Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Antonio Gonzalez Ordoñez escriba una noticia?

La necesaria organización revolucionaria para la defensa del proyecto bolivariano

10/11/2010 16:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En venezuela se libra una batalla entre dos conceptos de sociedad, por un lado el capitalismo con todas sus armas trata de aniquilar el socialismo bolivariano, para enfretar ese desafio se debe contar con una organizacion revolucionaria comprometida

Se puede decir que la revolución Venezolana es el resultado de la crisis estructural del capitalismo a escala global, así como también de las contradicciones sociales, económicas y ético-políticas desarrolladas en el país en los últimos 100 años, lo que se denomino la cuarta republica. Es un proceso político de participación popular de profundas raíces sociales e históricas, que se han mantenido en la conciencia colectiva a través del tiempo. Y que quedo plasmado en el proyecto país, la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela la cual plantea; la reivindicación de la identidad venezolana (historia-cultura-soberanía.), las pretensiones fundamentales del pueblo venezolano, la distribución equitativa del patrimonio nacional colectivo, el desarrollo de políticas: económicas, internacionales y de defensa de la soberanía, independiente solidaria e igualitaria entre otros aspectos.

Desde el mismo momento que asumió el gobierno el Presidente Hugo Chávez la Revolución Bolivariana ha sido víctima de innumerables agresiones en su mayoría perpetradas por el imperialismo norteamericano, en todas las formas existentes. Política seguida por el pentágono como respuesta a la acción del gobierno bolivariano que favorece a las grandes mayorías del pueblo venezolano y a la vez atenta contra los intereses del capital trasnacional y de la oligarquía criolla.

Ante la realidad descrita es preciso hacer un llamado de atención a los militantes y simpatizantes del movimiento bolivariano, pues el partido es el instrumento para informar y organizar el pueblo y poder hacer frente a la guerra Ideológica (denominada de IV generación) A través de la industria cultural (mass-media, redes electrónicas-informáticas, intelectuales orgánicos al servicio del capital, religiones, sistema educativo), que difunden de manera permanente matrices de opinión orientadas a tergiversar-manipular la población en Venezuela como en el resto del mundo. Dicha guerra también está articulada la Guerra Económica la cual mediante diversos mecanismos se adelanta contra la economía venezolana entre otras; fuga de divisas, saboteo y paro productivo intencionado, acaparamiento, especulación, contrabando de extracción. También está a la orden del día la Infiltración los agentes del imperialismo y la derecha venezolana que han infiltrado importantes sectores de las organizaciones políticas revolucionarias, así como instancias fundamentales del Gobierno Bolivariano y del Poder Popular.

Para ejecutar el reto planteado hace falta una organización revolucionaria con militancia comprometida.

En relación con el tema de la militancia y el compromiso político nos parece pertinente la valoración que hace el Presidente del Uruguay Pepe Mujica veterano dirigente revolucionario. “Los militantes no somos “superhombres” que no se equivocan. No cargamos con una cruz de sacrificios, no somos corajudos ni abnegados voluntaristas.

Más sobre

Somos seres comunes y corrientes que no renunciamos a las “caricias hermosas de la vida”, que sentimos alegría con un vino, con una buena comida, con un abrazo, con un concierto, con una exposición, con una buena película, con un puñado de amigos, que “no le decimos no cuando el amor te hace una guiñada en una esquina de la vida”. Somos como cualquiera pero reservamos un pedazo de la existencia, del alma, para construir sueños colectivos. Los militantes tratamos de transformar en fuerza colectiva de las masas lo que sólo es potencial gigantesco. Esta transformación requiere de organización, compromiso, disciplina, de disfrute y pasión, con y por, la actividad política, pues “el progreso de la condición humana requiere que exista gente que se sienta feliz en gastar su vida al servicio del ‘progreso’ humano” (Revista Viento Sur).

Esa es la orientación que nos debería señalar la praxis política, por el contrario deja mucho que desear una organización como el PSUV que ya comienza a desviarse hacia una estructura que repite los viejos vicios del mismo “sistema” que aspira destruir(hasta estatutarios) que crean dificultades a la confrontación libre de opiniones, donde la lucha interna se está expresando a través de zancadillas, corrillos, pactos entre grupos y manejos oscuros. Estructuras así terminan por producir militantes mediocres, condicionados, cuyo valor y espíritu crítico quedan anulados convirtiéndose en repetidores de clichés seudo revolucionarios, originando un desplazamiento de las masas hacia otras opciones.

Sin vanguardia política que movilice a la población no habrá defensa efectiva del proceso revolucionario, es necesario avanzar y consolidar instancias para la formación política de la militancia y la ciudadanía en general. El trabajo y el accionar como revolucionarios en todos los espacios e instancias deben orientarse a contrarrestar la arremetida del capitalismo.

En definitiva, se debe poner el empeño en construir una verdadera organización política revolucionaria para avanzar en la auto-organización social. La militancia profunda es la clave para que perdure el proyecto revolucionario, ese es uno de los puntos focales del debate político actual.

Ordonez47@hotmail.com


Sobre esta noticia

Autor:
Antonio Gonzalez Ordoñez (38 noticias)
Visitas:
1999
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.