Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Portalgameover escriba una noticia?

NBA Jam. Análisis.

29/04/2011 08:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

NBA Jam / Electronic Arts / PS3 - Xbox360 - Wii

Era 1993 y los recreativos, segundo habitat natural del friki que les escribe, estaban invadidos por los juegos de lucha. Ahí estaban todos, con sus correspondientes legiones de seguidores… Mortal Kombat, Virtua Fighter, la última y enesima reaparición de Street Fighter II; apenas había sitio para otra cosa. Hasta la máquina del Metal Slug empezaba a pasar desapercibida entre tanto amante de las leches digitalizadas.

Y entonces, el milagro: de pronto aparece una nueva recreativa con todos los honores, que no es un juego de lucha y que encima sorprende por su diversión y frescura.

Esa mítica máquina era NBA Jam, obra de la división recreativa de Midway, que reflejaba una visión muy particular del mundo del baloncesto… Equipos oficiales de la NBA, en un momento en que el Dream Team olímpico aún estaba grabado a fuego en nuestras retinas, estilo predominantemente arcade en detrimento de la simulación, jugadores retratados de forma algo cabezona e incluso unos más que particulares comentaristas. Desde entonces, no puedo evitar gritar "Boom Shakalaka!" cada vez que veo un mate por televisión.

NBA Jam era un juego diferente; rápido, dinámico, espectacular. Reflejaba el baloncesto como lo imaginábamos en nuestras más húmedas fantasías.

Encandiló a todo ese sector del recreativo al que los juegos de lucha no le interesaban demasiado y su éxito propició, naturalmente, adaptaciones a consola… Adaptaciones realizadas de la mano de Iguana Entertainment, los que años más tarde se convertirían en Retro Studios: los responsables de Metroid Prime y Donkey Kong Returns.

Toda consola tuvo su propia versión de NBA Jam y más de una secuela puntual, pero la llegada de los nuevos sistemas y ese enfermiza obsesión por el 3D mal llevado, por no hablar de que el baloncesto perdió esa fama de principios de los noventa, todo ello consiguió que la franquicia cayera en el olvido.

image

NBA Jam ayer...

Veinte años más tarde, pese a que hubo por el camino un intento fallido de reflote por parte de Acclaim, Electronic Arts rescata la franquicia y como otros tantos que han seguido su camino, promete dejarse de historias y recuperar la esencia jugable del original aprovechando las mejoras gráficas de este par de décadas.

Vamos, un poco el rollo que ha propiciado Capcom con su Street Fighter IV, y que insisto, ya están siguiendo otros con tan buenos resultados como los responsables del nuevo Mortal Kombat, Sonic 4, etc etc…

Pero veinte años son muchos años y más para un juego tan sencillo y arcade. ¿Puede reflotarse realmente una franquicia así?

Dificil, muy dificil pregunta y de casi imposible respuesta… Especialmente en este caso pues lo de retomar tal cual las raices del original no lo dijeron porque sí. El nuevo NBA Jam rescata, tal cual, la jugabilidad y estilo de los clásicos.

Tanto, que yo no lo tildaría de nueva entrega sino directamente de remake del original.

image

...NBA Jam hoy.

El juego es identicamente dinámico, identicamente divertido e identicamente resultón. Uno tiene la sensación de volver a estar frente al televisor de tubo jugando a la Super Nintendo, pero con las diferencias gráficas y sonoras evidentes que han propiciado veinte años de evolución técnica.

No han añadido nada ni han quitado nada, salvo si contamos, naturalmente, las partidas online.

NBA Jam lo recupera todo… Su música, sus comentaristas y sus míticas frases, sus técnicas, su espectacularidad.

Es una versión tal cual, actualizada en apartados técnicos (y también del roster de jugadores) del juego de 1993.

Sabido todo esto es cuando te planteas el debate interno. ¿Vale entonces la pena NBA Jam?

Por una parte es fantástico que retomen un juego mítico tal cual y lo remozen acorde a los tiempos modernos, una franquicia que sinceramente jamás debería haber desaparecido.

Pero por otra, a diferencia de algunos ejemplos similares que he mencionado antes, NBA Jam lo rescata todo y no aportada nada, absolutamente nada de nada nuevo.

Dejando a un lado temas online y mejoras gráficas, la sustancia, la chicha del juego, es tal cual la misma, la misma que hizo grande al original.

¿Qué quiero decir? Es evidente que todo esto que digo no tiene porque ser a la fuerza malo; si hay que rescatar un clásico y hay que ceñirse al original para recuperar su gloria, NBA Jam lo cumple con creces.

Pero entonces, como ya he mencionado, el juego no es un nuevo título de la saga, es un remake del original en alta definición… Y eso es, ni más ni menos lo que es este título pese a que digan lo contrario; porque no nos lo han vendido como tal.

image

El nuevo estilo gráfico es una mezcla entre cutre y resultón que me tiene fascinado.

Eso no esta bien. Porque NBA Jam no es un título que meter en un disco y venderlo en las tiendas. Y es que por mucho que lo hayan sacado al mercado a precio rebajado, un remake en alta definición no vale, ni valdrá nunca los 40 euros que pretenden cobrar por él.

Es como si hubieran cogido el reciente remake de Monkey Island 2 y lo estuvieran vendiendo a precios de risa en las tiendas en vez de a un precio reducido por Steam; ¿verdad que sería rídiculo? Pues en este caso no deja de serlo menos.

NBA Jam es carne de Xbox Arcade, de PlayStation Network o de la tienda Wii y a un módico precio. No así. En esos catálogos virtuales NBA Jam podría brillar con fuerza propia pero en la estanteria de una tienda no.

Y más conociendo su historia original, pues hemos sabido más tarde que el juego iba a ser un regalo a los compradores del cancelado NBA Elite 11.

Al lumbrera que decidió, ante semejante situación, coger ese título y venderlo en las tiendas, es para darle collejas con la mano abierta y no parar.

image

He's on Fire!!

Pero claro, no puedo criticar un título por la nefasta toma de decisiones de sus responsables de ventas y marketing.

No es justo para sus desarrolladores que, sinceramente, han recuperado un título que es gloria bendita jugar. Y eso hay que reconocerlo con todas las mayusculas.

NBA Jam es como el original; divertido a rabiar. Y además técnicamente muy resultón… Me encanta ver a ese Gasol cabezón poniendo su cara de pan habitual al entrar a canasta.

Es ideal para un par de partidas rápidas después de un agotador día de trabajo o para echar unos piques con algún colega a través del online.

Cuesta volver a hacerse con su control, y más con estos mandos tan complicados de hoy día, pero no se puede negar que sus desarrolladores han conseguido su proposito, y eso es innegable.

image

¡Esa furia española!

NBA Jam tiene ese gran problema, unos responsables de venderlo que la han cagado hasta el fondo. Han pretendido vender como novedad un título carne de tienda virtual. Y el público no es tonto… Con razón ya he visto unos cuantos discos de este título criando polvo en las estanterias.

Pero insisto, mi filosofia es siempre quedarme con el trabajo del autentico creador a la hora de poner una nota. Y es evidente, visto lo escrito, que NBA Jam es un juegazo muy divertido y entretenido.

Si disfrutasteis tanto como un servidor del original, y conseguis encontrarlo a un precio más acorde a lo que se merece, no lo dudeis. Toda excusa es buena con tal de poder volver a gritar "He's on Fire!"

Puntuacion: Recomendable.


Sobre esta noticia

Autor:
Portalgameover (443 noticias)
Fuente:
portalgameover.com
Visitas:
127
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.