho a los palestinos. Lo importante es que puedan vivir en paz y seguridad, con la comunidad internacional garantizando la seguridad de todas las partes. Ésa es la mejor manera de crear esa esperanza de paz en Oriente Próximo", recalcó.

"El hecho de que pronunciara la palabra (Estado) es un pequeño primer paso", coincidió el ministro de Exteriores sueco, Carl Bildt. Sin embargo, se preguntó si los elementos que esbozó para aceptar un Estado palestino se equiparan a la definición de Estado, propiamente dicho.

El jefe de la diplomacia francesa, Bernard Kouchner, se alineó con sus colegas, pero matizó que "garantizar la paz significa ir más allá de eso, sin imponer condiciones previas a las negociaciones" y abogó por que ambas partes se sienten a negociar las cuestiones del estatus final de Jerusalén y de los refugiados. Así, demandó "la interrupción inmediata de la colonización y la reapertura de la frontera de Gaza".

Kouchner coincide en cierto modo con el análisis de personalidades como el ex presidente estadounidense Jimmy Carter, quien afirmó que Netanyahu plantea "obstáculos" a la paz como su insistencia en permitir la ampliación de los asentamientos o su demanda de que los palestinos reconozcan el carácter judío del Estado de Israel. Carter recordó desde Israel que el 20 por ciento de los ciudadanos israelíes no son judíos.

Sea como sea, quien se asegura llevar razón en este asunto es el presidente estadounidense, Barack Obama, quien afirmó que sigue quedando un "largo camino" para la paz. Obama repitió los elogios al "gran paso adelante" del Gobierno israelí.

Precisamente Netanyahu restó hoy importancia a las discrepancias evidentes con respeto a la postura de Obama en lo relativo a los asentamientos, cuya paralización ha solicitado Washington. Así, adelantó en una entrevista concedida a la cadena estadounidense NBC que ya está tratando la cuestión con el enviado especial del presidente estadounidense para Oriente Próximo, George Mitchell, con quien se entrevistará pronto en Europa.

Netanyahu defendió su idea del estado palestino desmilitarizado que reconozca el carácter intrínsecamente judío del Estado de Israel. "Los palestinos deben reconocer el Estado judío e Israel tiene derecho a esperar que este Estado vecino, un Estado palestino, sea un Estado desmilitarizado. Pienso que todo ello puede ser la base de un futuro acuerdo de paz", dijo.

CRÍTICAS PALESTINAS

Mientras, desde el otro lado, los palestinos arremeten sin pudor contra una propuesta que no satisface las reivindicaciones de históricas de los palestinos. "La comunidad internacional debería enfrentarse a esta política con la que Netanyahu quiere matar cualquier posibilidad de paz", afirmó uno de los miembros del Comité Ejecutivo de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Yasir Abed Rabbo.

Mucho más contundente ha sido Hamás, que considera que el discurso de Netanyahu refleja su "racismo" porque "niega a los palestinos cualquier derecho sobre su tierra".

El rechazo a la propuesta de Netanyahu también ha sido prácticamente unánime entre los países árabes. Gobiernos tan distintos como el egipcio, en paz desde hace décadas con Israel, y Siria, que aún reclama los Altos del Golán a los hebreos, ni siquiera reconocieron cesión alguna. Para el presidente egipcio, Hosni Mubarak, "la petición de reconocer Israel como Estado judío complica las cosas más y desbarata las opciones de paz". "Nadie apoyará esta petición ni en Egipto ni en ninguna otra parte", afirmó Mubarak, citado por la agencia de noticias egipcia MENA.

Siria, por su parte, denuncia las similitudes entre el Estado palestino propuesto por Netanyahu y los cantones del régimen secesionistas del Apartheid sudafricano. "Hablan de 'territorio bajo control palestino' que pueden invadir en cualquier momento, ya que no habría ejército (...). La palabra 'Estado' es un término banal desprovisto de todo significado político o legal", denuncia en un editorial el diario estatal 'Tishreen'.

"TRAICIÓN" DE NETANYAHU AL SIONISMO

"Netanyahu ha perdido el liderazgo de los nacionalistas al cruzar los límites de sus promesas electorales (...). Al decir 'un estado palestino desmilitarizado', Netanyahu intenta comerse un cerdo que no es kosher. No hay nada parecido a un estado palestino", apostilla el diputado Arye Eldad, de la ultranacionalista Unión Nacional. Este sentimiento lo comparten todos los partidos derechistas israelíes, base de la coalición de Gobierno que lidera Netanyahu.

Pero la cuestión del estado palestino es sólo una de las que preocupa a los ultraortodoxos, que dan también especial protagonismo a los asentamientos en Cisjordania y su ampliación. Así, organizaciones como el Consejo Yesha, una organización sionista, anunció hoy la construcción de decenas de nuevos asentamientos en respuesta al discurso.

"Esta es la respuesta sionista apropiada al discurso de Netanyahu y de Obama. El objetivo es construir nuevos asentamientos y ampliar los existentes", anunció el grupo.

Así pues, el tiempo parece haber dado la razón al Kadima de Tzipi Livni y sus propuestas para la resolución del conflicto palestino-israelí. La propia Livni calificó la postura de Netanyahu de "paso en la dirección correcta", un análisis compartido por el Partido Laborista de Ehud Barak, ministro de Defensa de Netanyahu. Barak cree que esta propuesta permitirá dos años de "intensivos avances hacia un acuerdo político".

El punto de inflexión dentro del panorama político israelí parece estar en el propio Likud de Netanyahu, donde no faltan las voces críticas contra el discurso del primer ministro. "Por desgracia el primer ministro ha sucumbido a la presión de Obama. Los ciudadanos israelíes no son las cobayas del presidente americano. Ya han sido asesinados bastantes ciudadanos israelíes por nuestras concesiones unilaterales", lamentó el diputado del Likud Danny Danon.

Hoy mismo Netanyahu defendió su decisión en una reunión con altos cargos del Likud. "Hay unas circunstancias internacionales novedosas que me obligaron, como primer ministro, a tomar la decisión", declaró en una reunión de ministros y diputados de su partido. "Esta es la política que he elegido", sentenció.

En general, el resultado ha sido un apoyo explícito pero cauto al primer ministro. "Tengo reservas sobre ciertos aspectos del discurso, pero el primer ministro realizó algunas afirmaciones importantes sobre las causas del conflicto", afirmó el ministro sin cartera del Likud Benny Begin.


Sobre esta noticia

Autor:
Ep-internacional (92541 noticias)
Visitas:
1735
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.