Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Zeptem escriba una noticia?

La Nascar en tiempos revueltos

06/11/2010 10:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se dice que después de una tormenta llega la calma pero con la crisis mundial que se está viviendo, parece que ésta se hace de rogar.Y.por supuesto, la Nascar no se escapa a esta situación financiera y sensación de incertidumbre de cómo será su futuro.

Nascar, al igual que otras competiciones, no se escapa a los problemas económicos y debe estar muy atenta a cómo su gobierno intentará resolverla, ya que no es sólo cuestión de buscar un sponsor sino más bien si éste quiere invertir su dinero.Pero muchas empresas con miles de millones, de momento no se plantean acercarse a este deporte, esperando más bien qué ocurrirá con la nueva regulación federal, los cambios fiscales o los impactos de la reforma sanitaria.

Si esta semana Ben Bernake, presidente de la Reserva Federal de EEUU, anunciara una nueva inyección de 600mil millones de dólares para estimular la economía estadounidense, prometiendo mantener las tasas de interés excepcionalmente bajas y así la gente empezar a consumir y las empresas a invertir, no todos están de acuerdo con este plan ya que podría haber una devaluación del dólar y la situación se complicaría aún más ya que ni el consumo aumentaría, las empresas no contratarían, lo que no sería de gran ayuda para rebajar el desempleo, ni invertirían, dado el riesgo que correría su dinero.

Como bien dijo David Carter, director ejecutivo del Instituto de Deportes de Negocios de la Universidad del Sur de California, la Nascar es un microcosmos donde se refleja lo que está sucediendo en el marketing del deporte y lo que está sucediendo en el marketing deportivo es un microcosmos del gasto total en la comercialización.

Los patrocinadores son cada vez más reacios a poner dinero y si lo hacen su inversión es cada vez menor.Muchos equipos tienen cada vez más problemas para conseguir la totalidad del dinero de pocos sponsors para competir y la búsqueda de los mismos se hace complicada.Vamos, que si antes entre uno, dos o tres se obtenían 100 millones, ahora deben hacerlo entre cinco o seis.

Brett Food, vicepresidente ejecutivo de Stewart-Haas Racing, utiliza la televisión como una guía para ayudarle a determinar qué empresas e industrias podrían ser futuros candidatos.Sin olvidar los anuncios en la prensa como Sport Illustrated o New York Times, en busca de esos pequeños inversores que tanta importancia tienen para completar el dinero necesario.

De hecho nuevos conseguir nuevos y buenos inversores es lo más importante en estos momentos, ya que conseguir sponsors eventuales, para algunas carreras no son de despreciar pero no resuelven el resto de carreras por disputar.Algo que ha marcado un cambio muy interesante es la aparición de la fundación AARP como nuevo sponsor de Jeff Gordon y cuyo lema es"Correr por el hambre".Aunque parezca una tontería los sponsors también se rigen por su otra competencia y hay épocas de éstos y aquellos.

Hay competidores de minoristas como LOWE'S y HOME DEPOT, compañías de bebidas como BUDWEISER y MILLER, cereales como KELLOG'S y CHEERIOS, pero todos se han involucrado en la Nascar para competir con la competencia.Y otra cosa que está pasando es de los que ya están, simplemente se cambian de coche.Es el caso de Mobil1, que se pasa al #14 de Stewart o Budweiser que deja el #9 del equipo de Richard Petty para volver el año que viene con Harvick del RCR, ya que Pennzoil patrocinará a Kurt Busch del equipo Penske con el #22 el año que viene.

El hecho de que Jeff Gordon sea patrocinado en 22 carreras por AARP, cuyo contrato es por tres años, no significa que deben buscar otro para las 14 restantes ya que DuPont desaparece, sólo puede significar un nuevo tipo de sponsor que logre que esta competición siga adelante.

Pero claro, poner el ejemplo de Jeff Gordon no es el más adecuado, según lo veo yo.Estamos hablando de un piloto de Hendrick Motorsports.¿Quién no quisiera patrocinar a uno de sus pilotos?

No es lo mismo en el caso de Richard Petty.Y es que a perro flaco todo son pulgas en su caso.A este piloto, siete veces campeón de la Nascar un buen día George Gillet, empresario y visionario de buenos negocios, le convenció de que el equipo que había comprado de Ray Evernham bien podría ser el suyo.Le prometió dinero y lo puso como co-propietario con un porcentaje ínfimo, ya que supongo que querría ser dueño de cuanto beneficio hubiese.Richard Petty, por tanto, un simple obrero que se encargaría de lo más difícil como intentar mantener a sus coches y pilotos en pista y rezando que no pasara nada.

Todo parecía muy fácil, Gillett, propietario de los Canadiens de hockey y del Liverpool F.C., Petty lo veía todo fácil.Pero, el año pasado hubo un acuerdo con Yates Racing, debido a que ya el dinero no cuadraba, y hubo que cambiar de Dodge a Ford, algo que parecía iba a cambiar en el ambiente del equipo.Pero no.Hubo un piloto que se rebeló con ese cambio que fue Kahne, que ya anunciara su retiro a finales del 2010, aunque se produjo antes de lo esperado.Este simple hecho hizo que hace poco Budweiser, que ya pensaba en abandonar el equipo el año que viene para irse con Harvick, anunciara que no daría su último pagamiento al equipo por el despido de Kahne.Teniendo en cuenta, a pesar de todo que la venta del equipo de Canadians de Montreal NHL le dió ciertos beneficios a Gillett, la venta de Liverpool, fue un desastre sin conseguir beneficio alguno, lo que propició aún más este mal ambiente económico que está viviendo este equipo.

Es más, Menard tampoco estará en 2011, ya que se irá a RCR con el coche #27.Así que Petty se verá con sólo dos coches, #9 pilotado por Ambrose, el único con sponsor fijo de Stanley Tools, y el #43 de Allmendinger, con cuyo sponsor Best Buy, aún están negociando, aunque no llegará a poner la cantidad de 20 ó 25 millones necesarios, ya que es de 6 millones anual.

Debo añadir que si Richard Petty Racing se ha visto en esta situación, es gracias al gran George Gillett.En mi opinión ha usado equipos de la Nascar en su propio beneficio y no le ha sacado ninguna rentabilidad por su falta de conocimiento de esta competición.De hecho a Evernham aún le debe 20 millones y a Roush Fenway, quién era que le suministraba los motores Ford otro millón de dólares.Y es que no es de extrañar que Ford intente buscar nuevos socios como EGR para sus motores después de este desastre que también afecta a Roush Fenway, más de lo que se piensa.Aquí nada está separado, todo está conectado.

Que hay equipos fuertes y donde los sponsors se pelean, aún a pesar de la crisis, eso nadie lo discute, pero aquí no participan cuatro y desde luego la economía del país tiene mucha importancia.

Cuando veamos una carrera de Nascar y oigamos rumores de falta de dinero de un equipo, pensemos en esta situación económica que se está atrevando y no como hacen muchos que piensan que aunque el equipo ya no esté el dueño estará cargado de millones.Es posible como en el caso de Gillett, pero no en el de Petty, Andy Petree o Bud Moore, que vieron como sus sueños de estar entre los más grandes se esfumaron porque no tenían sponsors ni dinero para continuar por lo que tanto habían luchado en esta vida.

Y es que la Nascar no sólo son los grandes equipos, también los más pequeños, con sus grandes pilotos.Pero es difícil competir en estos tiempos tan revueltos económicamente hablando.

© Imágenes ?

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Zeptem (399 noticias)
Fuente:
zeptem.com
Visitas:
2947
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.